Mi primera tortura en la cárcel: Brenda Quevedo Cruz

Brenda Quevedo Cruz, inculpada y torturada por el falso secuestro Wallace. Foto: red
Brenda Quevedo Cruz, inculpada y torturada por el falso secuestro Wallace. Foto: red

Testimonio

Primera Parte

Mi nombre es Brenda Quevedo Cruz, tengo 35 años y me encuentro actualmente recluida en un penal de alta seguridad en México desde hace ocho años.

El 26 de septiembre de 2009 fue autorizada mi extradición a México, ya que yo me encontraba en Estados Unidos, en Chicago, internada en un Centro Correccional acusada por el supuesto secuestro de Hugo Alberto Wallace Miranda.

Después de mi extradición, fui encarcelada en el Centro de Readaptación de Santiaguito en Almoloya, Estado de México. El día 27 de noviembre aproximadamente a las 7 de la tarde, una custodia de nombre María Luisa Capula Capula me llamó para decirme que el director “me estaba pidiendo y que tenía que subir”. Cuando llegamos a la explanada, estaban otras personas de Vigilancia y le comentaron a la custodia que yo tenía una audiencia. Yo les dije que no era posible, porque mi caso era del Distrito Federal y todo lo recibía por exhorto. La verdad, a mí no me daban confianza y yo quería que me regresaran a mi celda. Pregunté a la custodia si había forma de negarme, y ella me dijo que no me preocupara, que se iba a quedar conmigo.

Me metieron a una supuesta sala de audiencias orales para casos federales en la cual no había cámaras. Algo que me pareció extraño porque en todo el penal las había. Cuando llegamos a la entrada de la sala vi a tres hombres de espaldas volteados hacía la pared. Y como si alguien les hubiera dado una señal, se pusieron los pasamontañas al mismo tiempo y se dirigieron hacia mí. Yo le grité a la custodia que me tenía del brazo: ¡Por favor, no me deje! ¡No me deje! Pero me metieron a la fuerza. Les pedí que por favor me dijeran de qué se trataba todo eso. No recibí respuesta. La custodia se quedó afuera y ellos cerraron la puerta. Al momento de cerrarla, me contestaron con brusquedad que las preguntas las hacían ellos, y me jalaron del brazo. Asustada, yo empecé a gritar más fuerte que de qué se trataba todo eso. Pero ellos me taparon la boca.

Los tres usaban guantes y vestían de traje. Uno de ellos me agarró y me esposó. Otro me puso una venda en los ojos. Yo intenté gritar pero tenía la boca tapada con la mano de uno de ellos y entonces también me tapó la nariz. Después me dijo:

–Si sigues gritando, vas a ver cómo te va ir aquí. Ya sabes por parte de quién venimos hija de tu pinche madre!

Yo empecé a llorar, y respondí.

–Sí, de la señora Isabel Miranda de Wallace.

–Ahora sí vas a sentir lo que sintió Hugo el día que lo secuestraron.

Después me pusieron una bolsa de plástico en la cabeza y me empezaron a asfixiar, me tiraron al piso y me empezaron a patear en el estómago y a golpear en la cabeza. Cuando me quitaron la bolsa de plástico, me dijeron que tenía sólo de dos: o decirles lo que querían o que esto siguiera cada vez peor, que al fin como ya habían visto, todos estaban de acuerdo con lo que estaba pasando, desde el director hasta los de Vigilancia, y que ni intentara gritar porque nadie me iba a ayudar.

Pregunté qué querían que les dijera. Ellos traían un maletín de dónde sacaron las esposas, unas vendas, unas jeringas, una grabadora, unos papeles, una pluma y una máquina plateada que yo asumo era la de toques eléctricos. De esa maleta utilizaron la grabadora, la encendieron y me quitaron las vendas de los ojos. Mientras me ponían la grabadora cerca de mi boca me jalaban hacia atrás del cabello. Uno de ellos me dijo:

–Ya me cansé de tus mamadas y si al destaparte la boca dices una pendejada te va a ir cada vez peor. –Entonces me preguntó– a ver, ahora sí nos vas a decir: ¿En dónde está el cuerpo de Hugo? Nos vas a dar una dirección y te vamos a sacar del penal. Si no es ahí, si nos das algo falso, te vamos a torturar hasta que te dejemos irreconocible y vamos a ir con cada uno de tu familia. Te los vamos a tirar uno por uno hasta que nos digas lo que queremos. ¿Tu hermano está en Canadá, no? Entonces ni le juegues al valiente, y ahora sí dime…

En eso me destaparon la boca y les pregunté de nuevo:

–Por favor díganme qué quieren que les diga, si yo no tengo información, ¿qué quieren? Yo no puedo inventar nada, por favor, créanme.

Empecé a llorar y me volvieron a pegar y a tapar la boca.

–Te dije que no le hicieras al valiente, porque te iba a ir peor, y nos vamos a quedar aquí toda la noche y te vamos a sacar del penal hasta que nos pidas parito.

– Si quieren mátenme, pero no puedo decir algo que no sé.

Me siguieron pegando, y me empezaron a tocar mis genitales y los senos. Después, sacaron una jeringa que tenía un líquido rojo.

–Es sangre infectada de Sida –me dijeron– y si no nos dices que tú eres la responsable del secuestro de Hugo Alberto, al igual que los demás (en referencia a los demás incriminados) te la vamos a inyectar y te vas a morir a la chingada, lentamente.

–Todo eso te lo vamos a hacer cada mes –me dijo otro de los hombres– hasta que te saquemos lo que queremos, que firmes la confesión de que tú fuiste responsable del secuestro de Hugo.

Así siguieron durante casi una hora, me ponían la bolsa de plástico en la cabeza y me la quitaban cuando estaba a punto de asfixiarme, tomaba aire y volvían a ponérmela. Me golpeaban en el estómago, en las piernas, en la cabeza con la mano abierta y me ponían la pluma en la mano para que firmara unas hojas en blanco. En eso tocaron la puerta. Uno de los encapuchados la abrió. Eran los de Vigilancia y salió a hablar con ellos. Un par de minutos estuvo de regreso y les dijo a los demás algo en voz muy baja que no alcancé a escuchar. Se apuraron a ponerme la bolsa de plástico de nuevo y me taparon también la boca aparte con la mano y me jalaron el cabello para tirarme hasta el suelo. Me dijeron:

–Ahora sí valió madres, si no dices nada te vamos a sacar del penal.

En eso volvieron a tocar la puerta. Los tres hombres empezaron a hablar entre sí en voz muy baja, y pusieron todas las cosas en el maletín, abrieron la puerta y alcancé a ver a muchas personas de Vigilancia. Ellos se salieron, y yo empecé a gritar porque creí que me iban a sacar del penal. Cuando entraron las personas de Vigilancia, no pude más con mis nervios, entré en un shock, y empecé a llorar desesperadamente. Las personas de Vigilancia me preguntaron que qué había pasado, pero yo no podía responder, sólo podía llorar a gritos. Una de las custodias entró con un celular y me tomó fotos. Cuando pude reaccionar un poco y les pregunté:

–¿Quiénes eran esas personas? ¿Por qué los dejaron pasar?

–Nosotras no sabíamos nada, sólo que había una orden desde hasta arriba y fue el director el que dio la orden.

En ese momento entró el jefe de turno, Jorge Mercado, y me dijo:

–No sabíamos nada, en verdad…

–¡No es cierto! ¡No es cierto! –les grité–. Los custodios vieron a los encapuchados y no hicieron nada!

El jefe de turno llamó a un médico que minutos más tarde llegó y me revisó. Certificó todos los golpes. Después estuve esperando dos horas con los de Vigilancia, porque según había dicho el director del penal que quería hablar conmigo. Pero se pasaron las dos horas y nunca lo hizo. Entonces los de Vigilancia me bajaron a mi dormitorio. Yo pedí la llamada a mi abogada, pero me la negaron. Pero cuando ya después que me regresaron al dormitorio, pude llamar a mi madre.

Quiero exponer el miedo y la impotencia que siento al haber sido torturada, ultrajada y humillada para conseguir una confesión de algo que yo no soy responsable. Temo por mi seguridad, por mi integridad y la de mi familia. Por favor, pido ayuda, que esto lo sepa toda la sociedad, no es justo que las autoridades se presten al juego de esta señora, que no hagan las investigaciones legales y solo practiquen la tortura como medio para conseguir la confesión que ella quiere. Señalo como responsable de mi tortura a la señora Isabel Miranda de Wallace y al Director del Penal como responsable de haber dejado entrar a los torturadores.

Campaña 26 jun 2016 (1)

Campaña #TorturaNuncaMás #NiUnPresuntoCulpableMás

Liga Mexicana de la Defensa de Derechos Humanos

@limeddh/email: presidencia.limeddh@gmail.com

12 thoughts on “Mi primera tortura en la cárcel: Brenda Quevedo Cruz

  1. Y EL PINCHE CHINO EN SUS ASUNTOS Y PREPARANDOSE PARA SER EL PROXIMO PRESIDENTE Y SEGURAMENTE LA PINCHE VIEJA WALAS SUSTITUIRA A ROSARIO ROBLES COMO PREMIO, VAMOS BIEN, MIERDA DE GOBIERNO

  2. Hay muchas contradicciones en tus historias.

    Primero dices que Hugo Alberto está vivo y que su madre (Sra. Wallace) lo sabe, ahora dices que la Sra. Wallace manda a torturar a Brenda para averiguar donde está el cuerpo.

    No tiene sentido, ¿Si está vivo para que preguntaría por un cuerpo?

    Tampoco tiene lógica que le pongan una pluma para firmar hojas en blanco. Cualquier abogado te puede decir que no son válidas las confesiones sin la firma del abogado. Una hoja en blanco con su firma no sería válida legalmente.

    Otro punto que me causa dudar es que relata que le dieron golpes en las piernas. Si en realidad la hubiesen torturado no dejarían huellas, por lo que la bolsa y los golpes con mano abierta en la cabeza podrían ser parte de una tortura, pero golpes en las piernas si dejan marcas, por lo que no me suena lógica su historia.

    Todavía más, si estaba en Chicago y el gobierno de USA autorizó su extradición es que existían elementos suficientes para suponer que Brenda era culpable del crimen que le imputan. Por ello, si fueron suficientes evidencias para el gobierno de USA con más razón serían suficientes en México.

    Por último, si la Sra. Wallace en realidad tiene tanto poder como para torturar a una persona en la cárcel no requeriría torturarla por una confesión, podría usar ese poder para solicitarle a un juez que le den una sentencia condenatoria más rápido y sin problemas.

    Por todo lo anterior, el artículo no es creíble, si piensas escribir deberías razonar lo que te cuentan antes de publicarlo, con eso podrías crecer como periodista.

    Saludos

  3. Sr. Incrédulo:

    Respondo a su comentario con el debido respeto, y ya entrados en sugerencias, usted debería razonar lo que lee antes de solapar a criminales como Isabel Miranda de Wallace, con ello podría crecer como ser humano y volcar su sensibilidad hacia las verdaderas víctimas.

    El falso secuestro Wallace es un caso harto conocido porque fue la madre de Hugo, quien se encargó de darle difusión inculpando a personas inocentes y ulizando tráfico de influencias para ello. Cuando Brenda fue torturada la primera vez, en noviembre de 2009, ella no sabía ni quién era Hugo Alberto Wallace y si estaba vivo o muerto. La narración en primera persona inicia en tiempo presente, hoy señor Incrédulo, y luego hace una metadiégesis, que es la narración en un segundo plano y en tiempo pasado, de cuando fue torturada.

    Si lee bien, quiénes preguntan por el cuerpo de Hugo son los agentes ministeriales, a fin de que ella confirme que participó en el supuesto secuestro. Es elemental, es torturada para qu legitime la historia de Isabel Miranda, no la de ella misma.

    Si quieres librarte de tus dudas, te recomiendo el siguiente reportaje:
    https://shar.es/1lbzBm

    Por último, lo que no es creíble, es que haya todavía mexicanos que pretendan ignorar los crímenes de Isabel Miranda Torres, alias La señora Wallace, y simulen defenderla incondicionalmente, por pura vocación ética, por decirlo de alguna manera. A estas alturas, los únicos que asoman la cara por Miranda es por paga o por parentezco, por lo que me llama la atención y no me resulta creíble la autenticidad de su defensa a esta criminal cuando usted utiliza un correo creado sólo para comentar en este espacio y de manera anónima.

    Saludos
    Guadalupe Lizárraga

  4. Me podría aclarar esta duda que tengo porfavor
    Usted dice textualmente en su respuesta al señor incrédulo lo siguiente: “Cuando Brenda fue torturada la primera vez, en noviembre de 2009, ella no sabía ni quién era Hugo Alberto Wallace y si estaba vivo o muerto” , pero luego en otra de sus publicaciones en su sitio web de losangelespress.dreamhosters.com en una entrevista a Brenda Quevedo Cruz, esta última le responde a su entrevistador Koldo Mikel, algo muy diferente: “Un día, Jacobo le contó que dos años antes, un amigo llamado Hugo, le invitó a él y a otro amigo a trabajar en seguridad de un conocido grupo musical en Acapulco. Tras el trabajo, Hugo no les había pagado lo prometido, por lo que Jacobo rompió su relación con él. Era la primera vez en su vida que Brenda oía pronunciar el nombre de Hugo Wallace y no lo volvería a oír hasta que incomprensiblemente la implicarían en su desaparición.” http://www.losangelespress.dreamhosters.com/brenda-quevedo-cruz-una-voz-que-intenta-callar-isabel-de-wallace/
    Si Brenda conoció a Jacobo Tagle en 2004, y este le habló de su amigo Hugo Wallace antes de su muerte o desaparición en 2005, cómo es que usted afirma que Brenda no sabía ni quien era Hugo Alberto Wallace cuando fue torturada por primera vez en el año 2009???

  5. Por si alguien esta leyendo esto, ampliaré mas las dudas que tengo con respecto a su versión del caso Wallace.
    1. Si los detenidos fueron torturados y amenazados para echarse la culpa por algo que no habían hecho, porqué entonces en sus confesiones se aprecia lo contrario y se le ve narrando el crimen con absoluta naturalidad. ¿Cómo Jacobo Tagle pudo detallar la escena del crimen y lo que paso ahi, si nunca participó? Si su confesión fue videograbada, ¿cómo fue capaz de memorizar a la perfección lo que tenía que decir de antemano para que pareciera real y no un montaje obtenido a base de torturas? https://m.youtube.com/watch?v=3kVLkKUbI5A
    La verdad creo que esto no es posible, y por eso mismo, porque en el video se aprecia una confesión real y es evidente que no hay tortura, la misma Sra Wallace subió el video a Internet, para que todos nos pudieramos dar cuenta de ello, si no fuera de esta manera, esta grabación no sería pública ni estaría a disposición de cualquier persona con acceso a Internet.

    2. Sobre posibles rastros de vida de Hugo Wallace.
    Si lo que Hugo Wallace pretende es fingir su secuestro o desaparición, necesariamente tenía que saber que para lograr este propósito, había que permanecer oculto y sin ser visto. Esto resulta obvio decirlo. Entonces ¿cómo es posible que fuera tan estúpido y a unos cuantos días de haber ocurrido su falso secuestro, ir de compras como si nada a una plaza comercial en Perisur, degustar tranquilamente una comida, a la vista de todo el mundo, sabiendo que seríamuy posiblemente grabado por cámaras de vigilancia, y por último para coronar este acto temerario, todavía se atreve a pagar con su propia tarjeta de crédito y de esta manera constatar con su misma firma la presencia de un muerto. La Sra Wallace dice que estas compras se hicieron dias antes del secuestro de Hugo, pero el banco las cargó días después, que fue cosa del banco, que no es como ahora, que antes los bancos tardaban en acreditar la compra, sinceramente me parece que la explicación de la Sra Wallace es la más lógica y apegada a la realidad.
    Que de un celular Hugo Wallace con groserías llama a personas que lo conocían, y estas lo identifican positivimente. La Sra Wallace dice que el celular donde se efectúo la llamada ni siquiera era de su hijo, pero yo digo si la voz esta grabada y como se sabe la voz humana es un elemento probatorio importante ya que la voz de cada uno de nosotros es única capaz de producir un tono y modulación particular, entonces ¿cual fue el resultado del dictamen pericial de esa voz? ¿se necesita la voz viva de Hugo Wallace para cotejar? No encuentro información sobre ese dictamen pericial ni de sus conclusiones, por eso pregunto.
    De la CURP, dice la Sra Wallace que cualquiera que sepa el nombre y fecha de nacimiento del interesado puede hacerlo, coincido con la Sra Wallace en este respecto, si credenciales del IFE que son oficiales y mas importantes hay personas que han sacado varias con diferentes nombres y direcciones para una misma persona, creo que aqui en Mexico, esto si es factible.
    3. He visto fotografías de Brenda en Internet como también las fichas signalépticas de Hugo y su madre; en su sitio se resalta la belleza física de Brenda y se muestra la corrupción de sus perseguidores., creo que de forma sutil por medio de estas imagenes, lo que se pretende es inducir el hecho que una vida plena y feliz, por culpa de la maldad de un mounstruo como la Sra Wallace, se ha echado a perder y a sido arrojada injustamente a la mas completa oscuridad; cosumimiendo miserablemente su existencia en la cárcel, flagelándose viendo desvanecer sin remedio su belleza y juventud para siempre. Y todo esto por culpa de la maldad y odio de una persona corrupta, la personificación de la maldad, en suma la Sra. Wallace. Estoy seguro que si a usted se le pregunta que si cree en los Derechos Humanos, será capaz de responder, a la primera afirmativamente, de hecho usted considera que hay que defender a las verdaderas víctimas frente a la injusticia del sistema. Si un delincuente sale de la cárcel y ha cumplido su condena, y pide trabajo en una fábrica, comercio, etc, y le piden la famosa carta de no antecedentes penales, este no podrá proporcionárselas, y le será difícil encontrar trabajo, ya ha sido señalado como un criminal, y cargará de por vida con esa mancha, como una tinta indeleble en su frente., aunque haya abandonado su coducta anterior y ahora sea una buena persona.,, ¿acaso esto no es una violación de sus derechos humanos y dignidad como persona? claro que lo es, de hecho diferentes organismos de Derechos Humanos, así lo han reconocido y piden se elimine este requerimiento en la obtención de un empleo. ¿Defenderá como lo hace con Brenda, a ese hombre exconvicto, a que consiga un empleo y no lo discriminen, ya que usted cree en los Derechos Humanos, o por el contrario pedirá que al igual que como lo hace con la Sra Wallace, no confíen nunca en él, y denuncien como falsedad todos sus dichos. Si es congruente y defiende a las víctimas tendrá que defender los derechos de todos incluidos los de la Sra Wallace. Con esto me permito ilustrar su enorme hipocrsía y falta de ética al explotar como propaganda un evento en la vida pasada de una persona, en este caso la Sra Wallace con el fin perverso, ante la falta de pruebas contundentes que prueben su investigación, de desacreditar visceralmente a la otra parte.
    4. Inculpar a 6 personas y destrozar a sus familias, me parece un acto de tamaña iniquidad, y de una tremenda dificultad técnica que para llevarlo a cabo la Sra Wallace necesariamente tiene que contar con la ayuda o complicidad de todas estas personas:
    -Altos mandos de la PGR, jueces, personal administrativo, peritos, etc para fabricar y encubrir pruebas.,
    -numerosos testigos y víctimas que han proporcionado su declaración ministerial sobre eventos y cuando menos otros 4 secuestros en los que la banda de secuestradores de los inculpados ha participado.
    -medios de comunicación nacionales e internacionales, ONG, organismos defensores de derechos humanos, etc que hasta al momento se han hecho de la vista gorda, ignorado la evidencia y han sido sobornados por la Sra Wallace

    Tan solo de considerar esta posibilidad, la de que la Sra Wallace controle a todas estas instituciones y personas, me parece totalmente absurdo siquiera pensarlo….. Como es posible comprar tantas voluntades, y lo que es más, hacer que estas se queden calladas, no digan nada y vean con total indiferencia el sufrimiento atroz de 6 infortunadas personas y sus familias…. ¿con que fin lógico y creible? Hasta al momento ningún testigo se ha retractado de sus declaraciones, ni ningún perito ha salido a decir que ha sido sobornado o amenazado por la Sra Wallace, y ya son 11 años.

  6. Me falto agregar algo muy importante. Después de que salieron los espectaculares mostrando la imagen de Brenda, esta huye a los Estados Unidos, se supone que huía de algo o alguien, aunque usted dice que no sabía ni de que ya que ni siquiera sabía quién o qué era Hugo Wallace hasta el año 2009; y aparte ella se sentía inocente, y experimentaba esta extraña inocencia en la cual hay que salir corriendo sin dejar rastro, no importando si se usan documentos y pasaportes falsos para cambiar de identidad, disfraces, credenciales del IFE falsificadas, etc., el típico comportamiento criminal, exactamente lo que haría un delincuente al ser descubierto y puesto en evidencia, solo que en este caso según usted sostiene con su versión se trata de una mujer inocente que se siente acosada y perseguida. Como siempre se podrá encontrar en sus sesudas investigaciones, el sinsentido, lo ilógico, exactamente lo contrario que se desprende de la observación imparcial de los acontecimientos. Bueno , prosigo con la idea, Brenda huye del país su fiel novio también “inocente” se disfraza en el DF, y así en febrero del año 2006 la policía irrumpe en el departamento de Brenda y confisca su computadora. Se dirá con esto, ¿fue Brenda capaz de dejar en su depa el ordenador que usaba para cometer los secuestros? no entramos al terreno de lo improbable por parecer estúpido. Yo creo que no; si consideramos que Brenda tenía conocimientos de computación promedio, seguramente creyó que con borrar los datos que la involucraban en los secuestros, estos se perderían para siempre, y no tenía el conocimiento o nunca nadie le había dicho que para lograr esto y hacer que esos datos fueran inaccesibles y borrados para siempre jamás, la única forma de hacerlo era la de destruir fisicamente y por completo el mismo disco duro de su computadora., si no, como efectivamente ocurrió existen todo tipo de programas informáticos capaces de recuperar esos bits de datos fragmentados y dispersos, analizarlos y unirlos para ser nuevamente leídos una y otra vez. Es la magia de una de las fuerzas fundamentales de la naturaleza, la del electromagnetismo que es la que hace posible el funcionamiento de estos discos, y gracias a ello queda plenamente acreditado la participación de Brenda Quevedo Cruz en el secuestro y muerte de Hugo Alberto Wallace.

    A continuación enlaces de fotos del dictamen pericial forense de la computadora HP Pavillion 750n propiedad de Brenda:

    https://mobile.twitter.com/MxPorWallace/status/783771699619606529/photo/1

    https://mobile.twitter.com/MxPorWallace/status/783771531344097280/photo/1

    https://mobile.twitter.com/MxPorWallace/status/783769851126964224/photo/1

    Ahora que tiene que decir ante esta devastadora pieza de evidencia., ya sé , que sólo se trata de una prueba falsa, fabricada, los peritos forenses, faltaron a su profesión y se vendieron a la Sra Wallace, vean la foto de Brenda es muy bonita, en cambio ahora volteen a ver en la que aparece la Sra Wallace fichada, es una delincuente. Brenda no tiene antecedentes penales, por tanto es digna de fé y creible, con estudios universitarios recien concluidos y toda una vida prometedora por delante, por que una mujer dotada de esa singular y destelleante belleza física, se atrevería a privar de la vida y matar a otro ser humano indefenso, y todavía mas; después de darle muerte, concibir en su mente maquiavélica la idea perversa de obtener como premio una jugosa cantidad de dinero a cambio de un cadáver, que luego ya para colmo de la maldad, ni siquiera el cadáver del difunto respetaron para dárselo a la doliente madre, ya que ella y sus amigos lo descuartizaron sin piedad, como en una especie de macabro ritual de sacrificio de Santería, de la cual eran devotos practicantes, al fin y al cabo, si ya esta muerto que sirva de algo, lo que importa es que la Sra Wallace lo crea vivo y a salvo, eso es el chiste, al final ni el cuerpo le vamos a dar, olvídemonos por un momento del dolor ajeno y disfrutemos de la vida, eso es todo, si tenemos algún remordimiento, con el dinero que nos dé la Sra Wallace nos vamos a la playa a los Cabos y se nos quitará, así es este negocio del secuestro ¿o no?
    La verdad no sé que pueda tener como respuesta a todo esto., sinceramente no hay bases sólidas, pruebas feacientes, e incontrovertibles que demuestren que Hugo Alberto Wallace esta con vida, y de esta manera la veracidad de su investigación quede demostrada. Solo soy capaz de ver o vislumbrar simples confabulaciones o indicios, un revoltijo amañado lleno de falsedades y manipulación burda de la información. Quiza use un tono muy duro y directo, y pido una disculpa por ello, después de todo así es mi estilo., pero espero, para el que este leyendo esto, contar con su comprensión, ya que deseaba manifestar mi indignación, ante un hecho que a todas luces me parece injusto: el que no se respete el dolor y el sufrimiento de una madre a la que le arrebetaron a su único hijo sin derecho alguno. El que se pretenda disfrazar como víctimas de la injusticia y mártires de la verdad, a la runfla de cobardes y desnaturalizados que perpetró este hecho, me parece un acto quizá de complicidad con la barbarie, de un desprecio en general por la vida humana y los Derechos Humanos. Por cierto, acabo de escribir y me entero en las noticias que cientos de cadáveres se descubren todos los días en México, en Veracruz, parece que es un cementerio infinito, yo centrándome sólo en una vida: la de Hugo Wallace, y a mi alrededor brotan los restos de cientos y quizá miles de personas, que al igual que Hugo fueron levantadas, torturadas, descuartizadas, etc.. si examinara cada caso, me encontraría como en el caso de Hugo, seguramente con una vida truncada, quizá en pleno goze de sus facultades , y finalmente arrancada de la faz de la Tierra., seré capaz de abstraerme y disipar mi confusión si digo a mi mismo como lo hizo Stalin “Una sola muerte es una tragedia; un millón de muertes es estadística” me duele reconocerlo pero creo que las palabras de Stalin, se estan convirtiendo en realidad, aquí en México, cientos de cadáveres, cráneos, restos de seres humanos son encontrados cada día y se cuenta como algo normal y cotidiano, sin reflexionar en lo que esto significa. ¿Será el destino inevitable de la humanidad?el de la autodestrucción. Las familia de Brenda ha sido destrozada, y sufre grandemente por su confinamiento carcelario al que se ve sometida, situación que no me alegra por supuesto, . sus cartas reflejan la angustia de la soledad y encierro que sufre todos los días, si Brenda tomó una mala decisión ¿ya no es posible volver atrás? es una tragedia, injusta, todos podemos rectificar, ¿la Sra Wallace odia a los asesinos de su hijo? no descansará hasta que todos se pudran en la cárcel, no hay perdon ni misericordia, ¿será lo correcto? es que si reciben perdón servirá como motivación para otros delincuentes y no se acabará el secuestro, se dirá, que es lo correcto? perdonar y rectificar o castigar sin misericordia… adonde irá este mundo a parar si el odio nos domina, nunca habrá paz ni tranquilidad, cual será la verdadera justicia? equilibrada que nos permita a vivir a todos en armonía ,… hasta el día de hoy la sigo esperando, ya que en este mundo no la veo por ningún lado… acaso no es un atributo humano? y estmos condenados a vivir para siempre en un mundo donde nunca podra haber justicia? no puedo seguir aqui todo el día, he terminando divagando y sin poder recomponer mis ideas.. asi que mejor concluyo este comentario……..

  7. Borraron o no me permitieron dar el último comentario que hice el dia de hoy, ni se imaginan el bien que me han hecho; con esta acción quedan por fin resueltas de una buena vez y para siempre todas mis dudas que tenía sobre ustedes y el caso wallace, así es no se necesitó ni una palabra departe de ustedes, su silencio y censura a mis ideas expuestas, es la mejor respuesta que me pudieron haber dado., Sra Lizarraga como su adalid Brenda Quevedo usted solo es bella por fuera. No los molestaré nunca mas, ni publicaré nada mas en su sitio, no se preocupen, me ire para siempre…

  8. Alfonso Lopez, a mi se me hace que usted es enviado por la sra Miranda de Wallace. Usa puros argumentos de la Sra sin haberse tomado el tiempo de leer mas al respeto.
    Para qué contestarle? usted cree la versión de la farsante Wallace. Siga con su creencia.
    Ademas hace muchas preguntas, da hueva contestarlas todas
    Si quiere saber mas sobre el caso, y entenderlo, lea los mas de 20 artículos de Los Angeles Press al respeto, los que salieron en Proceso durante varios años, los de Homozapping, Nexos y otros. Hay miles sobre el caso.
    Cuando lo haya leído todo regrese aqui para que le aclaremos sus dudas si le quedan unas.
    También puede echarles un vistazo a los blogs mexicoporflorencecassez.wordpress.com, elcasowallace.wordpress.com, brendalibre.blogspot.com.
    No creo que haga nada de eso, ya que usted está ayudando a difundir una mentira, la del secuestro de Hugo Alberto Wallace. A propósito, cheque la fecha de inscripción en la CURP de Hugo Alberto Miranda Torres : 24 de febrero del 2010. Es la fecha de cuando fue tramitada la CURP. Una CURP no se tramite por internet, hay que tramitarla en persona.
    Y ademas tenemos el acta de nacimiento original de Hugo Alberto Miranda Torres, y en este acta viene la misma fecha de nacimiento que en el acta de Hugo Alberto Wallace Miranda. Y ademas Hugo es fruto de un incesto (por eso lo estúpido que es Hugo) entre la sra y un primo. Su padre ni se llama Fausto, ni Jacinto. Todo está falso, él que firma en el acta de nacimiento de Hugo es Fausto, su abuelo materno, ya que no iban a meter la firma del primo que se apellidaba Miranda también… qué vergüenza !

    Y ademas la mejor amiga de Hugo habló con él durante varios minutos en el 2007. Lo hizo público Luis Moya Moya, pero la sra lo amenazó con demandarle por tentativa de extorsión. Las autoridades no actuaron ya que fueron cómplices del montaje. En articulo está en El Universal: http://archivo.eluniversal.com.mx/notas/405649.html

    Ademas, hay dos actas de nacimiento de Hugo : el primero con apellidos Miranda Torres y el segundo con apellidos Wallace Miranda. Lo que significa que Hugo Alberto Wallace Miranda NO EXISTE por la sencilla razón que nunca realizo ningún trámite para cambiar de apellidos. Si no tiene existencia legal, no puede, legalmente, haber sido secuestrado ni asesinado.
    Y es muy factible que viva bajo una segunda identidad, o tercera, o cuarta como su madre que según la PGR se apellida María Isabel Miranda Nieto.
    Byyyeeee Alfonso !

  9. Alfonso, le dejo unos links para que entienda

    Presentan pruebas de inconsistencias en investigación y violaciones a DH en Caso Wallace
    https://www.youtube.com/watch?v=qgHWBG54YRw
    La verdadera Isabel Miranda de Wallace – Anabel Hernández y José Revelez
    https://www.youtube.com/watch?v=tHe82NryP-s
    Basta de impunidad caso Wallace
    https://www.youtube.com/watch?v=nl7WwbXVqj8
    Madre de implicada en caso Wallace denuncian tortura e incriminación
    https://www.youtube.com/watch?v=h4j9QPmXvSw
    PGR irrumpe en la UABC para ‘llevar a declarar’ a Guadalupe Lizárraga, por el caso Wallace.
    https://www.youtube.com/watch?v=3zxG5_gllO4
    PGR acosa a periodista por Caso Wallace en evento académico
    https://www.youtube.com/watch?v=4vYneJjbh6w
    Por caso Wallace, acoso de PGR a periodista
    https://www.youtube.com/watch?v=_t35NLDQ79c
    Entrevista a Guadalupe Lizárraga por acoso de PGR
    https://www.youtube.com/watch?v=_t35NLDQ79c
    Entrevista a Luis Miguel Ipiña, víctima de Isabel Miranda
    https://www.youtube.com/watch?v=lpb3YGKh2mI&t=31s
    El Indignante Caso Wallace – parte 2
    https://www.youtube.com/watch?v=rYKX1hpp-s8
    El caso Wallace, más turbio que nunca / reportaje de Anábel Hernández
    https://www.youtube.com/watch?v=Xk1Oh8glfx4&t=413s
    “El caso es totalmente falso; hay pruebas de que no está muerto”: David Bertet (Caso Wallace)
    https://www.youtube.com/watch?v=AZwTZIthKJY

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *