Connect with us

Estados Unidos

Desigualdad de género requiere frenarse en el mundo

El aumento de la población en el mundo profundiza la desigualdad de género y requiere atención con urgencia, según estudio

Published

on

Del perfil de FB de Shara Martínez Vara

Por Zoha Arshad

WASHINGTON, DC (IPS) .- El mundo tiene actualmente unos 7.000 millones de habitantes, y para 2050 serán 9.000 millones. Este aumento también multiplicará las desigualdades que operan contra las mujeres.

En su libro “State of the World 2012: Moving Toward Sustainable Prosperity” (La situación del mundo 2012: Avanzando hacia una prosperidad sostenible), el presidente del Worldwatch Institute, Robert Engelman, plantea nueve estrategias que, sostiene, frenarán de modo efectivo la expansión demográfica, porque hasta ahora todo apunta a un fracaso de las políticas de género para combatir la desigualdad.

Las políticas de Engelman exigen una enorme reestructura de programas políticos y sociales, especialmente dirigidos a las mujeres. El acceso universal a métodos anticonceptivos, educación secundaria para todas las mujeres, erradicación de la tendencia de género que limita las oportunidades económicas y el crecimiento de las mujeres, así como impuestos más altos, son algunas de las estrategias de Engelman para cortar de raíz el auge de la natalidad.

“Hay un vínculo definitivo entre el aumento de la población, los niveles de pobreza y la desigualdad de las mujeres. Si todas ellas pudieran ejercer su derecho a elegir y solo tuvieran hijos cuando quisieran, el ritmo de crecimiento demográfico se estabilizaría”, afirmó.

“Actualmente hay entre 75 millones y 80 millones de nacimientos cada año”, añadió Engelman. Según este experto, al apartar a las mujeres de la educación y de la esfera pública, el mundo no solo tendrá una población creciente en sus manos, sino también una que no tendrá los recursos necesarios para alimentar, vestir y educar a las futuras generaciones.

El aumento astronómico que se pronostica es inquietante por más de un motivo. El Banco Mundial indica que 1.290 millones de personas viven con menos de 1,25 dólares al día, una de cada siete pasa hambre a diario y 60 por ciento de las que viven en la indigencia en el mundo son mujeres.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) estima que 22.000 niños y niñas mueren cada día por causas vinculadas a la pobreza. Aunque el Banco Mundial ha reportado avances desde los años 80, todavía puede no ser suficiente para contrarrestar el aumento de la población y los problemas que conllevará.

Martin Ravallion, director del equipo de investigaciones del Banco Mundial, lo planteó de este modo: “El mundo en desarrollo en su totalidad ha logrado avances considerables en el combate a la pobreza extrema, pero muchos de los que cruzaron la línea aún siguen en realidad en la misma situación”.

“Esta concentración justo por encima de la línea de la pobreza extrema indica la vulnerabilidad que enfrentan muchísimos pobres en el mundo”, apuntó. “Y con el actual ritmo de avance, alrededor de 1.000 millones de personas todavía vivirán en la pobreza extrema en 2015”, dijo Ravallion.

Las ideas de Engelman sobre los métodos anticonceptivos y la educación universal pueden verse como nada sencillas de lograr, pero sin ellas, sostiene, simplemente no será posible un cambio.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) y el Banco Mundial han enfatizado durante décadas la importancia de la educación, especialmente en materia de planificación familiar y de formación sexual para las mujeres. Sin embargo, también hay que tomar en cuenta aspectos culturales y religiosos, según él. Derribar estructuras no es algo que pueda hacerse de modo instantáneo.

Más de 75 por ciento de los pobres del mundo practican la agricultura de subsistencia. Cuantas más manos tengan para labrar las tierras, mejor. En países como India, Pakistán y Bangladesh, tener hijos varones es motivo de orgullo y honor. En algunos casos, no es fácil acceder a métodos anticonceptivos en las áreas rurales.

Engelman se apresura a destacar que la desigualdad que padecen las mujeres no se restringe a los países en desarrollo. Las inequidades económicas y sociales existen en todas partes, incluido Estados Unidos, donde ellas todavía ganan 82,2 por ciento de lo que ganan los hombres.

Según el Departamento de Trabajo de Estados Unidos, los ingresos semanales promedio de las mujeres fueron de 697 dólares, en comparación con 848 dólares para los hombres en el primer trimestre de 2012. “Iguales derechos en la esfera pública y privada les conferirán a las mujeres el derecho de hacer sus propias elecciones. El acceso a anticonceptivos y la educación sin duda enlentecerán el crecimiento demográfico, y causarán una reducción en los niveles de pobreza”, dijo Engelman.

En ocasión del Día Mundial de la Población, celebrado el miércoles 11 de este mes, la secretaria de Estado (canciller) de Estados Unidos, Hillary Rodham Clinton, divulgó un comunicado en el que enfatizó la importancia de los derechos reproductivos para las mujeres.

“Demasiado a menudo, en demasiados lugares, estos derechos son negados. Millones de mujeres y jóvenes en los países en desarrollo no tienen acceso a la información para planear su familia. Esto no solo es una violación de su derecho a decidir el número, el momento y el espaciamiento entre sus hijos; también es una cuestión de equidad, dado que las mujeres de todas partes deberían tener la misma capacidad para determinar esta parte fundamental de sus vidas”, señaló.

“Los programas de planificación familiar voluntaria representan más que apenas una inversión en salud y derechos humanos”, reza el comunicado. “La planificación familiar es una de las más exitosas intervenciones en materia de desarrollo, y una de las inversiones más fuertes y redituables que hay disponibles. Reduce la pobreza y permite que los gobiernos inviertan en infraestructura, educación y atención a la salud”, agrega.

La Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional aportó unos 640 millones de dólares, a usarse en planificación familiar. Estados Unidos también concedió 35 millones de dólares al Fondo de Población de las Naciones Unidas (Unfpa).

Mientras el aborto y cuestiones relativas a la anticoncepción pasan a un primer plano con vistas a las inminentes elecciones estadounidenses, todavía está por decidirse el futuro de la posibilidad de elegir.

Estados Unidos

Gobernador de Texas denuncia incumplimiento en pago de agua por parte de México

Reclama Texas incumplimiento en pago de agua

Published

on

Por Federico Martínez Vargas/La Opción de Chihuahua

Chihuahua.- El gobernador de Texas, Greg Abbott, envió una carta al secretario de Estado estadounidense Michael R. Pompeo, en denuncia de la falta del pago de agua por parte del gobierno de México.

De acuerdo al documento, México no ha cumplido con entregar las aguas internacionales del Tratado del Río Bravo que se adeudan desde el quinquenio anterior.

En la carta, con fecha del 15 de septiembre, se hizo mención de que si no se entrega el agua acordada, los productores Del Valle del Río bravo, verán afectados sus cultivos.

Otro de los señalamientos que hace el mandatario texano, es que es imperativo que México cumpla con el tratado de 1944, ya que desde el quinquenio anterior se ha negado a hacerlo.

Continue Reading

Con voz propia

Ante la pandemia, Trump busca votos, no cura

El oportunismo de un mal gobierno

Published

on

Amy Goodman y Denis Moynihan

La humanidad se enfrenta a la peor pandemia en un siglo y se ve obligada a participar en una carrera colectiva sin precedentes por encontrar una cura. Bajo la articulación de la Organización Mundial de la Salud, el desarrollo de vacunas avanza sustentado en una vasta colaboración global. Sin embargo, Estados Unidos está notablemente ausente. En este país, el presidente Donald Trump tiene la intención de lanzar una vacuna antes de las elecciones presidenciales de noviembre, colocando su ansia de poder por encima de las urgentes demandas de la salud pública. Millones de estadounidenses podrían resultar perjudicados si Trump fuerza el lanzamiento de una vacuna antes de que se demuestre que es segura y eficaz.

El contagio del coronavirus afecta de manera desproporcionada a las comunidades afroestadounidenses, latinas e indígenas, exponiendo las desigualdades de larga data y el racismo sistémico en el sistema de salud del país. A pesar de esto, las comunidades de color en Estados Unidos han estado subrepresentadas en los ensayos clínicos de posibles vacunas contra la COVID-19.

Siglos de trato abusivo a manos de investigadores médicos han dejado a las personas de color, con razón, escépticas respecto al proceso experimental. Todo el mundo quiere una cura para la COVID-19 y volver de a poco a la vida tal como la conocíamos. Pero el camino a seguir debe ser inclusivo, ético e inequívocamente libre del racismo y la violencia política de Donald Trump.

El abuso más notorio hacia los afroestadounidenses a manos del sistema médico fue el llamado “Experimento Tuskegee sobre sífilis”. En 1932, el Servicio de Salud Pública de Estados Unidos reclutó a cuatrocientos hombres afroestadounidenses con sífilis para estudiar cómo era la progresión de la enfermedad cuando se dejaba sin tratamiento. Los sujetos reclutados recibieron placebos sin utilidad para tratar la enfermedad y fueron analizados durante décadas a medida que empeoraban sus síntomas, a pesar de que la penicilina fue identificada como un tratamiento confiable en 1945. La sífilis puede causar desfiguración, demencia, ceguera, dolor crónico extremo y la muerte. Las reiteradas preocupaciones esgrimidas en relación con el nada ético estudio fueron ignoradas, hasta que cuarenta años después de su inicio, en 1972, un investigador médico filtró detalles del experimento a la prensa y se logró finalmente su clausura.

En una entrevista para Democracy Now!, Harriet Washington, autora del libro Medical Apartheid: The Dark History of Medical Experimentation on Black Americans from Colonial Times to the Present (Apartheid médico: la oscura historia de la experimentación con negros estadounidenses de la época de la colonia al presente), expresó: “Es importante entender que había una actitud científica sesgada, a la que podemos llamar ‘racismo científico’. Esta [teoría] postulaba que los negros eran muy, muy diferentes a los blancos, médica y biológicamente. Esto brindó un fundamento no solo para la institución de la esclavitud (la esclavitud probablemente no podría haber persistido sin esta base médica), sino también para el uso de personas negras en la investigación”.

Harriet Washington describe en el libro el experimento de Tuskegee y sus antecedentes históricos; cómo los afroestadounidenses esclavizados, mientras soportaban trabajos forzados, violencia, desnutrición y agotamiento, también fueron sometidos a experimentación médica. Las mujeres esclavizadas sufrieron dolorosos experimentos ginecológicos a manos del Dr. J. Marion Sims, considerado el “padre de la ginecología”. La ciudad de Nueva York finalmente retiró una estatua de Sims del Central Park en 2018. Tras la emancipación, los afroestadounidenses siguieron viéndose obligados a ser parte de estudios médicos, a menudo siendo forzados a participar mientras estaban encarcelados.

La desconfianza hacia las investigaciones médicas creció en la comunidad afroestadounidense después de que se revelara que una línea celular utilizada durante décadas en todo el mundo para la investigación, las llamadas células HeLa, en realidad se tomaron de una paciente afroestadounidense con cáncer llamada Henrietta Lacks, sin conocimiento de ella ni de su familia.

Los afroestadounidenses tienen al menos 2,4 veces más probabilidades que los blancos de morir por COVID-19 y representan al menos el 21% de las muertes por COVID en Estados Unidos. Sin embargo, constituyen solamente el 13% de la población estadounidense, según un estudio de la organización The Covid Tracking Project. Latinos, indígenas estadounidenses e indígenas de Alaska tienen 1,5 veces más probabilidades de morir a causa de la enfermedad que los blancos. En una edición reciente de la revista médica New England Journal of Medicine, un grupo de investigadores escribió: “Mientras nos esforzamos por superar las causas sociales y estructurales de las disparidades en la atención médica, debemos reconocer la subrepresentación de las minorías étnicas en los ensayos clínicos de COVID-19”.

El presidente Trump ha manejado manifiestamente mal la respuesta federal a la pandemia y ha mentido al respecto. Las conversaciones grabadas entre el periodista Bob Woodward y el presidente revelan que Trump había sido informado sobre la gravedad de la pandemia ya para el 7 de febrero, pero decidió restarle importancia a la crisis en declaraciones públicas. En su lugar, realizó incontables mítines para su campaña de reelección en todo el país y no declaró la emergencia nacional hasta el 13 de marzo. Investigadores de la Universidad de Columbia informaron en mayo que más del 80% de las muertes y contagios de COVID-19 en Estados Unidos podrían haberse evitado si el distanciamiento social y otras medidas de control se hubieran implementado solo dos semanas antes.

En medio de una pandemia histórica, una gran recesión que devasta a la clase trabajadora mientras aumenta la riqueza de la clase inversora, con movilizaciones masivas sin precedentes contra el racismo y la brutalidad policial, más unas elecciones críticas a menos de dos meses de distancia, lo último que necesitamos es un aspirante a autócrata como Donald Trump pervirtiendo el esfuerzo mundial para crear una vacuna contra la COVID-19. La investigación debe tener solidez científica, debe ser transparente e inclusiva. Toda vacuna así desarrollada debe distribuirse de manera equitativa en todo el mundo y de forma gratuita.

Continue Reading

Al vuelo de Los Ángeles

Incendios forestales, sin precedentes en California

Published

on

SAN DIEGO.- En el estado de California, en Estados Unidos, tres bomberos permanecen hospitalizados en estado grave luego de que un devastador incendio arrasara su estación en el Bosque Nacional Los Padres durante la noche del martes. Los afectados se encontraban entre los 14 bomberos que se vieron obligados a desplegar refugios de emergencia cuando las llamas alcanzaron la estación. El incendio de Dolan es solo uno de los -al menos- 85 que actualmente se propagan en la costa Oeste del país, con advertencias de alerta roja emitidas desde San Diego hasta la frontera canadiense, en el estado de Washington.

Los incendios forestales desatados este año han calcinado más de 809.000 hectáreas en todo California, incluso antes del comienzo de septiembre y octubre, cuando históricamente se producen la mayor cantidad de incendios en el estado. El gobernador de California, Gavin Newsom, sostuvo el martes que su estado necesitaba adaptarse a las realidades de la crisis climática.

“No tengo paciencia para quienes niegan el cambio climático. Ese punto de vista es completamente inconsistente con la realidad del lugar, con los hechos que estamos viviendo. Quizás no crean en el cambio climático de forma intelectual, pero las experiencias en frente de sus propios ojos cuentan una historia diferente”.

Los incendios forestales avanzan hacia las regiones vinícolas del norte del estado. Una de las zonas afectadas es Napa Valley.

Continue Reading

El Falso Caso Wallace

Solidarízate con Los Ángeles Press.

Los Ángeles Press es periodismo independiente y sin fines de lucro. Tú puedes ayudarnos a mantenerlo vivo, para seguir informando con libertad.

Desde Estados Unidos, por Wells Fargo Zelle al correo glizarraga27@hotmail.com

Desde México, por BBVA Bancomer a la cuenta num. 4152 3135 0116 2270

Desde cualquier otro país por Paypal




Desaparecidas de la morgue

Trending

A %d blogueros les gusta esto: