Ejército bloquea marcha de apoyo a Policía ciudadana en Guerrero

la foto 4
Patrulla militar impide el paso a pobladores que respaldan policía ciudadana. Foto: Flor Miranda

Por Flor Miranda

CHILPANCINGO, Guerrero.- Vecinos del poblado del Ocotito, Xaltianguis, Buena Vista de la Salud, Mazatlán, Acahuizotla y otros pueblos que respaldan a la Policía Ciudadana de la Unión de Pueblos Organizados de Guerrero (UPOEG), encararon a militares luego de que estos trataron de evitarles el paso a la ciudad de Chilpancingo donde participarían en una marcha por la paz, y en respaldo al empresario Pioquinto Damián Huato.

Los hechos ocurrieron cerca de las 13:00 horas, tiempo en la que estaba programada una marcha por la paz donde participarían los pueblos de Chilpancingo afines a la UPOEG, así como familiares y amigos del empresario Pioquinto Damián Huato y su nuera asesinada en un atentado el pasado martes.

La caravana estaba ingresando a la autopista del sol proveniente de la carretera a Petaquillas, cuando a la altura del parador del marques se toparon con un reten conjunto de la policías estatal y el ejército mexicano, donde no había menos de un centenar de soldados, una veintena de estatales y, sobre el carril contrario otros 70 antimotines.

Alrededor de la carretera estaban estacionados al menos 15 vehículos militares entre camionetas y Hummer, incluso dos camiones.

la foto 3 (4)
Preparando la valla militar para impedir el paso. Foto: Flor Miranda

Los militares prohibieron el paso a la caravana bajo el pretexto de que se les tenía que hacer una revisión “minuciosa”, lo que causó la molestia de los pobladores, pues por la cantidad de vehículos la revisión tardaría varias horas, y ellos tenían que llegar en media hora al punto de concentración para iniciar la marcha.

Los inconformes descendieron de sus unidades y encararon a los efectivos castrenses reclamándoles el por qué aplicaban este tipo de acciones contra ellos cuando venían precisamente venían a marchar a la ciudad para pedir seguridad.

“Eso hicieran con los delincuentes que se pasean frente a ustedes y no hacen nada, no con el pueblo que viene a organizarse para pedir seguridad y paz”, lanzó uno de los inconformes frente a los militares.

Un mando militar identificado como el “Mayor Espinoza” intentó dialogar con los inconformes afirmándoles que luego de hacer la revisión se les permitiría el paso, pero éstos respondieron que se trataba de una estrategia para que no llegaran a tiempo a la marcha a la que fueron invitados.

“No es posible que en pleno siglo 21, la autoridad militar en lugar de estar de nuestro lado esté de lado de los delincuentes”, lanzó otro de los inconformes frente al Espinoza.

Mientras esta discusión se desarrollaba, varios militares se colocaron detrás del mayor y grabaron a todas las personas que gritaban frente al mando, incluso a algunos reporteros que se encontraban desempeñando su labor.

Luego de casi una hora de discusión, los inconformes acorralaron a los militares que en todo momento trataban de bloquear la calle con una valla humana, mientras que desde los vehículos, otros militares estaban en posición de ataque y grabando a los manifestantes. Del otro lado de la vía los policías antimotines esperaban una orden y por los aires sobrevoló un helicóptero de la Marina.

Finalmente los militares se replegaron cuando ya habían ganado tiempo y la marcha a la que acudirían los pobladores de los pueblos organizados, ya había avanzado y estaba llegando al centro.

Los pobladores se formaron sobre la vía y avanzaron en marcha un kilómetro, cruzaron a pie el punto exacto donde fue atacado a balazos el empresario Pioquinto Damián Huato y su familia, pero metros más adelante, volvieron a subir a sus unidades.

Así llegaron hasta el zócalo donde se encontraron con los otros contingentes que marcharon del parque Margarita Masa de Juárez hacia la plaza cívica Primer Congreso de Anáhuac.

la foto 5 (1)
La marcha en apoyo a la policía ciudadana Foto: Flor Miranda

La marcha…

Por otro lado, desde la una de la tarde de este jueves se concentraron, en el parque Margarita Maza de Juárez poco más de 200 capitalinos pertenecientes al sector empresarial, de trasporte y ciudadanos, quienes a pesar del temor decidieron no callar y exigir al gobierno paz y justicia.

La Cámara Nacional de Comercio de la Ciudad de México (Canaco) convocó a organizaciones sociales, civiles y a los habitantes de la capital del estado a participar en el marcha por la paz, a raíz del ataque que sufrió el empresario Pioquinto Damián Huato, donde resultó asesinada su nuera, Laura Rosas Brito al recibir varios balazos con armas calibre 5,56 y .223.

Empresarios capitalinos aglutinados en la Canaco, realizaron la marcha para mostrar su disgusto y hartazgo, ante las fallas del gobierno municipal, por no brindar la seguridad debida a los ciudadanos, quienes han sido víctimas de extorsiones y secuestros por más de dos años, sin recibir respuestas contundentes.

En la marcha que salio a las 13:38 de la tarde, participaron niños, adultos mayores y en su mayoría mujeres quienes fueron las que más gritaban consignas como: “Chilpancingo despierta, la violencia está en la puerta”, “El pueblo unido jamás será vencido”, “Queremos Paz, Paz, Paz”, “El comerciante mirando está apoyando”.

Los capitalinos no pidieron que las autoridades respondan a sus peticiones, sino que exigieron que de manera inmediata se atienda y se brinde de paz y justicia la capital del estado de Guerrero, mientras en cartulinas que rotularon con faces como, “exigimos paz y seguridad para Chilpancingo”, “Pedimos la devolución de la Paza y Seguridad”, “Paz y Seguridad para Guerrero”.

Como una ola blanca los capitalinos atravesaron la ciudad, mientras se sumaban algunos ciudadanos, para apoyar la movilización ciudadana, y que se entregue un resultado rápido, algunos de los participantes comentaban su temor de salir a la calle, y por participar hubiera represalias por parte del crimen organizado.

“Es pero quedarse callado y escondido en tu casas, que unirte de una vez y exigir lo que por derecho nos toca, como la paz”, platicó uno de los participantes.

Un grupo de participantes portaban cartulinas blancas con letras negras donde se leía “No a las cuotas, No al secuestro, No a la extorsión, Queremos paz”, “Basta de hostigamiento”, “exigimos seguridad para Chilpancingo”.

La marcha por la paz atravesó puntos críticos de la capital del estado, como es el mercado Central Baltazar R. Leyva Mancilla, donde semanas antes habían levanta a cinco carniceros por no haber pagado la cuota de extorsión.

Las avenidas principales por donde marcharon fue Insurgentes, Presidente Benito Juárez Vicente Guerrero, Miguel Alemán y Juan N Alvarez, pero hicieron una parada en la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos del Estado de Guerrero (Coddehum), donde hicieron entrega un documento donde pidieron que el organismo sirva instaurar las acciones correspondientes que tiendan a exigir a las autoridades de los tres ordenes de gobierno, el estricto cumplimiento en garantizar a la ciudadanía el derecho humano a la vida.

la foto 1 (4)

En el documento entregado se le “Tan es así, que nuestra Ciudad de Chilpancingo, Guerrero, se ha convertido en un paraíso para quienes se dedican a matar, a secuestrar, a robar, a cometer un sin fin de conductas delictivas que laceran al núcleo social de Chilpancingo todo ello ante la complacencia de los responsables de brindar a los ciudadanos todas las medidas de seguridad necesarias para preservar nuestras vidas, la de nuestras familias y nuestro patrimonio” .

En la avenida Miguel Alemán, a la marcha se le sumaron los contingentes provenientes de Mazatlán y del valle del ocotito con lo que sumaron alrededor de mil las personas que caminaron para exigir, paz, justicia, seguridad y respeto al estado de derecho.

A su llegada al zócalo capitalino se realizó un pequeño mitin a nombre de Pioqinto Damián Huato. Su hermano, Miguel Ángel Damián Huato, ofreció unas palabras de agradecimiento y les pidió no dejar de luchar para que en Chilpancingo se mejoren las condiciones de seguridad, y no haya más víctimas como Laura Rosas Brito, quien perdió la vida en el ataque del pasado martes.

También exigió que se resolviera y se esclareciera el origen y responsables del atentado.

Durante el mitin realizado por los empresarios capitalinos aglutinados en la CANACO, donde estuvo presente Víctor Toledo Martínez, quien también señaló que el gobierno municipal no ha dado el resultado necesario para la capital, fue grabado por el secretario particular del alcalde capitalino Marco Urbina desde la ventana del Palacio Municipal.

En la marcha estuvieron presentes actores políticos como Ernesto Payán y el líder transportista Apolinar Segueda Dorantes

La ovación…

Tras el mitin realizado en la explanada del zócalo los contingentes se trasladaron hasta el edificio de Pioquinto Damián Huato, mismo que en su interior se encuentra resguardado por elementos de la policía estatal. Ahí gritaron consignas como “somos más, somos más, devuélvanos la seguridad”, “seguridad, seguridad, sólo el pueblo nos la dará”, y “Pioquinto no estás sólo”, entre otras. En ese momento, el empresario salió al balcón del tercer piso del inmueble y desde ahí pronunció, “los llevo en mi corazón, no dejen de luchar por la seguridad y exigir justicia”, después movió su mano al aire y volvió a entrar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *