El penal de Topo Chico está masificado y gobernado por narcos

Penal de Topo Chico, durante el motín
Penal de Topo Chico, durante el motín

Los Ángeles Press

MONTERREY, Nuevo León- Construido hace 70 años en las afueras de la zona metropolitana de Monterrey, el penal estatal de Topo Chico era el reflejo tanto de la guerra que libran los cárteles del narcotráfico más allá de los barrotes, como la total ausencia del Estado mexicano en los lugares donde se comenten violaciones de Derechos Humanos. Con una sobrepoblación del 22% en hombres y del 53% en mujeres, los reclusos de ambos sexos comparten instalaciones anticuadas y áreas comunes que se caen a pedazos sin supervisión de los custodios. La cárcel está controlada por los Zetas.

Jaime Rodríguez “El Bronco”, gobernador de Nuevo León, dio a conocer en rueda de prensa que el saldo tras el incidente fue de 49 muertos, todos varones, además de otros 12 heridos. La mayoría había muerto por heridas de armas punzo cortantes y por golpes con objetos que, al parecer, eran algo común entre los muros de la cárcel. En el cateo realizado tras el motín, se encontraron varias 23 paquetes de cocaína, 38 con marihuana, pastillas psicotrópicas, martillos, pinzas mecánicas y 86 cuchillos.

El penal de Topo Chico tiene capacidad para 3.635 internos, pero según el informe de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Nuevo León (CEDHNL) del 2014, se contabilizaron 4.547 reclusos.

Aunque algunos medios han indagado sobre la posibilidad de que el enfrentamiento se produjo por una guerra interna en el cártel dominante, la versión oficial asegura que se trata a una pugna entre Iván Hernández Cantú “Comandante Credo”, considerado cabecilla de cártel del Golfo, y Juan Pedro Saldívar Farías, el “Z-27”, de Los Zetas.

El antecedente más cercano que podría guardar relación con el estallido de la violencia, fue una reyerta entre varios hombres que se registró el pasado 27 de septiembre,y que terminó con el asesinato a cuchilladas de Mario Alberto Roldán “El Fresa”, un líder de los Zetas que ingresó en Topo Chico en febrero de 2015.

Familiares de los reclusos se agolpan en las puertas del penal
Familiares de los reclusos se agolpan en las puertas del penal

UNODC y ONU-DH condenan los hechos ocurridos en el penal de Topo Chico

La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito en México (UNODC) y la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos humanos (ONU-DH) han emitido un comunicado en el que condenan los hechos ocurridos el entre el 10 y 11 de febrero en el penal de Topo Chico.

El comunicado afirma que “la grave situación carcelaria donde se combinan la violación de los derechos humanos de las personas privadas de libertad, las debilidades de la política de rehabilitación y reinserción, serias deficiencias en las condiciones de detención y la transformación de facto de varios centros penitenciarios en lugares de reclutamiento de las organizaciones delictivas“. Frente a este reto, es fundamental tener presente que al privar a una persona de su libertad el Estado tiene la obligación de proteger su vida e integridad.

Continuación del comunicado

 

UNODC y ONU-DH hacen un llamado a las instituciones competentes para analizar las causas estructurales que dieron origen a los graves hechos ocurridos en Topo Chico y exhortan a las autoridades correspondientes a tomar las medidas necesarias para prevenir situaciones similares en un futuro, investigar los hechos ocurridos de manera diligente, procesar a las personas que resulten responsables de los mismos y proveer información fidedigna a las familias de las víctimas.

Las Oficinas en México de UNODC y ONU-DH alientan a las autoridades a continuar reforzando las políticas penitenciarias bajo un enfoque de reinserción social, respeto y garantía a los derechos humanos. De igual forma, ambas Oficinas llaman a fortalecer la gestión penitenciara desde una perspectiva de justicia y estado de derecho, que permita garantizar los estándares mínimos para el tratamiento de las personas privadas de la libertad (“Reglas Nelson Mandela”) y otras normas internacionales aplicables, así como mejorar de manera sustancial las condiciones de detención.

Es especialmente importante considerar que el personal que labora dentro de las prisiones cuente con formación especializada y conocimientos adecuados para su gestión, desde la perspectiva de derechos humanos y con esquemas de protección de sus propios derechos.

One thought on “El penal de Topo Chico está masificado y gobernado por narcos

  1. el problema es que todos los partidos hicieron garras al bronco pero el tiene seis meses apenas como gobernador y esto viene desde hace mucho cierto que el bronco tiene algo de culpa pero porque esos partidos no hacen lo mismo con el gobernador de veracruz eso es el meollo del asunto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *