Isabel Miranda pretende entorpecer justicia a Alfonso Martín del Campo

Isabel Miranda aleccionando en fabricar culpables a las hijas Zamudio Martín del Campo por el hmicidio de sus padres. Foto: cortesía
Isabel Miranda aleccionando en fabricar culpables a las hijas Zamudio Martín del Campo por el homicidio de sus padres. Foto: cortesía

Por Guadalupe Lizárraga

LOS ÁNGELES, California.- El caso de Alfonso Martín del Campo Dodd, preso durante 22 años por la confesión bajo tortura del homicidio de su hermana Juana Patricia y su cuñado Gerardo Zamudio en 1992, ha servido a periodistas y cineastas para obtener reconocimientos internacionales por demostrar las fallas estructurales del sistema de justicia mexicano. Pero también ha sido pretexto para Isabel Miranda Torres, conocida como la “señora Wallace”, para presionar a miembros del Poder Judicial a preservar estas fallas y evitar la reparación de justicia.

Recientemente, Martín del Campo lanzó un comunicado para denunciar públicamente a Isabel Miranda de interferir en su proceso sin tener personalidad jurídica para ello. La acusó de desafiar al Estado de derecho y de sembrar la duda sobre la independencia del Poder Judicial. “Ella da por hecho que no se va a comprobar la tortura en mi caso y da a entender de que ya sabe el sentido de la resolución, lo cual sería gravísimo”, señaló.

En entrevista a Los Ángeles Press, Martín del Campo dijo que ignoraba por qué Isabel Miranda se ha entrometido en su caso, sin siquiera conocerlo a profundidad ni tener personalidad jurídica para ello. Incluso se mostró sorprendido de los recursos que ha destinado Miranda para la campaña mediática y en las redes sociales para que no lo liberen, pese a que se trata de un caso emblemático de violaciones por derechos humanos del Estado mexicano. “¿Qué interés tiene esta señora en mi caso? Ella puede decir cualquier cosa, pero no tiene ninguna validez jurídica”, comentó telefónicamente Martín del Campo Dodd desde la prisión.

Isabel Miranda Torres, quien también ha sido denunciada ante la Procuraduría General de la República por simular el secuestro de su hijo Hugo Wallace, obtener lucro con ello y fabricar culpables bajo tortura, el pasado 6 de septiembre difundió en las redes que en la Suprema Corte de Justicia de la Nación en México “se probará que no hubo tortura” en el caso de Martin del Campo. De la misma manera, hizo referencia a que la víctima sólo quería que el Estado lo compensara “millonariamente” por el tiempo que lleva en la cárcel.

Hijas de los Zamudio Martin del Campo con Emilio ALvarez Icaza, de la CIDH. Foto: especial
Hijas de los Zamudio Martin del Campo con Emilio ALvarez Icaza, de la CIDH. Foto: especial

Junto con las declaraciones por la próxima resolución del Poder Judicial, Miranda Torres también exhibió en espectaculares públicos cuestionamientos a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos por la defensa a Alfonso Martín del Campo, durante la visita del secretario ejecutivo Emilio Álvarez Icaza, el pasado 15 de agosto. No obstante, el funcionario sin hacer alusión a los cuestionamientos posó para las fotografías junto a las hijas de los occisos Zamudio Martin del Campo.

El caso de Alfonso fue uno de los primeros atendidos por tortura y violaciones al debido proceso en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Se acreditó cabalmente que fue obligado a confesar bajo tortura física el doble homicidio de sus familiares perpetrado el 30 de mayo de 1992 en la Ciudad de México, se le detuvo ilegalmente y se le sentenció a 50 años de prisión sin respeto a las normas del debido proceso, según el informe 117/09 de la CIDH. Las violaciones a su integridad física y a sus garantías constitucionales fueron validadas también ante el Grupo de Detenciones Arbitrarias de la ONU y la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, entre otras. Incluso se argumentó la simulación de pruebas por agentes ministeriales de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal.

El Comité por la liberación de Alfonso Martín del Campo, coordinado por Alejandro Juárez, ha registrado y documentado las violaciones de derechos humanos, ordenando la información con las evidencias del caso en el blog #AlfonsoLibre y ha elaborado varios videos con la argumentación jurídica y pruebas periciales que demuestran la inocencia del inculpado. Incluso periodistas como Kevin Sullivan y Mary Jordan del The Washington Post ganaron el Pulitzer en 2003 por demostrar las violaciones en el caso de Alfonso. Sin embargo, su liberación de ha sido postergada.

Las sobrinas de Alfonso Martín del Campo, por su parte, han abierto un blog para subir imágenes y documentos orientados a incriminarlo; y aleccionadas por Isabel Miranda, han lanzado una campaña de hostigamiento contra la víctima de tortura y prisión injustificada en las redes sociales. María Fernanda escribió una narración en el blog en el que acusa directamente a su tío, a quien dijo haberlo visto matar a sus padres a los cuatro años de edad. Mientras Brenda no duda en posar frente a las cámaras empuñando armas, quien junto con su hermana Tamara se lanzan contra la libertad de Alfonso ignorando el proceso judicial durante 22 años.

Brenda Zamudio empuñando armas y luciendo autos lujosos. Foto: especial
Brenda Zamudio empuñando armas y luciendo autos lujosos. Foto: especial

Los presuntos responsables del homicidio

En la investigación realizada para juntar las evidencias que demuestran la fabricación de la culpabilidad contra Alfonso Martín del Campo dos personas han sido señaladas como principales beneficiados del crimen: José Roberto Zamudio Aldaba y su madre María del Carmen Aldaba Corral. Ambos con un largo historial de fraudes millonarios en diferentes ciudades mexicanas desde principios de los años noventa y con antecedentes delictivos en Reno, Nevada.

Alfonso Martín del Campo también ha denunciado que a raíz de las evidencias reveladas contra los presuntos delincuentes, ellos han dejado de fungir como coadyuvantes del Ministerio Público en su caso, y se encuentran en calidad de prófugos. Ante la ausencia de los presuntos autores intelectuales del crimen, Isabel Miranda de Wallace ha tomado la estafeta de “fiscal”, y pese a que no tiene personalidad jurídica para ello hace declaraciones, presiona a los jueces, y manipula a las jóvenes hijas de los occisos a quienes incluso les adjudica frases en espectaculares de su empresa Show Case Publicidad, SA de CV como las siguientes:

¿Por qué te olvidas de las víctimas de Alfonso Martín del Campo? ¿Será porque no nos representas?

No somos invisibles, somos las víctimas del Alfonso Martín del Campo.

Yo vi que Alfonso Martín del Campo mató a mis padres.

Esta última frase, Miranda Torres se la adjudicó a María Fernanda Zamudio Martín del Campo, cuando tenía cuatro años de edad, y a quien doce años después llevó a declarar ante los medios de comunicación que había visto asesinar a sus padres. Miranda usa el espectular para volver al caso de Brenda Quevedo Cruz, acusando a la CIDH de favorecerla en referencia al falso secuestro de su hijo, dado a conocer en los medios por ella como “el caso Wallace”.

Aunque María Fernanda Zamudio tampoco tiene personalidad jurídica en el proceso de Alfonso Martín del Campo, se puso en evidencia que Gerardo García Chavarría, cuñado del occiso Gerardo Zamudio Aldaba, al haber sido el primero en entrar en la escena del crimen, declaró ante el Ministerio Público que sacó dormidas a las entonces niñas Brenda y a María Fernanda (quien es la que ha declarado en contra de Alfonso Martín del Campo).

Más aún, la propia procuraduría concluyó que no podía incorporar las imputaciones hechas ahora de la joven, por tratarse de hechos que fueron juzgados hace más de doce años.

Sin embargo, para Isabel Miranda no ha pasado el tiempo, y al igual que manipula la prensa, falsea declaraciones y ratifica la simulación de pruebas pese a testimonios y evidencias de rastros de vida de Hugo Wallace, pretende inmiscuirse en el proceso de Alfonso Martín del Campo, quien se encuentra desde hace años a un paso de la libertad.

12 thoughts on “Isabel Miranda pretende entorpecer justicia a Alfonso Martín del Campo

    1. Ipiranga,

      La foto de Brenda Zamudio Martín del Campo empuñando un arma, aunque sea una foto editada, da un mensaje muy claro sobre la formación que ha recibido y contradice el de su supuesto activismo por la justicia para el caso de sus padres. Brenda no deja de ser víctima por ello, pero indudablemente no es el camino adecuado. Tanto su tío José Roberto como su abuela tienen antecedentes penales en Estados Unidos y México, y son los principales sospechosos del crimen y de pagar por la fabricación de culpabilidad de Alfonso. En México, la fabricación de culpables es uno de los males públicos (no es un juicio, sino un concepto) que han hundido el sistema de justicia. Y en este sentido, la foto dice mucho.
      GL

    2. La bloguera que maneja esta página se dice periodista y me da la impresión que entiende de periodismo lo mismo que un soldado de justicia. Suele hacer señalamientos sin más fundamento que dichos, cuando todo periodista sabe que cualquier afirmación debe estar bien fundamentada. Pero bueno, sólo es un blog de alguien que no ha logrado ejercer profesionalmente el oficio y por eso se creó su propio espacio.

  1. @lpiranga
    Hablas de debatir. Entonces porqué te centras en la foto de la sobrina (y no la hija) de Martin del Campo Dodd ?
    El debate es : Cual es el objetivo de IMW de juntar el caso Wallace con el caso AMCD ? Andara tan desesperada que trata de sostener sus mentiras con el caso AMCD ? Porqué meterse en caso AMCD ? Quién le paga por hacer eso ? Cual es su intención ?

    Quieres debatir ? Vamos a debatir.

  2. Ana Luisa, 1.- Obviamente es la sobrina de AMCD, si no Guadalupe no la habría puesto. Él no tiene descendencia tengo entendido.

    2.- No me refiero al debate que yo quiera estimular por este medio y con la reportera, me refiero al que ella abona al debate público. G.Lizárraga es la que eligió centrar visual y literalmente el debate en esa foto.

    Guadalupe, ¿empuñar un arma para una sesión de fotos es signo inequívoco de una contradicción argumentativa por parte de Brenda Zamudio? vaya capacidad analítica.

    Has elegido una foto, esa foto. ¿Por qué no otra? eso es amarillismo, Guadalupe.

    1. el debate no es este, lo de la foto es secundario. Aunque se ve que a esta chava le gustan los carros buenos y las armas.El amarillismo es mostrar muertos en los periodicos.
      Hablar de amarillismo es típico de la táctica de Isabel Miranda de Wallace : miren nada mas : noticiasdesdemexico.com : tachan a Anabel Hernandez de amarillista para evadir el verdadero debate. Anabel Hernandez, periodista, autor de varios libros.
      Es fácil tachar a alguién de amarillista : permite desviar la atención en un punto sin importancia para evadir dar respuestas.
      Definición de amarillismo según Wikipedia : Prensa amarilla o prensa amarillista es aquel tipo de prensa sensacionalista que incluye titulares de catástrofes y gran número de fotografías con información detallada acerca de accidentes, crímenes, adulterios y enredos políticos. En caso de gráfica o en televisión, se caracteriza por usar colores extremadamente saturados, principalmente el rojo y tener su información desorganizada.
      Acaso en este articulo Guadalupe Lizarraga puso alguna foto de un crimen, de adulterios o de accidentes ? El articulo de Guadalupe no es sensacionalista. Es periodismo de investigación y de analisis.
      Una vez más, tatas de desviar el tema de conversación. Quién te paga por eso ? A quién proteges ? Eres la sobrina de Martin ?
      En cuanto a la sobrina tu haces esta pregunta : ¿Cuál es el punto de poner la foto de una de las hijas?
      Por eso te conteste que eran sobrinas.

  3. ¡Ándale con el wikipediazo!

    1 Si estuvieras al tanto de todo ya sabrías que fue un fotoshoot. “se ve que le gustan los carros buenos y las armas” “se ve”, por esa foto “se ve”… por un hecho aislado generalizan.

    2 Amarillismo también es poner una foto como esa sin saber el contexto e intitularlo “Brenda Zamudio empuñando armas y luciendo autos lujosos”. Pero bueno, tanto tú como la periodista carecen de una verdadera vocación de investigadoras.

    3 ¿Quién me paga? vaya intolerancia caray, ahora resulta que no apoyar la versión de AMCD es porque o estoy siendo pagado o soy la sobrina.

    4 PROTEJO MI PUNTO DE VISTA

  4. Y caray, creo que me fui muy lejos en el punto dos, vocación de investigadora creo que no te concierne ya que no eres periodista. Lo dirijo sólo a Guadalupe, disculpa. Aunque no al nivel de tener vocación sería bueno que te leyeras toditito para estar mejor informada.

  5. Defender a Wallace es defender lo indefendible, esa mujer se caracteriza por su enfermo afán de notoriedad, a costa de lo que sea, padece de un evidente daltonismo moral, ha utilizado a los medios para su beneficio personal a costa de su dinero, en fin, mientras tenga fans… que asco de país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *