Indígenas de Temalacatzingo acosados por Ejército y Marina

Pueblo organizando su policía comunitaria. Foto: Sergio Ferrer
Pueblo organizando su policía comunitaria. Foto: Sergio Ferrer

Por Sergio Ferrer 

La Policía Ciudadana y Popular de Temalacatzingo y Cuálac ha denunciado en los últimos meses situaciones de abuso de autoridad, acoso e intentos de intimidación en su contra cometidos por elementos de la Marina y el Ejército mexicano.

La última denuncia pública relata que el jueves seis de Junio, alrededor de tres de la tarde, dos vehículos de la Marina entraron a Temalacatzingo “de manera violenta y arbitraria, atravesaron sus carros en la calle principal de la comunidad y rodearon a los comisarios que venían saliendo de una asamblea popular donde se analizaron asuntos de seguridad de las comunidades”.

La Policía Ciudadana y Popular es un esfuerzo comunitario al cual estaba integrado Huamuxtitlán aunque ahora la situación ha cambiado al unirse la policía comunitaria de ese municipio y la de la cabecera municipal de Olinalá a la CRAC Policía Comunitaria.

La PCP, dirigida por la Coordinadora Regional de Seguridad y Justicia-Policía Ciudadana y Popular, está integrada principalmente por policías mujeres y hombre de pueblos nahuas del municipio de Olinalá y Cualac.

Dando algunas precisiones, cabe destacar que la PCP no está integrada ni es parte de la UPOEG, y aunque mantienen contacto con la CRAC Policía Comunitaria, han proclamado la existencia de su propio sistema de justicia comunitaria para los pueblos que la integran así como una serie de demandas para los pueblos originarios.

Meses anteriores, existieron disputas por parte de personas afines a Antorcha Campesina en la región, pero desde la creación de la PCP la tensión pareció disminuir sin embargo el hostigamiento por parte de fuerzas castrenses parece sistemático.

Ya antes de esta denuncia hubo otra por intimidación de La Marina en contra de un comisario cuya comunidad de Cualac está adscrita a la PCP. Actualmente soldados del 93 Batallón de Infantería mantiene incluso un campamento en Temalacatzingo ubicado en una cancha pública.

En este último ataque verbal en contra de la PCP, luego de que ciudadanos reclamaran la injustificada presencia de las fuerzas militares, algunos marinos respondieron “les vamos a mandar a los delincuentes y a ver si es cierto que van a poder con ellos” otro teniente respondió con amenazas hacia el comandante general de la PCP y ordeno a su compañero que le tomara fotos por si denunciaba irían por él, según manifestaron en su comunicado.

Pareciera que las autoridades federales, estatales y municipales por una parte no escuchan las demandas para el desarrollo que piden la PCP mientras que por otro lado existe una represión que se está recrudeciendo con el paso del tiempo.

Es así que dadas las circunstancias, nuevamente la PCP en su comunicado le manifiesta al gobierno de Peña Nieto, al gobernador de Guerrero y al presidente municipal de Olinalá, Eusebio González, que su lucha es por la vida la justicia y la paz social.

En otros puntos ratifican que no están en contra de las instituciones del Estado sino contra las personas que se prestan a la corrupción para dar paso a la delincuencia. Por otra parte indican que están abiertos al diálogo y al entendimiento como mecanismo para dirimir cualquier problema social.

La PCP pide que el Ejército y la Marina se retiren de las comunidades indígenas del territorio comunal de Temalacatzingo en Olinalá y Cualac, además de demandar un alto al hostigamiento y represión contra pueblos que luchan para auto protegerse.

También exigen al gobierno de Guerrero respuesta a un pliego petitorio entregado el 3 de febrero y que haya respeto irrestricto a su autonomía y autodeterminación respaldándose en diversas leyes nacionales e internacionales, pidiendo respeto y reconocimiento a su Sistema de Seguridad y Justicia – Policía Ciudadana y Popular

Esta es la situación de la PCP frente a las instituciones, ya se verá si deciden éstas no invisibilizar a los pueblos nauas de ésta región de La Montaña o continuar con este esquema de hostigamiento en contra de los pueblos originarios en tanto que persiste el abandono en cuanto al desarrollo social.

Twitter del corresponsal:  @raschie

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *