Nos tocó vivir una época de lucha y tensión: Padre Solalinde

Por Guadalupe Lizárraga / Hugo Castro

NUEVA ORLEANS, Louisina.- “Nos tocó vivir una época de lucha y tensión entre dos cosas: entre el dinero y el ser humano”, dijo el sacerdote católico Alejandro Solalinde ante un auditorio de activistas en Nueva Orleans que enmarcan la caravana “Abriendo puertas a la esperanza”.

El padre Solalinde explicó que “nuestra sociedad se ha estructurado alrededor del dinero” lo que ha dificultado la convivencia entre las sociedades y se ha olvidado al ser humano. “El dinero es el dios del momento, es el que impera en todo el mundo, manda en nuestros bolsillos, pero también en nuestra mente y en nuestro corazón, y lo peor de todo en las relaciones de las personas”, señaló Solalinde y recordó el propósito de la caravana en este país, mientras se debate la reforma migratoria en el Congreso.

“Esta caravana tiene como propósito recordar el gran valor del ser humano, por eso es que queremos traer la voz de los jóvenes, de los trabajadores y de mujeres que han sufrido la violencia de la sociedad que ellas no merecen”, puntualizó. “Pero al mismo tiempo estamos invitando a hombres y mujeres a crear una sinergia en favor del ser humano, en favor de la gente”, dijo el padre Solalinde en referencia al sentido humanitario que imprimen los activistas al ayudar a las víctimas de migración forzada a causa de la violencia en sus países de origen.

Dia de las madres en palacio municipal de Dallas. Foto: Caravana Abriendo puertas a la Esperanza
Dia de las madres en palacio municipal de Dallas. Foto: Caravana Abriendo puertas a la Esperanza

Frente a ello, el padre destacó que “necesitamos concebir sociedades abiertas e incluyentes”. Y dijo que ciertamente necesitamos tener el valor para crear estas nuevas sociedades, pero también la generosidad para cambiar lo que no es favorable a la gente.

“Nosotros vemos la oportunidad de alzar la voz, en estos momentos en que se discute la reforma migratoria”, dijo el clérigo. “Entendemos la humildad de nuestra caravana, sabemos que no tiene influencia, ni presión a los congresistas, pero sí tiene una visión importante que complementa la visión de norte”, fueron sus palabras para explicar que la caravana es integrada por migrantes, trabajadores y activistas entregados a hacer visible la necesidad del respeto a los derechos humanos de las personas en tránsito que se ven forzadas a emigrar por la violencia en el combate al crimen organizado, entre otros factores.

“Nosotros entendemos que vivimos en un mundo globalizado donde estamos interactuando y también somos interdependientes, por eso es importante también nuestra visión y con ese ánimo tendría que ser escuchada”, concluyó Solalinde.

Solidaridad económica

La Coalición Humanitaria Internacional ProMigrante, liderada por Irineo Mujica, quien está al frente de la coordinación de la caravana, requiere de la ayuda económica para abastecerse de gasolina, víveres, agua e impresión de carteles y folletos.

La caravana inició el 29 de abril en Los Ángeles y ha recorrido en camionetas las principales ciudades del Sur de California, Arizona, Texas y Louisiana, con mayor presencia de migración latinoamericana. Las siguientes ciudades en las que se tienen eventos de difusión y conferencias del sacerdote católico Alejandro Solalinde serán Atlanta, Chicago, Nueva York y Washington, DC.

De acuerdo a la información del presidente de Chip-Migrante, en esta última ciudad, se hará caminata de las últimas treinta millas para llegar al congreso. El propósito de la caminata, dijo Mujica, es retratar las vicisitudes que viven los migrantes al verse forzados a salir de sus hogares, por la violencia física o económica en sus países.

Página de Facebook:

 https://www.facebook.com/CaravanaAbriendoPuertasALaEsperanza 

Cuenta bancaria: Chase, número 199630350, a nombre de la coalición.

 

 

 

One thought on “Nos tocó vivir una época de lucha y tensión: Padre Solalinde

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *