“De arriba para abajo, vamos a seguir limpiando el gobierno”: López Obrador

 

Por Ramón Ernesto Flores

CIUDAD DE MÉXICO.- “No va a haber impunidad de nadie, es un proceso, pero vamos a limpiar de malos funcionarios el gobierno”, enfatizó el presidente de la república Andrés Manuel López Obrador, en la conferencia matutina ante la pregunta del corresponsal de Los Ángeles Press, Ramón Ernesto Flores, en relación a los mandos medios que aún están en la burocracia gubernamental tanto en el sistema carcelario como en áreas clave de Seguridad pública.

Señaló el mandatario que “su gobierno se ha venido limpiando, pero que es un proceso porque no se puede suspender a nadie si no hay pruebas”. El reportero aludió al exsecretario de Seguridad pública Genaro García Luna, quien está siendo investigado por la Secretaría de la Función Pública, por enriquecimiento ilícito, acusado de haber recibido un fondo de 50 millones de dólares por Jesús Zambada, hermano de Ismael “El Mayo” Zambada, durante su testimonio en el juicio del Chapo Guzmán, en Nueva York. El reportero preguntó al presidente si esta investigación de la Función Pública iba a abordar a los mandos medios que apoyaron al entonces secretario de Seguridad.

“Empezamos de arriba, pero es de arriba para abajo, como se barren las escaleras, y vamos a seguir limpiando. No va a quedar gente de mala fama y que haya participado en actos de corrupción o de alguna ilegalidad”, reiteró el presidente López Obrador.

El reportero también planteó el caso del penal federal El Altiplano, en el que existen denuncias de torturas, malos tratos y vejaciones, en el que se incluye a una víctima del falso caso Wallace, y que éste maltrato ya provocó el suicidio de un preso, y otros tres internos lo han intentado. A través de una misiva al Consejo de la Judicatura, con copia a Los Ángeles Press, hicieron responsable a la directora del CEFERESO, Jazmín Borbón Ochoa, y denunciaron la omisión del Juez Cuarto de Distrito por desechar las pruebas de la violencia contra internos por consigna.

El presidente López Obrador respondió que “se investiga el caso, se toma nota y se atiende”. Consideró que era un asunto del Poder Judicial, con respecto a la Judicatura, pero reiteró que su gobierno está obligado a atender todas las demandas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *