La forma en que se resuelva la huelga de Notimex, será el estilo de gobierno en materia laboral: Adriana Urrea, SUTNotimex

Para Sanjuana Martínez, directora de Notimex, la huelga de los trabajadores es un acto fallido. Para Adriana Urrea, secretaria general del Sindicato Único de Trabajadores de Notimex, sin embargo, es un acto de dignidad y justicia para quienes fueron despedidos sin motivo. Desde esta perspectiva, sostiene la sindicalista que se han violado derechos laborales, derechos humanos, incluso acuerdos internacionales. Una entrevista con Urrea nos da la voz ignorada desde el Estado.

Por Zavianny Torres Baltazar

¿Cómo llega Adriana Urrea a la secretaría general del sindicato de Notimex, actualmente en huelga?

AU.- La verdad es que llegué sin ningún conocimiento y sin idea de lo que implica ser representante sindical; sin saber la responsabilidad que esto implicaba, qué significaba y el conocimiento que se requería. Pero lo hice de manera honesta, con la intención, simplemente, de no permitir injusticias. Obviamente, a sabiendas que podía tener repercusiones hacia mi persona.

¿Ha habido esas repercusiones?

AU.- Yo pensaba que me iban a correr de mi trabajo, como sucedió a los que hicimos la asamblea de elección. A cualquier persona que se le vinculara con el sindicato o levantara la mano, la despedían. Todo ese movimiento se hizo casi en la clandestinidad, porque cuando nos reuníamos resultaba que al día siguiente les hablaban a los compañeros y los acusaban de conspiración.

Hasta el día de hoy, la directora no ha querido reconocer que tengo una toma de nota expedida por la Secretaría del Trabajo. ¿Te das cuenta el grado de menosprecio de Sanjuana Martínez contra nosotras?

La secretaria general del SUTNotimex, Adriana Urrea, en entrevista con Zavianny Torres, Los Ángeles Press. Foto: Diamaris Citlalmina Torres.

¿Cuántas personas están participando en la huelga?

AU.- Somos alrededor de 80 personas –básicamente las que votaron en la asamblea– pero en campamentos estamos muchísimos menos, justo por lo de la pandemia. Hemos tenido que reducir al mínimo, se hacen guardias, algunos compañeros entran en el grupo de vulnerables, porque tienen alguna enfermedad o porque de ellos depende gente vulnerable.

¿Cuál sería el peor escenario?

AU.- Que no se respetara el Estado de derecho. Nosotros, jurídicamente hemos demostrado todo lo que hemos dicho, desde la violación al contrato colectivo, la violación a los derechos laborales y humanos, todo lo hemos evidenciado, y hasta ahora la directora sigue incumpliendo.

Déjame ponértelo así: la directora está empeñada en decir que la Secretaría del Trabajo nos ha apoyado, porque el abogado Arturo Alcalde, está detrás de nosotros y qué es quien nos asesora. Es completamente falso. No tenemos ninguna relación con el abogado Arturo Alcalde. Pero Sanjuana insiste en que por eso la Secretaría del Trabajo nos ha acreditado.

Nosotros consideramos que el papel de la secretaría y sus representantes, ha sido en aplicación de la Ley, de la Reforma y en apego a Derecho, ellos sí están queriendo aplicar la ley y aplicar la Reforma.

Por otro lado, tenemos a la Secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, que no está dejando que procedan las denuncias en contra de Sanjuana Martínez. La está respaldando. Incluso, lo ha hecho públicamente. Respalda a una funcionaria que está violando la Ley Federal de Trabajo, la Ley de Responsabilidad Administrativa. Lo hemos denunciado, y en la Función Pública no ha pasado nada.

En lo que tenemos confianza, es en el tema de la de la parte jurídica, porque eso es lo que ha ido avanzando.

Hay muchos temas políticos que se han metido en este conflicto, nos han puesto detrás de nosotros a infinidad de personajes que nada tienen que ver. Nos han querido ensuciar, éste es un movimiento legítimo de trabajadores que enfrentaron una situación desfavorable y que estamos tratando de que se nos haga justicia nada más.

Entonces, el peor escenario es que ganara esa parte, que al final se le diera la razón a la directora, cuando estamos viendo qué es un tema ilegal, de abuso de poder, de no respetar a la propia autoridad y que a nosotros se nos dejara al abandono. No creo que suceda, confiamos en que pueda haber una salida a través de la justicia por parte de las instituciones.

Campamento de huelga SUTNotimex. Foto: Diamaris Citlalmina Torres.

¿La negociación incluye la renuncia de Sanjuana?

AU.- Nosotros no podemos establecer si tendría que renunciar la directora.

¿No es parte de sus demandas?

AU.- No es parte de nuestras demandas. Eso sería pasar al terreno de la administración de la Agencia que a nosotros no nos compete, nosotros seguimos dispuestos a negociar y a trabajar en la mejor de las condiciones.

Ahora te lo digo de forma personal, a título personal, no creo que sea conveniente tener al frente de una agencia de noticias del Estado a una persona que abiertamente ha violado la ley y que no ha cumplido con el objetivo de la agencia. Pero te reitero, es mi opinión personal.

Tendría que haber un cambio, porque esta administración le ha hecho mucho daño a la agencia: le quitó la representación internacional que tenía, dejó a los compañeros corresponsales abandonados en sus países sin ninguna retribución, remuneración o liquidación de ningún tipo y a los corresponsales nacionales también. Hoy vemos una agencia que se usa de forma personal para fines personales de la directora. No creo que tendría sentido que siguiera manejándose una agencia bajo esos criterios.

El compromiso es también de poder rescatar una agencia de noticias que en algún momento fue un referente internacional, y que hoy está en su peor momento informativo, de prestigio, financiero –porque está en números muy complicados– y laboralmente. Todo a raíz de la llegada de Sanjuana Martínez a la dirección. Por estas razones considero que debería de haber un cambio, si se busca mejorar la agencia.

Si pudieras sintetizar en tres puntos sus demandas para poder levantar la huelga…

AU.- Al convivir en la misma área de trabajo, en primer lugar sería restablecer la relación de trabajo entre ambas partes. Segundo, la reinstalación de los compañeros que están demandando por despido injustificado y que se paguen las prestaciones. Hacer la negociación y el incremento salarial que correspondía al momento de estallar la huelga.

¿La reinstalación de trabajadores que fueron despedidos abarcaría a los del sindicato “histórico”?

AU.- Nosotras y ellos traemos vías propias. Nosotras sabemos que hay entre 85 y 95 denuncias por despido injustificado contra la directora, por el maltrato hacia los trabajadores, pero en la Secretaría de la Función Pública está atorado.

¿Cómo ha sido esta situación con otras instancias gubernamentales?

AU.- Mantuvimos comunicación con presidencia, se le informó todo esto al equipo de Jesús Ramírez, y yo –en algún momento– hablé directamente con Jesús. Hemos buscado a la Secretaría de Gobernación, a la de Hacienda, la de Relaciones Exteriores, como partes integrantes de la Junta de Gobierno de la agencia. Me comuniqué con el sub-secretario de Gobernación, Ricardo Peralta, antes que la emergencia sanitaria a nivel nacional llegara al nivel 3, para que pudiéramos hacer una reunión de la Junta de Gobierno. Le pedí que me ayudara a sacarla, me dijo que no había condiciones, que no iba a ser posible y yo le insistía en que lo pudiéramos hacer vía virtual, pero nos dejaron abandonados en esta pandemia.

Por otro lado, cuento muy rápido que Sanjuana nos acusó de secuestro. Ella mandó cerrar la puerta de enfrente de la agencia, le puso cadenas y candados por dentro. Sólo personal que se le llama de emergencia puede ingresar. Hubo personas que estuvieron adentro del edificio durante 20 días, otras un mes y medio. La acusación de secuestro, según la funcionaria Martínez, es que nosotros no les permitíamos salir del edificio, cuando a todas luces, el personal denominado de emergencia salía y entraba a su libre albedrío.

Otra más, recién se le cae el sistema y también nos culpa. Por eso, intentó sacar la operación de aquí para llevarla a otro lugar; otro lugar que no cuenta con los recursos de la aprobación de la Junta de Gobierno. Ese fin de semana mantuvo una discusión muy fuerte contra López Dóriga y se salió por la tangente de que “no se nos cayó el sistema, es mantenimiento”.

Vinieron el lunes pasado los elementos de la Fiscalía, de la policía, con el abogado de la agencia. La diligencia duró escasamente 10 minutos, porque el perito consideró que no había los elementos suficientes para hacer el peritaje porque no tienen un expediente previo que le dieran elementos.

Respecto a tu relación con la dirigencia del sindicato “histórico” y su líder ¿qué nos puedes contar?

AU.- Particularmente, yo no tenía ninguna relación cercana con el líder. En su momento, trataron de vincularme sentimentalmente con él. Pero te lo digo con todas sus letras no tengo ninguna diferencia ni tampoco ninguna relación con él.

No hay nada de eso, ni con él ni con su equipo cercano. Esas personas están despedidas y curiosamente fueron los más beneficiados ¿por qué? Porque su liquidación fue conforme a la ley. O sea la gente más cercana al que de líder no está con nosotros. De hecho, uno de sus más cercanos sus amigos –y dicho por él mismo en borracheras– es el dirigente del sindicato blanco. En algún momento ese grupo se quiso acercar con nosotros, la respuesta fue un rotundo no.

Por sus características, es la primera huelga que se hace en un organismo descentralizado en más de 20 años, al menos de lo que se tiene conocimiento. Fue la primera huelga de un órgano de gobierno de la nueva administración.

Quiero dejar en claro, y lo digo con todas sus letras: nosotras no estamos cerradas a una negociación con la agencia. Queremos que se reconozca al comité ejecutivo, pero creemos que antes se tiene que restablecer la relación entre empresa y sindicato. Y también deben reconocernos como la representación sindical. Necesitamos respetar y representar dignamente a nuestros compañeros.

En ese sentido, desde finales de diciembre pasado hicimos llegar una tarjeta, muy amplia, a la presidencia de la república, con todo lo que estaba pasando, incluso con lo del anterior líder sindical y su relación con el actual líder del sindicato blanco.

Foto: Diamaris Citlalmina Torres.

Por último, ¿Cuál sería el mensaje a la presidencia y a los entes involucrados en la solución de este conflicto?

AU.- Nosotros hemos pedido muchas veces al presidente de la república que nos escuche. Incluso hemos pedido que nos reciba para poder darle la versión de los trabajadores y que pueda ver que sí hay una funcionaria que le está fallando y le está mintiendo. Que está traicionando su confianza.

Nosotras hemos acreditado que fueron despidos injustificados, que hubo una violación al contrato colectivo, que hubo una intromisión en la vida sindical, que se creó un sindicato blanco, todo eso es violatorio a la ley, a la Constitución, y a los acuerdos internacionales.

Entonces, creo que la forma en “CÓMO” se resuelva esto, nos va a indicar qué tipo de gobierno es el que vamos a tener en materia laboral.

Zavianny Torres Baltazar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *