Más de 20 mil muertes al año en accidentes con alcohol relacionado

Antesydespuès“Esta soy yo, después de ser atropellada por un conductor borracho”: Jacqueline Saburido vendrá a Sinaloa dar un testimonio de vida. Su historia es conmovedora y terrible, una tragedia cambió drásticamente la vida de una joven hermosa que quedó desfigurada e incapacitada para siempre y ahora realiza una campaña contra la conducción en estado de ebriedad. La Licenciada Hamelia María Arizmendi Barraza, Titular del Departamento de Consumo Moderado de la Secretaría General de Gobierno, en el marco del Ciclo de Conferencias para motivar la Conciencia Social y el Espíritu Humano del Centro de Estudios Universitarios Superiores CEUS’2015 “Soñando con un mundo mejor, formamos mejores personas”

 

Por Miguel Alonso Rivera Bojórquez 

 

Alrededor de 20 mil jóvenes mueren anualmente en México en accidentes de tránsito relacionados con el consumo de alcohol, lo que equivale a cerca de 400 vidas que se pierden en la etapa de su juventud y además, el 30 por ciento de los sobrevivientes sufren, advirtió la Lic. Hamelia María Arizmendi Barraza, Titular del Departamento de Consumo Moderado de la Secretaría General de Gobierno, del Gobierno del Estado de Sinaloa.

La funcionaria alertó sobre los riesgos directos que enfrentan los jóvenes por el consumo inmoderado de bebidas embriagantes al brindar la Conferencia Magistral “Jóvenes libres de alcohol” en el marco del Ciclo de Conferencias para motivar la Conciencia Social y el Espíritu Humano del Centro de Estudios Universitarios Superiores CEUS’2015 “Soñando con un mundo mejor, formamos mejores personas”

En lo que fue la séptima conferencia del ciclo 2015, Himelda Arizmendi dijo que existen también riesgos por el consumo de alcohol que, de manera indirecta, derivan en situaciones catastróficas como accidentes, infecciones venéreas o circunstancias vergonzosas que pueden dejar marcada a la persona de por vida.

Con dos carreras universitarias, Licenciada en Mercadotecnia y Licenciada en Relaciones Públicas, con diversos diplomados en Psicología Infantil, la conferencista subrayó la importancia –debido a los peligros que entraña- de incrementar la percepción de riesgo, sobre todo en los jóvenes, del alcohol, sustancia que en la actualidad es una droga legal.

Himelda Arizmendi, con estudios por la Universidad de San Miguel, compartió anécdotas de su trabajo de dos décadas con alumnos universitarios y de bachillerato en diversas instituciones académicas como Universidad Casa Blanca, Universidad de San Miguel, Universidad de Occidente, Universidad Tecnológica, Colegio de Bachilleres de Culiacán (COBAC) y Colegio del Valle, entre otros.

IMG_1479La expositora trabaja hace 14 años en Gobierno del Estado y actualmente es titular del Departamento de Consumo Moderado donde su prioridad es impulsar programas preventivos en beneficio de la familia sinaloense, precisando la preocupación de la. Dirección de Inspección y Normatividad por el alcoholismo en los jóvenes.

ALCOHOL, PUERTA DE ENTRADA A DROGAS ILEGALES Y FACTOR DE TRAGEDIA

Actualmente en Sinaloa –como en todo México- la incidencia de consumo de bebidas con contenido alcohólico entre los jóvenes ha aumentado considerablemente.

“Ustedes se preguntarán, ¿Por qué es necesario advertir a los jóvenes? Porque constituyen la entrada al consumo de drogas ilegales”, afirmó ante jóvenes bachilleres y universitarios la expositora.

Apuntó que los abusos de fin de semana, que son “explosivos” (son esporádicos, pero excesivos) constituyen una fuente de riesgo en materia de: accidentes, lesiones temporales o permanentes, problemas legales, relaciones sexuales de riesgo, conflictos y daños a familiares o amigos, situaciones vergonzosas, humillantes, “osos”, y pérdidas económicas y afectivas.

Existen algunos mitos sobre el consumo del alcohol:

“Es falso que no hay diversión sin alcohol –comentó-.  Y si no te lo crees, fíjate en la gente que toma bebidas sin alcohol y se divierte mucho. A menudo es precisamente el que bebe alcohol el que acaba molestando la fiesta, poniéndose ebrio, provocando conflictos o vomitando”.

“Es falso que el alcohol ayuda a hacer amigos y a ligar –agregó-. En pequeñas dosis, el alcohol puede hacerte sentir más lanzado, pro no mejora las relaciones sociales, porque te hace hablar mucho pero escuchar poco.

Es falso también que unas copas ayudan a superar la tristeza y la ansiedad. El alcohol puede reducir momentáneamente los síntomas de ansiedad y nerviosismo, pero si se utiliza con este fin, es muy probable que acabe “enganchando” y que provoque aún mayor ansiedad.

“Una sola borrachera les expone a hechos con consecuencias irreversibles, de los cuales pueden arrepentirse por el resto de sus vidas.

“Ejemplos: un accidente vial, una riña, embarazos no deseados, entre otras experiencias que pueden dejarte marcado de por vida.

“Existen consecuencias fisiológicas inmediatas o reacciones que experimentas según el nivel de Concentración de Alcohol en la Sangre (CAS) en el que te encuentras. Ejemplos: Se presenta la euforia y desinhibición social, te sale lo “American idol” que hay en ti, ¿a poco no?

“Puede disminuir tu sensibilidad, tu juicio crítico ¿saben que es el juicio crítico? Allí va, ¿alguien ha visto el típico chavo o chava tímido y respetuoso que cuando trae unas copas arriba se ve peleando con sus compañeros o arriba de las mesas bailando? Bueno, el alcohol no te vuelve el mejor bailarín, solo inhibe tu capacidad de diferenciar lo que la sociedad piensa que está bien o está mal, o sea no te importa lo que piensen de ti, y sale el verdadero YO”.

LAS CONSECUENCIAS DEL ALCOHOL Y LA CRUDA MORAL DE UNA MALA BORRACHERA

“Consumir alcohol tiene consecuencias más allá de las vergüenzas en las fiestas, me refiero a efectos nocivos, daños, riesgos y consecuencias, ejemplos: En el cerebro provoca daños en las zonas que sirven para controlar los impulsos, pérdida de memoria, concentración, sexo de alto riesgo, embarazos, enfermedades venéreas, SIDA, abuso sexual con o sin violencia”, sostuvo la conferencista.

TratamientosExpuso que en el hígado puede causar hepatitis alcohólica, hígado graso y cirrosis hepática, en el sistema cardiovascular puede causar enfermedades crónicas del corazón e hipertensión, y también puede generar problemas en el sistema nervioso, como desórdenes psíquicos que pueden llevar a la persona hasta una psicosis alcohólica.

“¿Han escuchado el término “ver elefantes rosas”? –reflexionó- Bueno algo así. Incluso, el alcohol puede hacer que disminuya su deseo sexual e incluso puede hacerlos impotentes. O sea que a tu corta edad tendrías que usar las “pastillitas azules”. ¡Cuidado! En las mujeres embarazadas consumir alcohol, y más aún abusar del alcohol, puede ocasionarles aborto, parto prematuro, mortinato (bebé que nace muerto) y síndrome alcohólico-fetal”

Más adelante, abordó la posibilidad de contraer la enfermedad del alcoholismo: “sí, escucharon bien “ENFERMEDAD”, es una enfermedad, esta enfermedad se tarda entre 3 y 7 años en desarrollarse y se presenta acompañada de los siguientes síntomas:

-Si tienen alta tolerancia al alcohol, o sea que si necesitan más alcohol para lograr el mismo efecto.

-Si tienen que beber para aliviar los signos de “la cruda”. Si tienen dificultad para controlar el consumo y la presencia de un fuerte deseo, o compulsión para seguir bebiendo.

-Si abandonan sus responsabilidades, actividades y placeres alternativos por beber. Escuela, Familia, Amigos, Trabajo. Si tus amigos ya no pueden estar contigo, tus problemas familiares están en el límite, estas al borde de ser despedido en tu trabajo y a pesar de esto persisten en el abuso”.

LOS ACCIDENTES FATALES

“Uno de los riesgos más importantes son los accidentes. Cuando consumes alcohol se afecta tu cerebro y por lo tanto tu coordinación motor fina, encargada de controlar los movimientos de ojos, manos, pies y cabeza. También disminuye el tiempo de reacción y si tienes que pisar el freno o cambiarte de carril bruscamente o parar, tu reacción será muy lenta”, dijo Himelda Arizmendi.

Dirigiéndose al público joven aseveró: “El tiempo que perdiste (tal vez milésimas de segundo) puede ser la diferencia entre tener o no un accidente y secuelas: choques, atropellar, lesiones transitorias o permanentes y en los peores casos la muerte. La verdad de todo es esto: No hay forma segura a quien le pasará y a quién no, así que lo mejor que puedo decirles este día, A TODOS, es: NO TE ARRIESGUES”.

“Y como nunca falta el típico que quiere que tomes a la fuerza –les recomendó a los jóvenes-, aquí te tengo unas fórmulas para enfrentar la presión:

-Se directo: “no quiero gracias”, “no, así estoy bien”

-Busca causas reales o también pretextos: “estoy tomando medicamento”, “yo estoy manejando”

-Usa el sentido del humor: “no gracias, soy el conductor resignado”

-Aplaza las invitaciones: “más tarde, después”

-Si te presionan mucho, aléjate del grupo hasta que se enfríen las cosas.

-Si hace falta no te despídas, para que no te digan “tomate esta y te vas”

-No conduzcas, ni te subas a un coche de un amigo que esta intoxicado.

Entre los factores de protección se encuentran practicar un deporte, asistir a eventos culturales y recreativos, expresar las ideas y pensamientos en forma clara a tus padres, sugerir que en casa no se consuma alcohol.

Si aun con toda esta información decides beber en una fiesta recuerda:

Bebe de manera moderada, come antes de beber y mientras estas en la fiesta, así se retrasa el efecto tóxico. Empieza bebiendo agua o refresco para que se te quite la sed.

Bebe despacio … recuerda una copa por hora en los hombres y en hora y media para las mujeres.

Alterna, bebida con alcohol, bebida sin alcohol. No caigas en el juego: no eches carreritas ….”

DSC07711LA HISTORIA DE JACQUELINE “JACQUI” SABURIDO

Jacqueline “Jacqui” Saburido era una estudiante universitaria originaria de Venezuela que fue a Estados Unidos a estudiar inglés e ingeniería. Tenía 21 años de edad – nació el 20 de diciembre de 1978- cuando un conductor borracho cambió su vida para siempre un 19 de septiembre de 1999, hace casi 16 años.

El conductor ebrio que causó su tragedia recibió una condena de siete años de prisión. La sentencia de Jacqueline es perpetua: sufrió quemaduras en el 60 por ciento de su cuerpo, quedando desfigurada e incapacitada. Actualmente hace campaña contra la conducción en estado de ebriedad.

La Lic. Hamelia María Arizmendi Barraza, Titular del Departamento de Consumo Moderado de la Secretaría General de Gobierno, anunció que Jacqueline Saburido vendrá a Sinaloa a dar su testimonio de vida para prevenir el alcoholismo en la juventud.

Después de hacer la advertencia, de que las imágenes que verían serían impactantes, abordó el caso de Jacqueline Saburido:

Hija única de Rosalía y Amadeo Saburido, se fue a Estados Unidos a estudiar. El 19 de septiembre de 1999, Saburido asistió a una fiesta de cumpleaños cerca de Austin, Texas.

Ella y sus amigos, Laura Guerrero, Johan Daal y Johanna Gil, decidieron volver a casa después de unas horas, y aceptó un paseo a casa de un compañero de clase, Natalia Chpytchak-Bennett.

Nunca se imaginaron que al mismo tiempo, Reginald Stephey, un joven de 18 años de edad, estudiante de secundaria, fue a su casa después de beber cervezas con sus amigos en una fiesta. En las afueras de Austin, el GMC Yukon 1996 de Stephey se impactó con el Oldsmobile Ninety-Eight 1990 de Chpytchak-Bennett.

Guerrero y Chpytchak-Bennett murieron en el acto, mientras que Gil y Daal sufrieron heridas leves.

El coche se incendió, y los pies de Saburido quedaron atrapados debajo del asiento. A Jacqueline la sacaron del coche en llamas pero su cuerpo se estuvo quemando durante 45 segundos aproximadamente.

Saburido sufrió quemaduras de segundo y tercer grado a más del 60 por ciento de su cuerpo, pero sobrevivió a pesar de las expectativas de su médico. Todos sus dedos tenían que ser amputados, perdió su cabello, orejas, nariz, labios, párpado izquierdo y gran parte de su visión. Ella ha sido objeto de más de 120 operaciones desde el accidente, incluyendo trasplantes de córnea, que han restaurado su ojo izquierdo.

En junio de 2001, Reggie Stephey fue declarado culpable de dos cargos de homicidio en estado de embriaguez. Fue condenado a dos concurrencias de siete años de prisión dentro de la Unidad de Huntsville y una multa de 20 mil dólares.

Saburido y Stephey se reunieron por primera vez después de su juicio y condena en 2001. Saburido declaró que Stephey “destruyó mi vida. Totalmente”, pero lo perdonó. Con respecto a la reunión, Stephey indicó, lo que sobresale en mi mente es “Reggie, no te odio”. Es realmente conmovedor que alguien pueda verte a los ojos y tener tanta compasión después de todo lo que he causado.

Saburido permitió fotografías post-accidente muy gráficas de sí misma para ser utilizada en los medios de comunicación para ilustrar un posible resultado de conducir ebrio.

Stephey, actualmente, ya se encuentra en libertad. Saburido dice que no siente odio y espera que él pueda rehacer su vida, mientras que ella ha encontrado un sentido a la suya: compartir su mensaje.

Ella es más conocida por un comercial en el que se sostiene una foto antes del accidente de sí misma delante de la cámara, que se reduce revelando su rostro desfigurado y dice: “Esta soy yo, después de ser atropellada por un conductor borracho”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *