Familiar de culpable fabricado pide responsabilidad en visitas carcelarias por coronavirus

Por Ignacio García

CIUDAD DE MÉXICO.- Ante la contingencia sanitaria por el coronavirus en México en la que se han confirmado 203 padecimientos y dos defunciones, Luis Castillo García, padre de un culpable fabricado recluido en el Centro de Readaptación Social (CERESO) de Guerrero pidió que se efectúen medidas de precaución y responsabilidad en las visitas carcelarias para prevenir nuevos contagios de esa enfermedad con las personas en cautiverio.

Por medio de sus redes sociales, el padre de Erik Onésimo Castillo Adame pidió a los familiares de los demás recluidos que no se presenten en los espacios penitenciarios si presenten síntomas respiratorios como gripe y fiebre, para evitar contagios, ya que son los grupos más vulnerables en esta emergencia sanitaria.

Castillo sugirió que la visita podría realizarla algún otro familiar o amistad hasta que la persona que regularmente asiste se recupere en su totalidad, por lo que solicitó a la ciudadanía actuar con responsabilidad en este tipo de contingencias.

Al respecto, el gobierno de los Estados Unidos refirió que las personas que se encuentran en los centros penitenciarios corren mayor riesgo y por ello se deben implementar medidas preventivas para evitar que la enfermedad se propague en los mismos penales.

La Oficina del Alto Comisionado de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) reconoció que Erick Onésimo Castillo Adame fue víctima de tortura y detención arbitraria por parte de la Fiscalía General de Justicia del Estado de Guerrero en febrero de 2016 y su expediente fue integrado por la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Guerrero. Sin embargo, pese a las evidencias y la violación a la presunción de inocencia por la exhibición mediática con cargos de homicidio, Erick sigue en prisión injusta y con acoso a sus familiares debido a las campañas por su liberación.

La ONU detalló que este tipo de actividades son condenadas por este organismo al tratarse de delitos de lesa humanidad, por lo que el gobierno de Guerrero debió garantizar condiciones favorables para prevenir este tipo de flagelos en los cuales se vulneraron los derechos humanos.

Ignacio García

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *