Invalidar elecciones por 5 millones de votos comprados por PRI

MÉXICO, DF.- El candidato de las izquierdas para la Presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador presentó la acusación contra el PRI de comprar al menos cinco millones de votos y manifestó su indignación por lucrar con las necesidades de la población en favor de Enrique Peña Nieto.

Luego de hacer un recuento de diversas irregularidades y delitos electorales que se dieron en la campaña de Peña Nieto, entre éstos los monederos electrónicos de la tienda Soriana, el caso Monex, la entrega de dinero en efectivo, despensas y materiales de construcción, López Obrador afirmó que hay una minoría que quiere que dominar el país y que para mantener el régimen de corrupción que les beneficia y decidieron imponer a Enrique Peña Nieto como presidente de México.

Ricardo Monreal, Andrés Manuel López Obrador y Jesús Zambrano, en demanda de invalidación de las elecciones Foto: AFP

Prensa francesa da seguimiento al fraude electoral 

Los medios Le Parisien , Le Point, France 24, L’Express y Swiss Info, no han dejado de dar seguimietno a la información que se produce en torno a la serie de irregularidades y delitos electorales denunciados por simpatizantes de la Izquierda mexicana y cientos de miles de ciudadanos independientes que se oponen a tolerar un fraude electoral más en este país.

En contraste, los medios mexicanos que participaron del silencio respecto al fraude y las irregularidades el mismo día de la elección en que el presidente del Instituto Federal Electoral, Leonardo Valdés Zurita, anunciaba con premura el supuesto triunfo del candidato del PRI, Enrique Peña Nieto, las redes y medios alternativos, y algunos como Le Figaro daban cuenta ese mismo día de las fuertes sospechas de fraude.

Los medios mexicanos y extranjeros acreditados a la cobertura electoral, sin embargo hicieron eco fielmente del discurso de Valdés Zurita, en favor del PRI cuando apenas llevaban unas siete mil casillas contadas de un total de más de 143 mil casillas.

Las redes sociales y medios alternativos no han dejado de difundir videos, imágenes, testimonios y evaluaciones técnicas del sistema de cómputos realizados por ciudadanos, analistas independientes para demostrar el fraude electoral. A doce días de la elección, los medios de comunicación tradicionales empiezan a mostrar tibiamente las irregularidades, aunque la mayoría se abstiene de investigar por cuenta propia.

México: la izquierda va a demandar la invalidación de la presidencial

Traducción: Anna Lyse

La izquierda mexicana va a depositar el jueves una demanda de invalidación de la elección presidencial del 1 de julio, por “violación de los principios constitucionales”, anunció el miércoles por la tarde Ricardo Monreal, portavoz del candidato de la izquierda, Andrés Manuel López Obrador.

«Los principios de exactitud, de imparcialidad, de equidad, de objetividad y de profesionalismo han sido violados “, declaró el Sr. Monreal ante periodistas de la radio y de la televisión, sin dar otros detalles.

El candidato de la izquierda debe depositar oficialmente su recurso de invalidación el jueves, ante el Tribunal federal electoral (TRIFE), el solo habilitado para proclamar el resultado oficial de la elección presidencial antes del 6 de septiembre.

López Obrador denunció, después de los resultados del voto, las presuntas irregularidades durante la campaña electoral, en particular la compra masiva de votos por parte del Partido revolucionario institucional (PRI), cuyo candidato, Enrique Peña Nieto, ganó la votación con 38,21 % de los votos según el conteo final del Instituto federal electoral.

El candidato de la izquierda, obtuvo el 31,59 % de los sufragios, una diferencia del 6,62 % con el vencedor, lo que representa más de 3,3 millones de sufragios de menos.

Monreal invocó el precedente de la anulación de la elección del alcalde de Morelia, capital del Estado de Michoacán, el año pasado, por un tribunal electoral local.

La elección había sido declarada nula, porque el candidato ganador, Wilfrido Lázaro, del PRI, había aparecido en una reunión de su partido cuando la campaña ya había sido concluida y que un boxeador había aparecido sobre las pantallas de televisión con logotipo del PRI, también fuera de plazo.

No obstante, a diferencia de la elección presidencial, la elección de Morelia había sido muy apretada.

El martes, el Partido acción nacional (PAN) del presidente saliente, Felipe Calderón, había indicado también que recurriría al Tribunal electoral federal para que investigue sobre sospechas de compras de votos por el PRI.

Pero el dirigente del PAN, Gustavo Madero, había subrayado que su partido reconocía los resultados de la elección presidencial, como lo había hecho el mismo presidente Calderón, la tarde la elección.

«Reconocemos los resultados oficiales publicados hasta ahora” (…) pero existen pruebas de la falta de equidad y de faltas graves “, había dicho el  Madero.

Entre las irregularidades comprobadas, el Sr. Madero había evocado ” el rebasamiento evidente de los gastos de campaña y el uso de mecanismos paralelos de financiación”, así como “la compra directa de votos”.

La ley electoral mexicana prevé que el rebase de los presupuestos de campaña y la compra de votos sean sancionados por multas.”

Guadalupe Lizárraga

Periodista independiente. Fundadora de Los Ángeles Press, servicio digital de noticias en español en Estados Unidos sobre derechos humanos, género, política y democracia. Autora de las investigaciones en formato de libro Desaparecidas de la morgue (Editorial Casa Fuerte, 2017) y El falso caso Wallace (Casa Fuerte, 2018) ambos distribuidos por Amazon.com

4 thoughts on “Invalidar elecciones por 5 millones de votos comprados por PRI

  1. Es una tristeza que los medios televisivos esten tan sensurados….no hacen mas que descalificar a Andres MAnuel…tachadolo de loco de fanatico, de ser un mal perdedor…pero a simple vista se ve que si existio y existe un fraude electoral…solo los ciegos no quieren ver lo que esta a la vista de todos….no se respeto la eleccion, ni nuestros votos…yo no estoy a favor de ningun candidato en especial…estoy a favor del pueblo, y si el PRI a sido capaz de tanto para llegar al poder, que podemos esperar de su gobierno si no mas corrupcion, abuso de poder….aplaudo el movimiento 132 porque se atrevieron a levantar la voz y ojala los escuchen…si no que nos espere si no 50 años mas de dictaudura Mexicana!!

  2. fué un fraude descarado a la vista de todo mejico y extranjeros presentes , atenta contra la dignidad de los mejicanos y del mundo; compra del voto. a trabajadores de gob. priistas de cualquier nivel los obligaron a “volantear” 4 horas despues de salida del trabajo, so pena de ponerlos en la lista negra para despedirlos, a los representantes generales de 10 casillas les pagaron $20,000.00 y asi los premiaban o castigaban despidiendolos por el hecho de no querer o no simpatizaban con el pri. ¡que sometimiento ! y todo para cuidar la torta como me lo dijo un empleado del pri. UNA PREGUNTA: hubiera pasado esto con nuestros vecinos de ESTADOS UNIDOS o de CANADA?

  3. Las mentiras de Coldwell a propósito de AMLO

    Como ya sabemos, los priistas son una caterva de ladrones y homicidas, tal vez los próximos dictadores, por lo que no resulta extraño que también sean mitómanos. Qué se puede esperar de un grupo de truhanes dominados por la lujuria del poder y el dinero. Basta ver las riquezas de estos sátrapas (así descritos por Pedro Ferriz de Con), con haberes acumulados al amparo del poder público como para no dar crédito a sus palabras mentirosas.

    Pasma de ver a estos esperpentos de personas, con su cinismo y simulación pavorosa ante la patente realidad que todos los mexicanos honestos hemos visto en las redes sociales y la prensa independiente, ahí donde no se puede ocultar la verdad, ya que la noticia siempre se confirma con múltiples fuentes (al contrario de la TV y radio vendidas).

    Si la organización de ultraderecha del Yunque, dizque cristiana, son hipócritas gazmoñeros; los priistas son los amos del cinismo y el crimen. Tanto la hipocresía como el cinismo son formas sofisticadas de la mentira. El hipócrita ante la patente falta, dice lo que no siente; se deslinda, se descalifica, trata de ocultarse; aunque acepta implícitamente la norma con la cual se le juzga.

    En cambio el cínico, con total impudicia, actúa como si la falta jamás hubiera existido ó como si ésta fuera cosa razonable; intenta maliciosamente desvirtuar la norma que juzga. El cínico nos invita a creerle aceptando sus mentiras como verdad, el mal como cosa buena, el crimen como bondad.

    Los mentirosos los son por debilidad moral, todos hemos mentido alguna vez. Pero los hipócritas y cínicos son los profesionales de la mentira, son los que han hecho del mal un hábito, son los que se degradan moralmente y promueven la injusticia en el mundo.

    Ahora el Sr. Pedro Joaquín Coldwell que preside al PRI, brujo procaz, pretende darnos clases de ‘buena lógica’ para dejar al descubierto las seis mentiras con las que AMLO fundamenta su reclamo para invalidar las recientes elecciones.

    ¿A Coldwell le crecerá la nariz? ¿Se morderá la lengua? ¿Perdió toda vergüenza, todo escrúpulo moral? ¿Cuándo perdió el niño Codwell su inocencia? como para que terminara como un truhán mentiroso representando a un grupo de mafiosos ávidos de poder.

    Pero analicemos cómo el profesor Coldwell, genio de la lógica, nos abre los ojos y devela las seis ‘mentiras’ de AMLO, con el propósito –claro- de que ya no prestemos atención a las palabras de ese ‘provocador facineroso’ conocido como Andrés Manuel López Obrador; y en cambio si creamos a pies juntillas, toda la verdad que mana de la boca de este priista gazmoñero, líder de los orcos del PRI. Comencemos.

    1. Primera mentira: Supuesto rebase del tope de gastos de Campaña.

    Argumenta Coldwell que: “Desde el inicio de la campaña, la Coalición Compromiso por México solicitó la auditoría anticipada de sus gastos. Fuimos los únicos que así lo hicimos.”. Pero lo que olvida decirnos el doctor en lógica, es si tal auditoría solicitada YA FUE REALIZADA, quién la efectúo y cuáles fueron los resultados. Si no es el caso, la mera expresión de voluntad de exhibir sus cuentas no es suficiente, vale un comino que ahora mencione tal ‘disposición’ y lo ponga como prueba de descargo.

    Que: “Las autoridades competentes cuentan y seguirán contando con toda la información que confirma que no se rebasaron los topes de campaña”. Gracias por su disposición y halago al IFE, Sr. Coldwell, pero con esto no desmiente lo dicho por AMLO. Con la comadre vecina de su casa, puede chorear de ese modo, pero con gente que hace uso de la razón no.

    El abogado Jaime Cárdenas, del Movimiento Progresista ha detectado hasta ahora que la coalición de PRI y Verde Ecologista han gastado 4 mil 599 millones de pesos en los 90 días de campaña. Es decir, hubo un exceso de 4 mil 263 millones de pesos. Con lo cual se viola el principio de equidad en la contienda electoral. Las pruebas han sido entregadas al TRIFE. Toca a este órgano judicial, con base a las pruebas aportadas, el acreditar (y no el PRI) la infracción a la Ley electoral.

    Tales pruebas (testimonios, documentos y videos), fueron aportadas por la ciudadanía que se abocó a la tarea de vigilar todo el proceso electoral y pillaron a muchos priístas con actividades que, a todas luces, implicaba un derroche pavoroso de recursos.

    Sr. Coldwell (sí a ti, no te hagas buey), si en verdad tienes interés intelectual, concéntrese en encontrar evidencias concretas que anulen cada una de las pruebas aportadas y no sólo se contente con sólo decir “no, no gasté”. La mera descalificación no es argumento, tal como lo hace su discípulo aventajado en la mitomanía, Enrique Peña Nieto, cuando las declara que son un ‘mero montaje’. Enséñele que mentir es un arte, que el ninguneo fatuo ante los hechos sólo provoca una reacción negativa entre los seres que somos inteligentes.

    2. Segunda mentira: Inequidad en medios electrónicos.

    Argumento: “Todos los candidatos tuvieron abundante acceso a los medios de comunicación, y lo siguen teniendo ahora. La Reforma Electoral de 2007-2008 reguló estrictamente el acceso equitativo a los medios electrónicos. Además, el monitoreo realizado por la UNAM demuestra que hubo equidad en la cobertura.”

    Debo recordarle al Sr. Coldwell que tal acusación no ha sido presentada al TRIFE. El expediente para el juicio de inconformidad fue elaborado por el coordinador de campaña Ricardo Monreal, y en él estuvieron involucrados también el diputado del Partido del Trabajo, Jaime Cárdenas; el presidente de Movimiento Ciudadano, Luis Walton; y el senador petista Alberto Anaya. Los agravios son:

    • Rebase de tope de gastos de campaña.
    • Financiamiento encubierto.
    • Las encuestas usadas como instrumento de propaganda e inducción del voto.
    • Actos de presión y coacción del voto a los electores, antes y durante la jornada electoral.
    • Intervención ilegal de autoridades ajenas al proceso electoral.
    • Negligencia de la autoridad en el cumplimiento de su responsabilidad legal.

    En ningunos de los agravios se menciona la inequidad en medio electrónicos. No veo entonces, Sr. Coldwell de qué se queja, tal acusación no se ha presentado al TRIFE, por lo que su cacareada refutación a la ‘mentira 2’ está fuera de lugar.

    ¡Claro!, claro, usted puede insistir que esa ha sido una queja permanente de AMLO. Pero como siempre, olvida decir desde cuándo AMLO se ha quejado del ‘cerco informativo’ de la TV, radio y en algunos periódicos de mayor circulación nacional. Pero yo se lo digo: desde siempre. AMLO no pone este agravio en la lista de impugnaciones porque la Ley electoral sólo contempla los tiempos de campaña oficial, y es lógico que la UNAM que ha monitoreado la exposición en medios electrónicos, haya mostrado un equilibrio en los últimos tres meses, lo cual no sorprende porque los tiempos de exposición ya están pactados frente al IFE de antemano.

    Pero aun cuando no es tema de litigio, este reclamo de AMLO no carece de sustento. Desde hace doce años por lo menos, AMLO ha sido siempre atacado, ninguneado por todos los medios noticiosos posibles, si acaso cuando hablan de él es negativamente; en cambio siempre desbrozan elogios a los otros candidatos, con vistas a las elecciones del 2012. Ya es inocultable que en los últimos años Televisa ha impulsado una campaña de promoción de imagen para su candidato favorito, a través de spots y programas en la TV ó radio, y también en reportajes en la prensa escrita y artículos en revistas frívolas. Esto es lo que AMLO reclama, y los hechos lo confirman, negarlo es sólo una actitud fatua.

    AMLO no pretende que todos los medios hablen bien de él, escucha con interés las opiniones contrarias a su proyecto, siempre ha demostrado una disposición sincera al diálogo, hasta ha permitido la crítica directa y en vivo de jóvenes universitarios. De lo que no está de acuerdo, es en la cargada mediática orquestada, planeada desde las cúpulas del poder por la oligarquía que ven en AMLO un peligro para sus intereses mezquinos; la campaña negra del 2006 y la actual pagada por el PAN confirma lo dicho ¿Puede negar esto Sr. Coldwell? ¿Aún le parece “insultante… argumentar que los medios tienen el poder para imponerle un candidato a los votantes”? Pues esto mismo no sólo lo ha denunciado AMLO, son los mismos mexicanos los que hemos tomado nota de esto. El periodista Jenaro Villamil y The Guardian lo sostienen y presentan pruebas.

    Si la acusación realmente les ofenden y les causa un daño moral (como si la tuvieran), pues que sea el PRI y Televisa la que denuncien penalmente a los difamantes ¿Porqué no se atreven? Pero no, sólo se contentan con el ninguneo fatuo. Desvergonzados.

    3. Tercera mentira: Supuesta manipulación de encuestas.

    Argumenta: “El Movimiento Progresista denunció el supuesto uso de las encuestas para manipular a la opinión pública. Sin embargo, todas ellas previeron el orden final de los candidatos, así como el crecimiento que el Movimiento Progresista tuvo a lo largo de la campaña para quedar en segundo lugar… Las empresas encuestadoras han ofrecido explicaciones técnicas sobre la diferencia de sus diagnósticos con respecto a los resultados finales. Es impensable que todas ellas se hubieran prestado a la manipulación.”

    Claro, ahora resulta que los oráculos acertaron en el ORDEN como aparecieron los resultados. No finjas ignorancia Coldwell, el pleito con las encuestadoras Mitofsky, GEA/ISA, Parametria, Ulises Beltrán y Buendía y Laredo, entre otras, es que presentaban al muñeco con ventaja de 15 puntos o más sobre AMLO y a Josefina Vazquez Mota con menos de 3 puntos más abajo. Esto a pesar de los tropiezos mediáticos de Peña Nieto y de las acusaciones con videos en las redes sociales; y aún sostenían sospechosamente al Peña en la punta de las encuestas. Los periodistas en el extranjero se preguntaban ¿Pues de que está hecho este muñeco, le pegan, exhibe como lo que es, y reaparece con su copete de gel, como si fuera un tentetieso? No había quien les explicara a la prensa extranjera, que Peña Nieto no es un fenómeno paranormal, sólo la orquestación de la gran mentira armada por los medios adversos a AMLO y las encuestadoras.

    Como sostiene Jaime Cardenas: “Los medios le sacaron la vuelta a la prohibición constitucional para que los particulares no compren tiempos en radio y televisión. Lo que hicieron fue transmitir encuestas como propaganda electoral“.

    Entiéndelo Coldwell, no fingas ‘ignorato elenchi’ lo que reclama AMLO no es que lo pongan en segundo lugar de lo que sea, sino que se usen las cifras de las encuestas electorales como propaganda, dándoles pasto a los opinadores profesionales (viles pregoneros) para inducir a los posibles votantes con la creencia de la lucha está terminada, que la ventaja es tan aplastante, para qué salir a votar, para qué votar por el perdedor, porqué no mejor aceptar al muñeco como ganador por anticipado, tomarse la foto con él y tantas sandeces más. Mientras que a Chepina, pegándola a tres, dos, un puntito a lado de AMLO, hacían dudar a los votantes indecisos y así estorbar el juicio razonado (el que tanto defiende Coldwell falazmente).

    A los mexicanos que sí estamos informados (porque navegamos por Internet y no vemos TV) nos sorprendió la imagen indestructible de Peña Nieto. Se le acusa de homicida de su esposa Petrelini; de la muerte sospechosa de sus cuatros guaruras; involucrado en el homicidio de René Hilario Nieto, el que fuera Juez Federal de Almoloya de Juárez y se negara a dictar sentencias injustas contra los detenidos por el caso Atenco, tal y como se lo exigía Peña Nieto; de ser desviado sexual, homofóbico, mandando a golpear, violar e intentado matar al Sr. Agustín Estrada Negrete; de ser represor de Atenco; entre otras linduras (porque el juguete con balín pega fuerte cuando rebota). Todos estos casos fueron documentados detalladamente por los medios en general. Por eso los extranjeros se jalan los cabellos mientras exclaman ¡los mexicanos están locos! ¿Por qué adoran a un criminal? No, no estamos locos, los mexicanos sufrimos también de ‘cerco informativo’, no por nada surgió el movimiento estudiantil Yo Soy 132.

    Ven estimados lectores, hasta donde llevamos expuesto, todo tiene una ilación: un colosal gasto de campaña inocultable, una apabullante promoción de imagen y, curiosamente, coordinado con encuestas copeteadas usadas como propaganda.

    4. Cuarta mentira: Supuesta compra y coacción de voto.

    Argumento: “Esta acusación es falsa y cae por sí sola. Equivale al absurdo de que uno de cada diez votos hubiera sido comprado. Habría millones de testigos, cuando lo único que hay, son 50 millones de electores que ejercieron sus derechos políticos con dignidad”.

    Sr. Coldwell, claro que hubo millones de testigos, por eso los pillamos distribuyendo despensas, y comprando votos regalando tarjetas de Soriana y sobornando a funcionarios de casilla con las tarjetas de MONEX. Tenemos videos de cómo entregaban despensas el primero de julio, y tenemos testimoniales notariadas de gente que acepta haber recibido tarjetas de gente del PRI.

    Tan grande fue la operación con Soriana que en el día 1 y 2 de este mes de julio, que miles de clientes abarrotaron las tiendas de Soriana ante el rumor de que las mencionadas tarjetas no tenían fondos (videos hay de sobra). Si tales tarjetas tienen el logo de la CTM como parte de un programa de prestación no viene al caso, porque muchos portadores de esas tarjetas no están afiliados a la CTM, las adquirieron en recientes días a cambio de votar por el PRI (inducción); y según testimoniales, el mismo día de la votación, después de que el portador votó adquirió su tarjeta con saldo de $1500 pesos, cuando mostró una imagen de su boleta marcada a favor del PRI.

    Por otro lado, si para su descargo termina diciendo: “que durante la administración de López Obrador, Soriana emitió tarjetas donde los adultos de la tercera edad recibían depósitos de las pensiones que otorgaba el Gobierno del Distrito Federal”. Mire, se me sale una lágrima de mis ojos, pero tal sensiblera afirmación, no da lugar.

    5. Quinta mentira: Supuesta intervención de gobernadores.
    Argumento: “La denuncia afirma también, que los gobernadores priistas fueron claves en la compra de voto. Esto es falso. Si así fuera, ¿cómo explicar que el PRI no ganó en Nuevo León, Quintana Roo, Tabasco, Tamaulipas, Tlaxcala y Veracruz, estados gobernados por militantes de nuestro partido? ¿Cómo explicar también, que Enrique Peña Nieto ganara en la mitad de los estados gobernados por miembros de otros partidos políticos?”

    Parece que Coldwell, el brujo contumaz, hace una demostración magistral del famoso ‘reductio ad absurdum’, pretende tomar como hipótesis la tesis que niega y deducir sus consecuencias; así pues excogita para sus adentros, “si los gobernadores priistas intervienen, entonces, es absurdo que pierdan las elecciones en sus respectivos Estados”.

    Coldwell equivoca las causas, los gobernadores perdieron los Estados mencionados por su mala administración local, pero aún así operaron para salvar el mayor número de votos para las presidenciales ¿cómo?: comprándolos. Triangulando recursos públicos, repartiendo despensas, pagando votos. A si pues: que se muera el estado, pero que gane el PRI nacional.

    El caso de Zacatecas, fue ampliamente documentado por Ricardo Monreal y está integrado al expediente. Exhortamos a patriotas funcionarios público nos ayuden documentar los financiamientos inescrupulosos en otros estados de la República.
    Para terminar, los dejo con las palabras de Maryjose Gamboa, periodista de AquíVeracruz.mx: “…[fue] tanta la desesperación por sentar en la silla del águila a Peña Nieto que en abierto hizo quedar muy mal parados a los gobernadores de su partido en donde no ganó el PRI, dijo que los votos fueron premio o castigo al trabajo de las autoridades en turno, o lo que es lo mismo Veracruz no ganó porque la gente castigo a Javier Duarte, Carolina Gudiño, Salvador Manzur, etc.; que buen dirigente nacional tienen los priistas, descobijo a todos con tal de tapar a EPN…”

    6. Sexta mentira: Supuestas estructuras paralelas de financiamiento.

    Argumento: “En el caso particular de Monex, los propios directivos de la empresa han negado categóricamente la existencia de esquemas de financiamiento paralelos que lo relacionen con los partidos políticos, asimismo le ha presentado a las autoridades competentes la documentación que lo demuestra.”

    Resulta muy inocente que Coldwell se ponga en las palabras de otros para intentar refutar la ‘mentira 6’, esto es, se apoya sin más en la negativa de Monex. Pues espero que los directivos de Monex argumenten bien, y convenzan al TRIFE Y la FEPADE que son inocentes, porque el círculo contra ellos se cierra. Está completamente detallado las operaciones con las 9 mil 924 tarjetas “Si vale Master Card” entregadas por Monex a los funcionarios de casillas en muchos estados de la República (se cuenta con testimoniales) por un monto aproximado 701 millones de pesos.

    El caso de Monex resulta más claro y se cuenta con pruebas sólidas. No sé porqué me late que esta operación está ligada al fraude contra Frontera Television Network (FTN) del empresario José Aquino que ya demandó ante las autoridades de EUA, por incumplimiento de contrato a funcionarios de PRI y empresarios cercanos. La demanda reclama un daño valuado en 56 millones de dólares. Lo curioso del caso, es que este dinero de procedencia desconocida, fue depositado en “en una cuenta bancaria en el Banco Monex, Banca Mifel en Virreyes”. Y como señala Aquino “los demandados retiraron el dinero y se lo dividieron con funcionarios del PRI y sus co-conspiradores David López, Erwin Lino, Alfredo/Pepe Carrillo Chontkowsky, Roberto Calleja, Hugo Vigues y Luis Videgaray, y nunca fondearon el proyecto como se había prometido”. Y después aparecieron las flamantes tarjetas Monex, para también hacer su aparición el mentiroso Pedro Joaquín Coldwell negando neciamente los hechos.

    Después de este cansado repaso de las mentiras de Coldwell, las que ridículamente las quiere atribuir a AMLO, podemos para terminar, explicar cuál es el último truco del Coldwell falaz.

    Comienza Coldwell llegando a la rueda de prensa con el clásico ceremonial faraónico, impronta del los círculos priistas. Con sardónica risita, clásica de los cínicos contumaces, inicia su portentosas declaraciones, y así empieza por exponer las mentadas ´mentiras’ atribuidas a AMLO. El ataque realmente es mediático y, por lo tanto, psicológico. Causa pasmo como ningunea los hechos de la manera más desvergonzada, a pesar de que los mismo millones de votantes que vigilaron las elecciones (a los que él alude), son los mismos que cacharon en la movida a muchos priístas mapaches y traficantes de votos.

    Recuerden que, tanto Coldwell como Peña Nieto son consumados narcisistas mitómanos, abren la boca con afectación y cara dura, y con melifluas palabras (ya bien ensayadas) pueden hasta negar la luz del sol dejando boquiabierto al auditorio; pues bien, es la negación desvergonzada, es la mentira rayana entre la ficción y la realidad; esa es la magia psicodélica que hacer caer a los incautos en sus redes y digan: bueno… puede ser verdad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *