Ministerio Público elude investigar corrupción de alcalde de Poza Rica

petroleros
El 2 de septiembre de 2014, unos 400 trabajadores petroleros de Poza Rica arribaron a las instalaciones de la empresa nacional para denunciar desvío de fondos de sus prestaciones. Foto: Lidia López/alcalorpolitico.com

Por Ramsés Ancira

CIUDAD DE MÉXICO.- Representantes de trabajadores petroleros jubilados y de sus viudas presentaron denuncia penal ante las autoridades de Poza Rica Veracruz, para que se rinda cuenta de la renta que han dado cines, ranchos y empresas cooperativas; pero la Ministerio Público que lleva el caso justificó que no puede llamar a cuentas al representante sindical, Sergio Lorenzo, Quiroz, porque es el titular de la presidencia municipal y “podría alterarse la paz social”.

Ante esto, los representantes sindicales independientes acudieron ayer primero de octubre a la Secretaría de la Función Pública, donde pidieron hacer valer la promesa del titular del Ejecutivo Enrique Peña Nieto de que se atenderían las denuncias de corrupción; pero ahí les dijeron que el problema debería ser resuelto en el municipio. Acudieron entonces a la Procuraduría General de la República para reclamar la inacción de la ministerio público local que lleva el caso, pero no les han dado respuesta.

Después de su compromiso con los estudiantes del Instituto Politécnico Nacional, los trabajadores independientes también solicitaron al secretario de Gobernación Miguel Osorio Chong que atienda las demandas de la institución creada gracias al presidente Lázaro Cárdenas, el Sindicato de Trabajadores Petroleros, que tiene inmuebles y rentas con valor de más de cinco mil millones de pesos, de los cuales se ignora quiénes son los beneficiados.

Alcalde de Poza Rica y representante sindical de trabajadores petroleros. Foto: avcnoticias.com
Alcalde de Poza Rica y representante sindical de trabajadores petroleros. Foto: avcnoticias.com

No obstante, el abogado Florencio Ortega Bujanda, catedrático de la Escuela Superior de Guerra,  a quien se le solicitó la asesoría legal  en consideración al origen militar del presidente Lázaro Cárdenas les informó que han errado el procedimiento, pues al acudir a la justicia penal no van a resolver nada, pues lo que a los trabajadores les interesa realmente no es el encarcelamiento de Carlos Romero Deschamps, ni de sus delegados sindicales privilegiados, sino la rendición de cuentas por el usufructo de bienes comprados con el patrimonio sindical, los que conservadoramente tienen un valor de 5 mil millones de pesos.

Estos bienes fueron adquiridos mediante  descuentos en la nómina de trabajadores petroleros en activo y la venta de bonos que muchas veces tenían que adquirir los sindicalizados en forma obligatoria para conservar la plaza.

Los trabajadores señalaron que miles de personas fueron corridas en la administración de Carlos Salinas de Gortari, derribando las esperanzas de que las nuevas generaciones de ingenieros petroleros egresados del Instituto Politécnico Nacional, que son hijos de ellos, pudieran mejorar su calidad de vida al mismo ritmo que la industria energética.

Desesperados por la falta de oportunidades y el despido de sus padres, algunos de estos jóvenes se han unido a la delincuencia organizada, mientras que sus padres, que son propietarios de bienes por valor de millones de pesos viven de raquíticas pensiones o se atienden en los hospitales de PEMEX donde sólo les dan medicinas similares.

Mientras tanto bodegas en la central de abasto que fueron entregadas al sindicato petrolero para el almacenamiento y distribución de alimentos baratos, son rentadas por particulares. Lo mismo ocurre con la administración de hoteles de la cadena Iris Astoria en Acapulco y el Distrito Federal, el hotel Papagayo y edificios en la colonia Verónica Anzures, dos o tres cines en funcionamiento en Poza Rica, empresas cooperativas y ranchos ganaderos. El sindicato no informa qué hace con ese dinero.

De acuerdo a los petroleros independientes, al Estado no le tiene porqué costar un peso el pago de pensiones, porque bastaría con distribuir las rentas de los negocios comprados con el dinero sindical, o el dinero que se logre de la venta de inmuebles, para que todos los jubilados dispongan de al menos un millón de pesos cada uno.

Para finalizar, los representantes sindicales, quienes pidieron conservar sus nombres en anonimato mientras se protegen de posibles represalias, pidieron a los estudiantes politécnicos que estén pendientes y alertas, ya que tanto la carrera de ingeniería petrolera como el sindicato son logros que tienen su origen en la gestión visionaria y nacionalista del presidente Lázaro Cárdenas del Río y ha llegado el momento de cambiar la historia para honrar su legado.

(Con la colaboración de Alfonso Rentería Cárdenas)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *