Hispanos marcarían diferencia en elecciones de EEUU

El voto hispano cobra fuerza Foto: EFE

Por Ethan Freedman

WASHINGTON, Estados Unidos (IPS) – La población de origen latinoamericano aumenta en Estados Unidos, y eso tendrá un efecto decisivo en los próximos resultados electorales, coinciden expertos.

En las altamente competitivas elecciones presidenciales estadounidenses, “un par de cientos de votantes hispanos pueden hacer la diferencia”, dijo Roberto Suro, director del Instituto Tomás Rivera de Políticas de la Universidad del Sur de California.

El impacto será especialmente significativo en los estados más disputados, como el sudoriental Florida, que cuenta con 39 votos electorales, y donde 22,9 por ciento de la población es hispana.

Se pronostica que la cantidad de hispanos o latinos en este país pasará a más del doble para 2050, llegando a 24 por ciento de la población total estadounidense (más de 102 millones de personas), según la Oficina de Censos.

Según la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Electos y Designados, la creciente población hispana se consolida como un “importante bloque votante”. Cada mes, unos 50.000 latinos en Estados Unidos cumplen 18 años y por tanto pasan a estar habilitados para sufragar.

En las elecciones presidenciales de 2008 se registró un récord: 9,7 millones de latinos acudieron a las urnas, contra 7,6 millones en 2004.

No obstante, los hispanos que votan siguen representando un pequeño porcentaje. Según la Oficina de Censos, 40 por ciento de la población latina no se registró para votar, y 50 por ciento no sufragó en 2008.

No obstante, los hispanos podrían representar un factor decisivo en los comicios presidenciales de este año, señaló Tamar Jacoby, presidenta de ImmigrationWorks USA, organización dedicada a temas relacionados con la reforma migratoria.

En las elecciones de medio término de 2010 (para elegir a miembros del Congreso legislativo, gobernadores y legislaturas estaduales), tres candidatos latinos, todos del opositor Partido Republicano, se postularon y ganaron puestos políticos.

Brian Sandoval se convirtió en el primer gobernador hispano en el occidental estado de Nevada, mientras que en Nuevo México (sur), Susana Martínez pasó a ser la primera gobernadora hispana en la historia de este país. En Florida, Marco Rubio ganó un asiento en el Senado.

Uno de los candidatos más intrigantes en este ciclo electoral ha sido Rubio, mencionado como un potencial, aunque poco probable, compañero de fórmula del casi seguro candidato presidencial republicano Mitt Romney.

“Su mayor ventaja es que puede traer a varios latinos bajo su tienda”, afirmó Manuel Roig-Franzia, autor de “The Rise of Marco Rubio” (El surgimiento de Marco Rubio) al participar en un panel de discusión organizado por la New America Foundation.

A pesar de que estos latinos elegidos son republicanos, los votantes hispanos tienden a votar por candidatos del gobernante Partido Demócrata. Según encuestas a boca de urna realizadas por el Pew Hispanic Center en 2010, 60 por ciento de los votantes latinos apoyaron a candidatos demócratas para la Cámara de Representantes, en tanto que 38 por ciento respaldaron a republicanos.

En las últimas elecciones presidenciales de 2008, los latinos apoyaron al ahora presidente Barack Obama por un margen de más de dos a uno contra su rival, el republicano John McCain, según el Centro Roper de Investigación sobre Opinión Pública, de la Universidad de Connecticut.

Las circunstancias son diferentes para las elecciones este año, lo que podría afectar la votación de los latinos. Según la Oficina de Estadísticas Laborales, la tasa de desempleo entre los hispanos era de 11 por ciento en junio, más alta que la registrada a nivel nacional, de 8,2 por ciento.

Otro tema espinoso para la población latina tiene que ver con las deportaciones. Obama intentó flexibilizar la política de deportación a comienzos de este año, lo que le ganó elogios pero también críticas de haber realizado una maniobra política.

Sin embargo, el gobierno de Obama ha deportado a más personas que el de George W. Bush (2001-2009).  Según la oficina de Inmigración y Aduanas, Estados Unidos deportó a casi 400.000 indocumentados en 2011, la mayor cifra de la historia.

Guadalupe Lizárraga

Periodista independiente. Fundadora de Los Ángeles Press, servicio digital de noticias en español en Estados Unidos sobre derechos humanos, género, política y democracia. Autora de las investigaciones en formato de libro Desaparecidas de la morgue (Editorial Casa Fuerte, 2017) y El falso caso Wallace (Casa Fuerte, 2018) ambos distribuidos por Amazon.com

3 thoughts on “Hispanos marcarían diferencia en elecciones de EEUU

    1. Y por qué no actúas con esa enjundia contra quien expulsa a estos millones de mexicanos de su país? Tú mismo para poner este mensaje no eres capaz de dar tu identidad, ni siquiera tan sólo tu nombre, pero exiges valor a los demás.

      Por lo demás, hay que saber que gracias a estos mexicanos y al dinero que ganan pasando muchas penalidades en EEUU, y que envían a México, el país no se ha hundido más. Las familias subsiten por estas divisas. A quien debes cuestionar es a todos aquellos que toleran en silencio el fraude del PRI, del IFE y de los tribunales. Tu enojo deberías encauzarlo contra los depredadores que tienes enfrente de tus ojos, y no quien sostiene el país anónimamente .
      GL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *