Estudiantes desmienten a Policía de Guanajuato sobre muerte de joven

Ricardo de Jesús Esparza Villegas, quien cursaba el 8° semestre de Mecatrónica en el Centro Universitario de la U de G en Lagos de Moreno. Foto: tomada de su perfil universitario
Ricardo de Jesús Esparza Villegas, quien cursaba el 8° semestre de Mecatrónica en el Centro Universitario de la U de G en Lagos de Moreno. Foto: tomada de su perfil universitario

Por Teódulo Pineda Bahena

LAGOS DE MORENO, Jalisco.- En México, ser estudiante es un gran riesgo, que puede incluso costar la vida, señalaron diferentes testimonios, a raíz del asesinato de otro estudiante ahora en Guanajuato, capital del estado del mismo nombre, en medio del Festival Internacional Cervantino.

De acuerdo con la información proporcionada por los acompañantes del joven, respondía al nombre de Ricardo de Jesús Esparza Villegas, de 23 años de edad, originario de Guadalajara y era estudiante del Centro Universitario de Los Altos, de Lagos de Moreno. Esparza fue encontrado unas doce horas después de que dos elementos de la Policía Municipal de Guanajuato, lo detuvieran y se lo llevaran bajo arresto, sin especificar los motivos. En contraste, la Policía municipal de Guanajuato difundió en los medios mexicanos la versión de que el estudiante quería robar una casa y cayó de la azotea a una altura de tres metros, y que un golpe en la cabeza le provocó la muerte.

Una policía de terror

La información aportada por sus compañeros, sin embargo, no coincide con lo dicho por la Policía de Guanajuato. Según los estudiantes, Ricardo Esparza salió del Centro Universitario Lagos de Moreno, la tarde del sábado 18 de octubre, junto con sus compañeros en un autobús especial que los llevaría a disfrutar de los eventos culturales de ese fin de semana en la colonial ciudad de Guanajuato.

Ya en la ciudad vecina, dos policías los detuvieron a él y a sus compañeros que formaban un pequeño grupo. Los revisaron sin motivo, y a Ricardo de Jesús lo tomaron por el cuello y lo sometieron para llevárselo, dejando al resto del grupo libres. No les dijeron el por qué de la detención ni a dónde se lo iban a llevar.

Los estudiantes que quedaron en libertad, durante el resto de la noche acudieron a los módulos de policía y barandillas para solicitar información de su compañero, sin que se les diera ningún indicio de su paradero. Pasó el resto de la noche infructuosamente y a las ocho de la mañana del domingo 19 de octubre, se dieron por vencidos. No tenían el menor indicio de dónde pudieran tener retenido a su compañero.

Como a las diez de la mañana recibieron un aviso de que acudieran a identificar un cuerpo que fue encontrado sin vida en el patio de una vivienda ubicada en el callejón Peña Grande, y al decir de quienes conocen la ciudad, muy lejos del lugar de donde se llevó la detención arbitraria de los policías.

La comunidad estudiantil de la Universidad de Guadalajara de Jalisco ha mostrado su indignación por estos hechos y exigen a través de diferentes instancias a la Procuraduría de Justicia del Estado de Guanajuato una explicación de lo sucedido y que se castigue a los responsables de la muerte de este joven que cursaba el octavo semestre de la carrera de Mecatrónica.

Después de los sucesos de Iguala donde aún se sigue buscando a los 43 normalistas desaparecidos y del estudiante alemán del Tecnológico de Monterrey baleado por policías ministeriales de Guerrero, ahora se presenta este caso que viene a sumarse a la crisis de derechos humanos en México.

Versión oficial de la Policía de Guanajuato sobre la muerte de Ricardo Esparza. Foto am.com.mx
Versión oficial de la Policía de Guanajuato sobre la muerte de Ricardo Esparza. Foto am.com.mx

La impunidad institucional

Para los indignados del asesinato del estudiante de Lagos de Moreno, de quienes por cuestiones de seguridad se reserva su identidad, los discursos sobre la seguridad pública vuelven a ser una farsa y las declaraciones del secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong sólo son “cuentos alegres” que nada tienen que ver con la realidad que se vive en México.

Señalaron que desde las cúpulas del gobierno se fertiliza la impunidad por los más variados crímenes y motivos. Enfatizaron que si no fuera así, se vería como en otras naciones que, ante una falla de menor gravedad, gobernantes, funcionarios o empleados gubernamentales, ya desde tiempo atrás estuvieran fuera de sus cargos. “En México la impunidad también es institucional” dijeron.

A partir de este miércoles, los estudiantes de la Universidad de Guadalajara de Jalisco, iniciarán una serie de movilizaciones para exigir a las autoridades del estado de Guanajuato que se esclarezca el asesinato de Ricardo de Jesús Esparza Villegas que, en cierta forma, empañó de sangre el famoso festival cultural Cervantino.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *