La violencia contra las mujeres “ni natural ni inevitable”

Mathilde Bagneres (IPS/Naciones Unidas).- “Debemos construir sociedades que comprendan que la violencia contra las mujeres y niñas está mal, y que no es parte de una cultura o de un modo de vida”, dijo a IPS la directora global de la campaña de la ONU contra este flagelo, Aldijana Sisic.

En este cargo desde agosto de 2010, Sisic fue antes especialista en comunicaciones y movilización de recursos de la ONU (Organización de las Naciones Unidas) y directora de la campaña No más violencia contra las mujeres en Amnistía Internacional.

Sisic dialogó con IPS en Nueva York sobre la campaña

Únete para poner fin a la violencia contra las mujeres.

IPS: ¿Cuáles son los principales objetivos de la campaña?

Aldijana Sisic: Esta campaña, lanzada en 2008 por el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, es un esfuerzo de muchos años que busca prevenir y eliminar la violencia contra mujeres y niñas en todo el mundo.

“Únete” llama a gobiernos, sociedad civil, organizaciones de mujeres, a jóvenes, al sector privado, los medios de comunicación y todo el sistema de la ONU a unir fuerzas para abordar esta pandemia mundial.

Los objetivos generales de la campaña son crear conciencia pública y aumentar la voluntad política y los recursos para prevenir y responder a este flagelo.

La campaña también trabaja para contribuir con cambios positivos en el área de legislaciones y planes de acción nacionales, recolección y análisis de datos nacionales, uso de violencia sexual en conflictos y movilización social.

Finalmente, para 2015, la campaña aspira a recaudar una contribución anual de 100 millones de dólares para el Fondo Fiduciario de las Naciones Unidas para Eliminar la Violencia contra las Mujeres.

IPS: Usted ha dicho que miles de mujeres son asesinadas en nombre del “honor”. ¿Eso significa que en algunos países la violencia contra las mujeres es considerada justificable y natural?

AS: La violencia contra mujeres y niñas es severa, a menudo oculta, y generalizada. Adopta muchas formas diferentes y no hace diferencias según la condición étnica, la raza o la religión. Esto es resultado directo de la desigualdad y la impunidad, el poder, el prejuicio y la apatía.

La violencia contra mujeres y niñas puede ser universal, pero nunca se justifica, ni es natural o inevitable. Y, sin dudas, puede erradicarse.

IPS: ¿Qué clase de acciones pueden adoptarse en los ámbitos local e internacional para poner fin a la violencia contra las mujeres?

AS: Debemos continuar promoviendo la acción y la responsabilidad en todos los planos. Pero para que haya un cambio real en las vidas de mujeres y niñas, esto tiene que ocurrir en los ámbitos local, comunitario y nacional.

Para crear un futuro sin violencia debemos construir sociedades que comprendan que la violencia contra mujeres y niñas está mal, y que no es parte de una cultura o de un modo de vida.

Como profesionales y líderes en nuestras propias comunidades, escuelas y lugares de trabajo, todos tenemos oportunidades de usar nuestra influencia y responsabilidad para dar a las nuevas generaciones ejemplos que puedan aprender y seguir.

IPS: ¿Cree usted que acciones y campañas como “Únete” pueden lograr un cambio real en el plano local, también en materia de normas y comportamientos a largo plazo?

AS: Totalmente. Campañas como la del secretario general nos brindan una herramienta poderosa para desafiar en todo el mundo a quienes sostienen que la cultura, la religión o las leyes nacionales justifican la restricción de los derechos humanos de las mujeres.

Ellas aportan a los gobiernos parámetros y estándares que pueden implementar bajo la forma de leyes y políticas. También brindan una herramienta para que los gobiernos se hagan responsables y para medir su desempeño, no solamente en base a sus propios estándares nacionales y recursos locales, sino también según reglas comunes internacionalmente aceptadas.

Además, proveen a la sociedad de un paradigma diferente y a los activistas de un poderoso marco para el cabildeo. Y, sobre todo, dan esperanza a las mujeres, víctimas y sobrevivientes en todo el mundo.

 

Periodistas en español
http://www.periodistas-es.org

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *