Defensoras de Honduras se suman a exigir liberación de Nestora

Dolores Jiménez Hernández,  Embajadora de México en Honduras recibe carta de la Coordinación de la Red. Foto: red
Dolores Jiménez Hernández, Embajadora de México en Honduras recibe carta de la Coordinación de la Red. Foto: red

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- A través de la siguiente comunicación quienes integramos la Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos de Honduras nos ponemos en contacto con Usted para manifestar nuestra preocupación por la defensora comunitaria Nestora Salgado, originaria de la comunidad de Olinalá en el estado de Guerrero, México, quien se encuentra privada de su libertad desde el 21 de agosto de 2013.

Es de nuestro conocimiento que la defensora comunitaria fue detenida arbitrariamente cuando se desempeñaba como Comandanta de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias-Policía Comunitaria (CRAC-PC) de Olinalá, y que su detención se realizó luego de un aparatoso operativo integrado por miembros del Ejército Mexicano, la Marina, la Policía Estatal y Policía Municipal de Olinalá.

Asimismo, hemos sido informadas que en su detención estuvo plagada de irregularidades que evidenciaron la falta al debido proceso legal y otras violaciones a sus derechos humanos. Ejemplo de ello, es que al haber sido trasladada a la ciudad de Chilpancingo, Nestora Salgado fue enviada discrecionalmente al Penal de Máxima seguridad de Tepic, Nayarit en el Centro Federal de Readaptación Social Número 4, lo que además de ser una decisión extrema, dificultó la comunicación de la defensora con sus familiares y defensa.

Cabe mencionar que el 15 de noviembre de 2012, el entonces gobernador del estado de Guerrero, Ángel Heladio Aguirre Rivero reconoció y respaldó la labor de la Policía Comunitaria de Olinalá y de la defensora Nestora Salgado. En esa fecha el gobernador acudió al poblado de Olinalá en donde se reunió con la defensora y demás integrantes de la CRAC-PC de Olinalá; sin embargo a menos de un año después, la defensora fue detenida y catalogada por autoridades estatales y federales como una persona de alta peligrosidad.1

Si bien el 30 de marzo de 2014 Nestora Salgado fue exonerada por el Poder Judicial federal, el cual a través del Primer Tribunal Unitario del Vigésimo Primer Circuito con residencia en Chilpancingo, revocó el auto de formal prisión por delincuencia organizada, en modalidad de secuestro, y ordenó su libertad inmediata -respecto de ese delito- esto no redundó en su liberación.

Quienes integramos la Red Nacional de Defensoras de Honduras conocemos también que en enero de 2015, el entonces Gobernador Interino del Estado de Guerrero, Rogelio Ortega Martínez, hizo pública la solicitud al titular de la Fiscalía General de Guerrero, Miguel Ángel Godínez Muñoz, del desistimiento de la acción penal contra la defensora comunitaria, pese a ello y a las pruebas insuficientes y contradictorias la defensora continúa en prisión.2

Si bien Nestora Salgado fue trasladada del Estado de Nayarita a la Ciudad de México al Centro de Readaptación de Tepepan en la Ciudad de México para garantizar la atención a su salud, su traslado visibilizó la falta de voluntad política para la liberación de la defensora, a pesar de que no se cuentan con las pruebas necesarias para sostener las acusaciones que se le imputan.

Cabe mencionar que el 28 de enero de 2015 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) otorgó medidas cautelares a la defensora Nestora Salgado, sin embargo, dichas medidas no ha sido ejecutada plenamente por el Estado Mexicano, por lo que como defensoras de derechos humanos queremos conocer cuál es la situación que obstaculiza la liberación de la defensora mexicana.

Desde Honduras nos preocuparía conocer que la detención de la defensora comunitaria Nestora Salgado se trate de un caso de criminalización contra las y los defensores de derechos humanos en México en represalia a la labor en defensa de los derechos de los pueblos indígenas y por el ejercicio de su derecho a regirse bajo sus propios sistemas normativos como autoridad indígena.

Es por ello que pedimos a las Embajada que Usted representa, pueda allegarnos información sobre la situación actual de la defensora y las acciones que el Gobierno mexicano realiza para garantizar la liberación de la defensora.

Quienes integramos la Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos de Honduras estaremos al tanto de lo que suceda y nos unimos a la exigencia internacional que demanda la inmediata e incondicional liberación de la defensora Nestora Salgado; así como la reparación integral del daño para la defensora y su familia.

Sin más por el momento quedamos atentas de cualquier información.

Atentamente,

Yessica Trinidad,(Red Nacional de Defensoras), Roxana Corrales (Asociación por el Desarrollo de la Peninsula de Zacate Grande), Karla Maria Lara(Red Nacional de Defensoras) , Denia Chinchilla ([INESCOH), Katherin Cruz (Secretaria de la Mujer del Partido Socialista de los Trabajadores), Suyapa Martinez (Centro de Estudios de la Mujer- Honduras), Miriam Suazo Elvir (Centro de Estudios de la Mujer- Honduras), Gilda Maria Rivera (Centro de Derechos de la Mujer, CDM) Hogla Teruel (Centro de Derechos de la Mujer, CDM), Griselda Lupi (Red de Mujeres Contra la Violencia de Choluteca), Consuelo Castillo (Observatorio Permanente de Derechos Humanos en el Aguán) , Karen Lara (Red Nacional de Defensoras), Lorena Alfaro (Red de Mujeres Contra la Violencia de Choluteca), Lorena Zelaya (Red Nacional de Defensoras), Dilcia Zavala (Asociadas por lo Justo, JASS), Zulema Cruz (Red de Mujeres Contra la Violencia de Santa Ana), Dilcia Dinora Cruz (Red de Mujeres Contra la Violencia de Santa Ana), Silvina Murillo (Red de Mujeres Contra la Violencia de Santa Ana), Nubia Casco (Red de Mujeres Contra la Violencia de Ojojona), Noemí Dubón (Foro de Mujeres Por la Vida), Marta Velasquez (Foro de Mujeres Por la Vida), Lucidalia Mercado (CESADEH), Maria Tomasa Morales(PEN Internacional), Daysi Flores (Asociadas por lo Justo, JASS), Betty Vasquez (Movimiento Ambientalista Santabarbarence), Etelbina Calix (Red de Mujeres Contra la Violencia de Santa Maria de la Paz), Bertha Cáceres (Coordinadora de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras, COPINH), Bertha Zúniga (Coordinadora de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras, COPINH), Andrea Paz (Movimiento Amplio por la Dignidad y la Justicia, MADJ), Mercedes Lainez (Red de Mujeres de la Divina Providencia), Ana Lucia Armijo (Circulo de Estudios Feministas), Merary Avila ([Feministas Universitarias), Kely Nuñez (Secretaria de la Mujer del Partido Socialista de los Trabajadores).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *