Periodistas de Guerrero exigen investigar crimen de Jorge Torres

 

Silencio para exigir justicia por el periodista Jorge Torres Palacios. Foto: Flor Miranda
Silencio para exigir justicia por el periodista Jorge Torres Palacios. Foto: Flor Miranda

*** Periodistas piden que se designe a un fiscal especial que investigue el asesinato de Jorge Torres

*** A la alza los casos de agresiones a periodistas mientras el gobierno promete que “se va a investigar”

Por Flor Miranda/API

CHILPANCINGO, Guerrero. Apenas se escuchaba el ruido de los pasos, voz no había. Sus bocas estaban en silencio como la de Jorge Torres Palacios, a quien le quitaron la vida después de ser “levantado” por varios hombres armados.

Ya no pedían la “presentación con vida”, como lo hicieron los días anteriores. Ahora en sus brazos lucían moños negros mientras su boca estaba sellada con cinta canela y, sus manos sostenían cartulinas donde plasmaron la principal: “¡Justicia!”.

Esto era muestra de que su compañero ya había muerto, como se informó desde la tarde del 2 de junio.

Un caminar lento, miradas tristes, indignación y la sed de justicia, fue la característica principal de un centenar de periodistas y fotógrafos que marcharon desde la conocida plaza de la Libertad de Expresión, hasta las instalaciones de la PGR y Palacio de Gobierno. Pedían cese a las intimidaciones y “basta de más muertes”.

Sin embargo, lo único que el gobierno hizo fue intimidar la protesta con elementos de la Marina y Policías Ministeriales grabando y fotografiando a los asistentes.

En esta ocasión, los periodistas no caminaron bajo el sol para cubrir una protesta de uno de los tantos sectores que casi a diario marchan para expresar su hartazgo de pobreza, violencia, discriminación, malos gobiernos… Ahora lo hicieron para exigir justicia. Ellos fueron su propia nota.

Con pancartas en mano, la boca cerrada y tapada con cinta canela y un lento caminar, los periodistas marcharon para exigir castigo a los responsables del asesinato perpetrado contra su compañero Jorge Torres Palacios, quien fue encontrado sin vida este lunes en la comunidad de Plan de los Amates, municipio del puerto de Acapulco.

A la exigencia de “presentación con vida de Jorge” que habían realizado durante los días anteriores, nadie les hizo caso… eso quedo atrás. Es demasiado tarde, pues Jorge ya está muerto y como en cientos de casos, las autoridades tampoco tienen detenido a algún responsable.

“Que tu trabajo no te mate”, “No se mata la verdad matando periodistas”, “Justicia #JorgeTorres”, “Nuestro trabajo es informar, no callar” y “¡No nos callarán!”. Son algunas de las consignas que se leían en las pancartas que eran sostenidas por los periodistas, en Chilpancingo.

De manera simultánea en otros municipios de la entidad, reporteros y fotógrafos también marcharon en exigencia de justicia.

La primera parada que realizaron fue en las instalaciones de la PGR en donde el presidente de la delegación 17 del Sindicato Nacional de Redactores de Prensa (SNRP), Eric Chavelas, entregó un oficio con el posicionamiento del gremio en torno al asesinato del periodista porteño y, donde se exigió el pronto esclarecimiento del caso.

La segunda minuta sería entregada en las instalaciones del Palacio de Gobierno, en donde los marchantes se encontraron con las puertas cerradas y con dos camionetas de la Marina y una de la Policía Ministerial que, en todo momento fotografiaron y grabaron a los asistentes.

Ahí, algunos de los periodistas retiraron la cinta de sus bocas, levantaron el puño y gritaron: “¡Justicia!”, “¡Justicia!”… sin que ninguna autoridad los recibiera.

Periodistas frente a la PGR en Chilpancingo exigiendo justicia. Foto: Flor Miranda
Periodistas frente a la PGR en Chilpancingo exigiendo justicia. Foto: Flor Miranda

El recuento…

Según el informe de la organización Artículo 19; durante 2013 se registraron y documentaron un total de 330 agresiones de todo tipo contra periodistas, trabajadores de prensa e instalaciones de medios de comunicación en México. Este es el año con más agresiones documentadas desde 2007. En México se agrede a un periodista cada 26.5 horas.

Las 330 agresiones de 2013 incluyen amenazas, actos de intimidación y cuatro asesinatos. Mientras que en lo que va de 2014 en Guerrero ya se han asesinado a 2 periodistas.

A estas cifras abría que aumentarse el caso de Torres Palacios y el de Miguel Ángel Garduño, éste último asesinado en su casa el pasado 23 de Enero, en Chilpancingo. Si bien, estos dos no estaban como reporteros en activo pero estaban marcados por una trayectoria y, además continuaban escribiendo opinión.

Según la organización en mención, se ha podido corroborar que son autoridades gubernamentales quienes están detrás de la mayoría de los actos de intimidación, amenaza y agresión de quienes ejercen el periodismo en México, quienes se encuentran en el frente de la libertad de expresión en este país.

“Las autoridades agreden de un lado, el crimen organizado asesina del otro. En medio, quienes ejercen el periodismo en México. En tres de los cuatro casos de periodistas asesinados en 2013 se identificó a la delincuencia organizada como principal perpetrador”, se anota en un documento de Artículo 19.

Si bien, la problemática se centra en entidades ya identificadas del país –Veracruz, Chihuahua, Coahuila y Tamaulipas–, las agresiones documentadas por ARTICLE 19 permiten observar un patrón de diseminación de violencia hacia otros estados. Las agresiones a la prensa aumentaron en el Distrito Federal, Oaxaca, Michoacán, Guerrero, Tlaxcala, Baja California y Zacatecas.

Las agresiones contra la prensa crecieron 59% de 2012 a 2013, según Artículo 19.

En ninguno de los casos documentados por ARTICLE 19, los comunicadores pudieron retomar su actividad periodística al cien por ciento. El miedo a sufrir nuevas agresiones sin protección del Estado, los llevó a modificar su actividad profesional.

Cabe mencionar que tan solo en Guerrero, durante el año 2013 se registraron varios casos de periodistas amenazados que incluso tuvieron que desplazarse, y que no están plasmados en este informe de Artículo 19, por lo que se cree que las cifras de agresiones a periodistas son mucho mayores.

la foto 1 (48)
“Nuestro trabajo es informar, no callar”. Foto: Flor Miranda

El Posicionamiento…

Mediante un escrito, la delegación 17 del SNRP conjuntamente con periodistas independientes y de otras asociaciones; se expuso: “el gremio periodístico del estado condena el asesinato de nuestro compañero Jorge Torres Palacios”.

“La noticia, además de que nos impactó e indignó, es una muestra clara de la realidad que vivimos todos los guerrerenses. Ninguna autoridad de los tres niveles de gobierno garantiza el derecho a la seguridad de los ciudadanos”, se lee.

“Frente al silencio cómplice de los tres poderes de gobierno, los periodistas se convierten en blanco fácil de cualquier poder fáctico que sea evidenciado. Una vez más Guerrero engrosa las listas de periodistas asesinados en el país; en los últimos cuatro años, 32 periodistas fueron asesinados en México”, indica el posicionamiento.

Los periodistas firmantes, criticaron que durante la desaparición de Torres no hubo ningún indicio de la Procuraduría General de Justicia del Estado que “si quiera” mostrara interés de dar con su paradero.

“Con el hallazgo de su cuerpo, es probable que la promesa de investigar, una vez más, sea la respuesta, y que de ahí no trascienda. Bien lo podría confirmar la familia de Marco Antonio López Ortiz, jefe de Información de Novedades Acapulco…, sin que hasta hoy se sepa de él. O bien la de Leodegario Aguilera Lucas, director de la revista Mundo Político, desparecido desde el 22 de mayo de 2004”, recuentan.

Luego criticaron que  el Estado sigue dando muestras de que en Guerrero hay ciudadanos de primero y segundo nivel. “El caso más reciente es el del diputado priista Olaguer Hernández Flores, privado de su libertad el 9 de mayo pasado. Para su búsqueda, todas las corporaciones federales y estatales desplegaron un operativo especial que incluyó la colaboración de cientos de elementos”.

Casi al final del escrito se hace un llamado enérgico a la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos en contra de la Libertad de Expresión de la PGR, para que en Guerrero se designe a un fiscal especial que investigue este caso y todos los pendientes de esta índole.

“No permitiremos más omisión ni simulación de los gobiernos. Estaremos vigilantes del desarrollo de la investigación y que en ésta no se descarte ninguna línea; lo que incluye su quehacer periodístico”, se advierte al final del comunicado.

Después de la marcha por la justicia por Jorge Torres Palacios. Foto: Flor Miranda
Después de la marcha por la justicia por Jorge Torres Palacios. Foto: Flor Miranda

Antecedentes…

Torres Palacios fue “levantado” el jueves pasado por un grupo de hombres armados, a las afueras de su casa en la colonia Coloso. Desde entonces permanecía desaparecido y en Zihuatanejo, Acapulco, Chilpancingo, Iguala y Ciudad Altamirano; reporteros realizaron movilizaciones para exigir su aparición con vida, al considerarlo miembro de este gremio por su trayectoria.

La familia por su parte se movilizó y acudió a las instancias de gobierno correspondientes para solicitar ayuda y exigir la realización de operativos que pudieran dar con el paradero del comunicador.

Sin embargo, pasadas las 14:00 horas se corrió la noticia de que el cuerpo de Jorge Torres había sido encontrado sin vida, al parecer mostraba huellas de tortura y estaba semienterrado en Plan de los Amates. La familia confirmó el hallazgo más tarde.

Ya casi caída la noche, Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) confirmó el hallazgo.

Mediante un comunicado de prensa explicó que la Fiscalía Regional de Acapulco a través del Ministerio Público adscrito al sector Costa Azul, localizó en una fosa clandestina atrás del panteón de la localidad de Plan de los Amates.

“Ahí estaba el cuerpo sin vida del periodista Jorge Torres Palacios, ordenando a personal pericial su traslado al Servicio Médico Forense (Semefo) para la práctica de la necropsia de ley”, se detalló. (Agencia Periodística de Investigación).

Militares tomando fotos y vigilando a periodistas. Foto: Flor Miranda
Militares tomando fotos y vigilando a periodistas. Foto: Flor Miranda

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *