Europa deportará a todos los migrantes y refugiados a Turquía

migrants2

Los Ángeles Press

BRUSELAS, Bélgica.- Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea han pactado la deportación a Turquía de “todos los inmigrantes” que lleguen a las costas griegas a través de este país, incluyendo a los sirios demandantes de asilo. A cambio, los Estados miembros de la unión, reubicarán en sus territorios a un número equivalente de refugiados asentados ya en Turquía.

Aunque el acuerdo todavía no ha sido cerrado, Europa ya se ha comprometido a acelerar el pago de 3 mil millones de euros (3 .3 mil millones de dólares), prometidos en octubre del año pasado a Turquía para combatir la crisis migratoria. Estambul supuestamente pidió que esta ayuda se eleve a 6 mil millones de euros, por lo que se espera que las conversaciones continúen el 17 y 18 de marzo para cerrar un acuerdo definitivo.

Europa se enfrenta a la mayor crisis migratoria desde la Segunda Guerra Mundial, derivada de la guerra civil que asola Siria desde hace más de cinco años, cuyas consecuencias se suman al contexto de inestabilidad y belicismo de toda la región de oriente medio.

La mayor parte de migrantes, provenientes también de otros países como Pakistán, Irak, Afganistán o Palestina, tratan de llega a Europa alcanzando la costa de Grecia a través de Turquía. En este último país ya hay más de 2,7 millones de refugiado sirios.

Sin embargo, el acuerdo alcanzado por la Unión Europea y Turquía para frenar la llegada de inmigrantes y refugiados ha sido cuestionado por diversas organizaciones defensoras de Derechos Humanos. Por un lado, se teme que el efecto que puede ocasionar el cierre de fronteras en países limítrofes como Croacia o Macedonia, además del programa de deportaciones en Grecia, fuerce a migrantes y refugiados a buscar rutas alternativas más caras y peligrosas, y con ello, el aumento de mafias dedicadas al tráfico de personas.

Ruta de los refugiados que huyen de la guerra en Siria
Ruta de los refugiados que huyen de la guerra en Siria

Amnistía Internacional, Human Rights Watch (HRW) y Médicos Sin Fronteras (MSF), han criticado las implicaciones tanto legales como morales del acuerdo de deportaciones con Turquía, que además sitúa a este como “tercer país seguro”. Esta catalogación implica una merma en los derechos de cada ciudadano a que sus solicitudes de asilo sean procesadas de forma justa y puede derivar en deportaciones al país de origen.

La responsable de Amnistía para Instituciones Europeas, Iverna McGowan, consideró que “la idea de intercambiar refugiados por refugiados no es sólo deshumanizante, sino que tampoco ofrece una solución sostenible a largo plazo a la actual crisis humanitaria”.

El mensaje también es compartido por el experto en derechos de los refugiados de HRW Bill Frelick, quien ha criticado que los refugiados terminen siendo “fichas de cambio”. Informes de la ONG demuestran que “Turquía ha devuelto forzosamente a Siria a refugiados”, vulnerando con ellos principios de legalidad internacional.

En este sentido, el activista ha subrayado que ni las autoridades europeas ni tampoco las turcas han aclarado cómo se garantizará la “protección internacional” a la que tienen derecho los refugiados durante las “expulsiones masivas aceleradas”, lo que implica, a su juicio, una “contradicción fundamental”.

La responsable de Amnistía también ha apuntado que el 90 por ciento de quienes busca un futuro en Europa proceden de Siria, Irak y Afganistán. “Enviarlos de vuelta a Turquía a sabiendas de que su llamamiento de protección internacional nunca será atendido demuestra que los llamamientos de la UE para que se respeten los derechos de los refugiados son palabras vacías”, ha lamentado McGowan.

viñeta1

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *