La mafia inmiscuida en la 4T aún con tentáculos en el AICM

Enrique Domínguez Gutiérrez

De manera reiterada el presidente Andrés Manuel López Obrador hace alusión a Antonio Gramsci cuando dice que: “Una sociedad entra en crisis cuando lo viejo no termina de morir ni lo nuevo termina de nacer”; y resulta evidente que en este gobierno sigue infiltrada la mafia que ha saqueado al país. No es para menos, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) bajo el cargo de Javier Jiménez Espriú mantiene oscuros intereses del antiguo régimen donde la mano de Gerardo Ruiz Esparza sigue ejerciendo los controles en el sistema aeroportuario de Toluca y la Ciudad de México.

Armando Subirats Simón dejó de ser el Director de Operaciones del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM). Pero resulta muy extraño que se haya mantenido en el cargo en este periodo de la #4T quien a todas luces pregona la honestidad como táctica. Sin embargo, las cosas no parecen ir tan bien por los antecedentes criminales que posee en su larga trayectoria el hoy exdirector del AICM.

Con un claro cinismo se jactaba de mencionar una y otra vez que la “autoridad que no infringe las reglas no es autoridad”. No lo decía cualquier ciudadano. Lo decía quien ha sido partícipe de múltiples escándalos que implican su responsabilidad en el manejo de las zonas estériles del aeropuerto, es decir, la zona restringida donde sólo tiene acceso el personal autorizado, generando con ello el trasiego de droga, el crimen organizado y la trata de blancas utilizando el salón oficial del aeropuerto (destinado a celebridades, diplomáticos y personas que pudieran causar algún problema) para pasar a las personas y “productos” sin pasar revisión alguna para ello, valiéndose de influencias en el Instituto Nacional de Migración (INM) y la Policía Federal (hoy extinta).

Armando Subirats Simón ha sido relacionado también con una red de corrupción en el ámbito de construcción y rehabilitación de las pistas del AICM. Es propietario a través de prestanombres de las empresas que realizan tareas de construcción, y se le ha señalado por vender favores para pasar mercancías por los filtros de revisión sin proceder a ello. También fue vinculado a los escándalos y balaceras en el AICM, por parte de la Policía Federal, y con injerencia en Aduanas en tiempos de Eva María Soria, a quien llamaba cariñosamente “ahijada”.

En el sexenio pasado era común observar a Armando Subirats, Eva María Viridiana Soria Amador y a José Armando Ramón Hernández, deambular por las instalaciones del aeropuerto, orquestando y generando una estructura de corrupción que solo podría mantenerse al amparo del poder ejercido en ese entonces por Gerardo Ruíz Esparza Ex secretario de Comunicaciones y Transportes (2012 – 2018).

Un modo de evitar la “antigüedad” en el proceso de desfalco al país es rotando a los personajes que integran la pandilla del aún activo pero silencioso Gerardo Ruiz Esparza, nombres como Luis Enrique Miranda Nava, Alfonso Sarabia de la Garza, Alejandro Argudín Leroy, Rafael Castro González, Manuel del Riego de los Santos y Hugo de la Cuadra Mendoza están muy ligados a él.

Es muy probable que la vacante dejada por Armando Subirats Simón sea ocupada por Francisco Luis Quiroz Pulido, quien presuntamente está ligado a Genaro García Luna y al cártel de un ex presidente dipsómano.

No hay que dejar de mencionar la injerencia de una de las empresas consentidas en el periodo de Enrique Peña Nieto; OHL quién hasta ahora mantiene el 49 por ciento de las acciones del Aeropuerto Internacional de Toluca (AIT) teniendo su parte en el botín, a pesar de haber establecido el proceso de venta de sus acciones al Grupo Aeroportuario de la ciudad de México (GACM).

Dentro del grupo accionario de OHL está el Grupo Goldman Sachs, quien hace unos días pronosticó una contracción económica en México de 1.6% en 2020.

Resulta evidente que en un esquema donde impera la corrupción, el sistema emplea los métodos más perversos para descarrilar al país.

Enrique Domínguez Gutiérrez
Últimas entradas de Enrique Domínguez Gutiérrez (ver todo)

2 thoughts on “La mafia inmiscuida en la 4T aún con tentáculos en el AICM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *