Internos enfermos del penal de Atlacholoaya piden medidas cautelares a la CIDH por riesgo de contagios de Covid-19

Por Ignacio García

ATLACHOLOAYA, Morelos.- Internos enfermos del Centro de Readaptación Social (Cereso) de Atlacholoaya, en Morelos, pidieron de manera colectiva, a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) su intervención a través de medidas cautelares para su liberación o arraigo domiciliario, debido al riesgo de contagio de Covid-19 en el interior del penal, ypor tratarse de personas enfermas y de la tercera edad que se encuentran en abandono jurídica y falta de atención médica.

El interno Lucio Bahena Osorio solicitó a la CIDH medidas cautelares con el apoyo de Víctor Simón Beltrán Piedrola para que intervenga en las acciones de protección que le permitan la liberación o el arraigo domiciliario. La CIDH confirmó la recepción del expediente y el reclamo de atención con el número MC-718-20 para analizar el caso del denunciante y se determinen las acciones a desarrollar por parte del organismo internacional, ya que el interno teme posibles contagios por el nuevo tipo de coronavirus.

Desde el pasado 25 de mayo, Lucio Bahena Osorio, Iñaqui Uriarte García y Víctor Simón Beltrán Pedrola solicitaron al coordinador de Servicios Penitenciarios de Morelos, Jorge Pérez de León Borque, arraigo domiciliario, ya que padecen enfermedades crónico degenerativas como cáncer, diabetes, Parkinson e hipertensión arterial, además de que son de la tercera edad, por lo que pueden presentar complicaciones de salud al ser contagiados por Covid-19. 

Otro de los casos que fue anexado a la petición de medidas cautelares de la CIDH fue el de Rosaura Rebolledo Ocampo, quien en días pasados estuvo en un estado grave de salud por pie diabético, al negarle atención médica y alimentación adecuadas dentro del penal, así como la insulina que requiere de tratamiento para control de la enfermedad. Incluso tuvo que ampararse judicialmente para recibir la atención necesaria, a punto de caer en coma diabético

El grupo de demandantes de medidas cautelares han señalado reiteradamente que no reciben respuesta por parte de las autoridades penitenciarias, y ya denunciaron los fallecimientos de Armando Abarca González, Marcelino Fuentes Beltrán, Baldemar Hilario Ramírez en el dormitorio número 1 del Cereso de Atlacholoaya.

Asimismo, Víctor Simón Beltrán Pedrola solicitó al Juez de Distrito de Morelos, junto con los otros diez internos la aplicación de la Ley de Amnistía, siendo presos vulnerables para que se les permita la liberación o arraigo domiciliario durante la actual contingencia sanitaria por el Covid-19, tal como lo ha señalado la Alta Comisionada de Derechos Humanos de Naciones Unidas, Michelle Bachelet, por lo que están a la espera de la respuesta de la CIDH.

 

Acuse de recibido de CIDH

 

Ignacio García
Últimas entradas de Ignacio García (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *