Niños estadounidenses, de la explotación sexual en Tijuana al College

Foto: LApress

[royalslider id=”12″]

La prostitución infantil, un problema que traspasa la frontera con México

Por Bertha del Rivero

LOS ÁNGELES.- Melissa, con tan sólo 17 años de edad, ya ha sufrido el maltrato y las humillaciones al haber crecido en un hogar disfuncional. Sin padre, y con una madre que fue arrestada y que actualmente cumple una condena en la cárcel, la joven tuvo que irse a vivir con una tía. Hace unos meses dejó su casa ubicada en el condado de San Diego, y comenzó a vender su cuerpo al mejor postor.

Melissa admitió que nunca pensó en las consecuencias que tendría el seguir con esa vida que consideró “fácil”, porque “lo único que quería era tener dinero para comprar drogas”, razón por la que abandonó su hogar. Sin embargo, fue hasta que la policía la arrestó, se dio cuenta del grave error cometido, reconoce.

Ahora está protegida bajo la sombra de “Children’s of the Night”, una organización no lucrativa que ayuda a los menores de edad que huyen de sus hogares y caen en las redes de la prostitución. Para Melissa, Children of the Night representó una nueva oportunidad para rehacer su vida y crear nuevos planes como terminar la preparatoria y estudiar para estilista.

La doctora Lois Lee, fundadora y directora de esta organización que comenzó hace 20 años con esta tarea, señaló que el problema principal es que muchachos de preparatoria en el condado de San Diego “son engañados por astutos criminales y llevados a la ciudad fronteriza de Tijuana para prostituirse, tanto hombres como mujeres”. Generalmente, se cree que el mayor problema es cruzar a los jóvenes de México a Estados Unidos. Por el contrario, el mayor problema es que niñas y jóvenes son cruzados hacia la frontera de México para su explotación sexual.

Los adolescentes que huyen de sus casas, explica Lee, creen que van a estar mejor en la calle que en sus propios hogares. Esto se debe a que rápidamente se involucran con “padrotes” que los engañan con “palabras suaves” para que se prostituyan. Después, los convierten en sus esclavos sexuales y a muchos lo cruzan a México. Según la directora del refugio, los jóvenes de las comunidades que predominan en este grave problema son en primer lugar la raza blanca, después la afroamericana y, por último, la latina.

El Departamento de Justicia de los Estados Unidos publica que 2.8 millones de jóvenes abandonan sus hogares en los Estados Unidos en promedio al año, y dentro de las primeras 48 horas que están en la calle, un tercio de éstos, conocidos también como “runaways”, comenzarán a prostituirse.

Esta agencia de gobierno sostiene que la mayoría de las víctimas forzadas a trabajar en la prostitución generalmente han sido hijos de padres abusivos o de familias disfuncionales. Una vez que se encuentran solos y sin dinero, los jóvenes son engañados por criminales profesionales que les ofrecen cuidado y atención que nunca antes tuvieron en sus propias casas. Estas promesas por lo regular se cumplen debido a que el “padrote” abusa físicamente de sus víctimas hasta que se vuelven dependientes. No obstante, aún así, algunos logran romper ese lazo y escapan.

Un estudio realizado por el investigador Richard Estés de la Universidad de Pensilvania resume que en los últimos años también los menores de clase media acomodada se involucran en la prostitución únicamente para obtener artículos de lujo.

Cuando llegan hasta el refugio dirigido por la doctora Lee, además de ofrecerles exámenes médicos, ayuda psicológica, y acceso a sus documentos legales como es el certificado de nacimiento, y la tarjeta de seguro social, también los inducen a que declaren en contra de sus “padrotes”, lo que les ayuda a superar el miedo y volver a iniciar una vida normal, explica la doctora.

Las cifras del Buró Federal de Investigación (FBI), en los últimos ocho años que ha trabajado con el Centro de Niños Perdidos y Explotados, apuntan a que han logrado recuperar sólo mil 800 niños prostituidos únicamente en los Estados Unidos. Para la agencia, el problema de la prostitución infantil en los Estados Unidos se agudiza aún más debido al movimiento de inmigrantes que salen y entran de las fronteras del país, convirtiéndose en una lucrativa fuente de ingresos para el crimen organizado e incluso para las organizaciones terroristas.

Un ejemplo es la organización no gubernamental Libertad Latina de San Diego que ha llegado a atender a niñas de entre 7 y 18 años de edad. Se trata de víctimas de secuestro o de engaño en México, transportadas ilegalmente al condado de San Diego donde las obligaron a prostituirse. El rescate de algunas de estas niñas fue resultado de una operación conjunta con autoridades estadounidenses, sin embargo, la operación incluyó la deportación de inmediato a su país, sin ayuda psicológica.

Debido a la experiencia que ha adquirido con los programas de ayuda para niños de la calle, la especialista, Lois Lee, asistirá a autoridades de varios países suramericanos en la lucha contra el tráfico y la prostitución infantil, como parte de las actividades para el 2012.

AUDIO 1: ¿Cuáles son los problemas de los adolescentes que huyen de sus casas?

“Tengo adolescentes que nunca fueron a la escuela después del primer o del segundo grado, sus padres los vendieron para prostituirlos para que pudieran conseguir drogas. También tengo niños que vivieron en hoteles y nunca fueron a la escuela, sus madres les enseñaron a inyectarse droga en medio de los dedos cuando tenían 8 años de edad”.

 [haiku url=”http://www.losangelespress.dreamhosters.com/wp-content/uploads/Loislee1.mp3″ title=”children”]

AUDIO 2: ¿Cuánto tiempo tarda el proceso para que se reintegren nuevamente a la sociedad?

“Depende caso por caso, hay adolescentes que se adaptan rápidamente y les va muy bien y aprenden rápido, pero una vez que salen caen también muy rápido, depende que tan dañados están, que tipo de educación tuvieron. Tenemos adolescentes que salieron y que son muy inteligentes, tenemos otros que no pueden leer y les enseñamos a leer; asi es que su nivel educativo es realmente el parámetro que nos indica cuanto tiempo podría tomar a este jovencito o jovencita a salir adelante”.

[haiku url=”http://www.losangelespress.dreamhosters.com/wp-content/uploads/Loislee2.mp3″ title=”children”]

Si usted necesita ayuda para localizar a algún familiar, puede comunicarse al albergue “Children of the Night” las 24 horas del día, al número 1-800-551-1300, se habla español.< p>

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *