El sindicato a modo de Sanjuana Martínez

Por un trabajador de Notimex

En Notimex, la situación es muy crítica. La directora Sanjuana Martínez Montemayor está formando un sindicato propio. El poder se le subió a la cabeza.

En su intento por registrar un nuevo sindicato blanco, Sanjuana Martínez, titular de la agencia de Noticias del Estado, Notimex, comenzó el martes pasado una cadena de amenazas hacia los trabajadores sindicalizados para que firmen la lista en la que aprueban la creación de la nueva organización sindical. La situación es muy crítica, porque por una parte, los trabajadores quieren democratizar su sindicato, pero por otra se reprime a quienes aún quedan en activo, y se despide a los que no forman la petición de unirse a ella. En los últimos días van cerca de 10 despedidos por no alinearse. La desesperación ataca a Sanjuana.

Quienes están haciendo la tarea sucia son sus directores de área, entre ellos, Erick Muñiz Soto, subdirector de Información general y Alejandro Salas, subdirector de Información legislativa y quien realizó una “entrevista homenaje” a la señora Wallace. Todos saben que Salas y Muñiz son amigos personales de Sanjuana; los trajo desde su natal Nuevo León, con promesa de empleo.

También participa su incondicional absoluto Luis Monroy, quien ocupa un cargo de jefatura, pero en realidad es chofer de la directora y hasta se dice que mantiene una relación sentimental con él.

Estas personas se encargan de llamar a los trabajadores para exigirles que firmen dicha lista, de lo contrario serán despedidos; otra estrategia, es negociar la rúbrica a cambio de autorizar prestaciones a los trabajadores. Esto además de ser ilegal, pues viola la libertad de asociación, y una muy sucia estrategia, demuestra que a la directora de la Agencia de Noticias no le importa respetar la ley y quiere a como dé lugar tener un sindicato a modo, que como ya se dijo estará encabezado por alguien cercano al ex líder del Sutnotimex, Conrado García.

Contrario a lo que Sanjuana intenta presentar en los medios, en Notimex se respira un ambiente de tensión y hostilidad. Sanjuana Martínez es autoritaria y trata a todo el equipo con la punta del pie. Es prepotente. La libertad de expresión que ella presume, no existe. Ella impone línea de a quién se debe golpear y a quién favorecer.

Llenó la agencia de amigos suyos sin experiencia, ni capacidad alguna, pero con la misma prepotencia de la señora Martínez. Pero las cosas están tan mal, que ni siquiera una de sus amigas, la única que no era hostil, la ex reportera del Canal 22, Irma Gallo, salió corriendo de la agencia. Incluso terminó tan mal con Sanjuana, y acabó tan asqueada de haberla tenido como jefa, que se acabó la amistad que tenían desde hace muchos años.

Las últimas despedidas fueron Ivonne Martínez y a Adriana Urrea.

One thought on “El sindicato a modo de Sanjuana Martínez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *