Jornaleros piden intervención de la CIDH para detener deportaciones

IMG_20130505_164134
Hotel del Migrante en Mexicali, México, con deportados a diario. Foto: Los Ángeles Press

WASHINGTON, DC.- En Washington, organizaciones no gubernamentales pidieron a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos detener las deportaciones de indocumentados y acusaron a Estados Unidos de criminalizar a los inmigrantes ilegales y de actuar injustamente contra los deportados, sin considerar la unión familiar y el derecho de los niños que quedan bajo custodia estatal si deportan a sus padres.

Durante la audiencia de la Comisión, el vocero de la Red Nacional de Jornaleros, Salvador Sarmiento, explicó que con la deportación se violan derechos laborales y a la no discriminación, se atenta contra la unidad familiar y se altera el debido proceso, porque “una cosa es lo que el presidente Barack Obama está diciendo y otra la que sus agentes de migración están haciendo, además de que de 9 casos de deportación, sólo uno corresponde a una personas con antecedentes penales.

El representante adjunto de Estados Unidos ante la CIDH, Lawrence Gumbiner, prometió a los denunciantes ofrecer sus argumentos por escrito en un plazo de 30 días para dar solución concreta, aunque Obama descartó la posibilidad de dar una orden para frenar las deportaciones de los padres sin papelas de los jóvenes que fueron llevados desde pequeños a ese país, conocidos como “dreamers”.

Trabajadores residentes en Washington se unieron a las protestas con doce ayunantes. Tres de ellos, José Gallardo (de la organización Union Latin), Carlos Mauricio (The Stop Impunity Project) y Lis-Marie Alvarado (Wecount!), se instalaron en la Freedom Plaza. Otros se movilizaron con sus dirigentes al Congreso y frente a la Casa Blanca.

El coordinador elogió a la ciudad de Washington DC, y en especial a la Oficina de Asuntos Latinos en Washington (WOLA) del Alcalde Vincent Gray, con su directora ejecutiva Roxana Olivas a la cabeza, “quienes realmente son un ejemplo para los políticos del Congreso, que se hacen bolas tratando de responder a la política antiinmigrante, discriminatoria y de exclusión social”, según dijo.

“En Washington DC hemos hecho mucho trabajo para hacer escuchar la voz y hacer sentir la presencia de los inmigrantes. Creo que todos debemos estar orgullosos de nuestro trabajo como inmigrantes y compartir nuestras experiencias con otras regiones”, explicó Salvador Gregorio Sarmiento, coordinador nacional de NDLON.

 Fuente: Agencias/Leticia Puente Beresford

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *