Presos en El Altiplano denuncian contagios masivos de Covid19 sin atención médica

Ignacio García/Guadalupe Lizárraga

CIUDAD DE MÉXICO.- Familiares y abogados de internos en el penal de máxima seguridad El Altiplano, Almoloya de Juárez, Estado de México, reportaron que internos con contagio de Covid19 carecen de atención médica. Incluso señalan que ha habido varios decesos por la pandemia y no hay transparencia en la información, por lo que pidieron la intervención del subsecretario de Gobernación, Alejandro Encinas Rodríguez, responsable de derechos humanos en el sistema carcelario.

De acuerdo con familiares y abogados de los internos, las pocas recetas que se giran desde el penal se surten entre dos y tres semanas después, mientras los enfermos siguen padeciendo la enfermedad, y muchos módulos están aislados, aunado a que no existe ningún un insumo médico para la protección personal de los trabajadores penitenciarios.

Pese a las indicaciones del Gobierno Federal, señalaron que no  se permite el ingreso de cubrebocas, caretas y gel antibacterial al los centros de reclusión como ha sido observado como medidas preventivas, por lo que no han recibido ninguna respuesta de las autoridades penitenciarias, ya que, consideraron, están permitiendo que decenas de internos se contagien y no reciban ningún tipo de atención médica.

Agregaron que esta condición se replica en el resto de los penales federales del país, por lo que demandaron que se garanticen las condiciones de protección y de derechos humanos tanto para los internos como para los custodios que están en riesgo, además de padecer otro tipo de enfermedades que se agravan con el Coronavirus.

En los CEFERESOS se han contabilizado 2 mil 776 personas privadas de su libertad en el país, quienes se encuentran en riesgo y de acuerdo con la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) se han registrado, según cifras oficiales, 112 defunciones en los penales del país por Covid-19.

Esta condición se replica en el resto de las entidades del país, donde la situación en la que habitan los internos es deficiente y no tienen acceso a los servicios de salud como ocurre en el penal de Atlacholoaya, Morelos, uno de los más afectados por decesos a raíz de la pandemia.

Ignacio García

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *