Policía comunitaria de Olinalá teme una masacre por militares

Primer diálogo entre la Policía Comunitaria de Olinalá y representantes del gobierno del Estado. Foto: Sergio Ferrer
Primer diálogo entre la Policía Comunitaria de Olinalá y representantes del gobierno del Estado. Foto: Sergio Ferrer

OLINALÁ, Guerrero.- La Casa de Justicia El Paraíso, del Municipio Ayutla de los Libres, ha enviado un comunicado público en el que denuncia al presidente municipal de Olinalá de estar vinculado a personas que trafican estupefacientes y de incitar directamente a los pobladores a armarse contra la Policía comunitaria. En el comunicado se insiste aclarar la manipulación que el gobierno del estado de Guerrero y la alcaldía hacen de la Policía comunitaria y alertan de un posible enfrentamiento con sicarios contratados por las autoridades.

En el comunicado se denuncia la intimidación de un grupo de militares armados que estuvieron en la casa de la comandante Nestora Salgado, coordinadora regional de la Policía comunitaria de Olinalá. Los militares golpearon paredes, se subieron al techo de su casa y estuvieron apuntando a la población con sus armas. Y la oficial ha denunciado varias veces el acoso y la intimidación a los medios con los nombres de los autores del delito.

Los Ángeles Press, por medio de su corresponsal Sergio Ferrer, ha dado puntual seguimiento a los sucesos de violencia contra las comunidades indígenas en La Montaña y regiones aledañas. Estos hechos no sólo han sido desestimados sistemáticamente por el gobierno mexicano, en sus diferentes niveles, sino que han usado a las fuerzas del estado, ejército y Marina, para acosar a la población, hechos que dieron pie a la organización y coordinación de la Policía comunitaria.

Contrario a lo que afirma el gobierno, el comunicado de la Policía comunitaria deja en claro que su trabajo es un servicio de seguridad pública voluntaria, de valor y honestidad para el pueblo, formada por el pueblo. Su persistencia en terminar la impunidad de los funcionarios y delincuentes aliados a éstos, es lo que ha despertado el enojo de las autoridades priistas y seguidoras del gobernador Ángel Aguirre.

(Redacción LA Press)

Comunicado público

A los pueblos todos

A los medios de comunicación

Nuevamente enviamos nuestra palabra esperamos que abran su corazón.

Somos la esperanza de millones de mexicanos, porque tenemos la razón. Actuamos con el verdadero sentimiento de protección, porque estamos dispuestos a defender con toda nuestra existencia un mundo mejor. Ése es nuestro sueño, y no nos convence otro camino: todos, brazo con brazo y hombro con hombro, lograremos nuestro objetivo‚ porque un gigante ha despertado, y aunque todo torpe da sus primeros pasos no deja de ser un gigante; aprende rápido y nadie lo para.

Les informamos que de manera irresponsable las autoridades de los tres niveles de gobierno como siempre se han agrupado para agredirnos‚ las fuerzas de la Policía Estatal‚ Marina y Ejército Federal tienen sitiado a nuestro municipio y de manera insultante revisan a nuestros grupos de policías comunitarios en los recorridos de seguridad que realiza.

Los empleados del ayuntamiento encabezados por el presidente municipal, Eusebio González Rodríguez y C. Juan Mancilla Rendón, quien encabeza el mal llamado Comité del Consejo de Seguridad y Vigilancia‚ colaboran con el grupo formado por Mario Ponce Reyes‚ Arsenio Coronel -alias El Cotorro-‚ Octavio Rendón -alias La Panocha-‚ Justo‚ Primitivo Jiménez y Omar Jiménez,  secretario del Ayuntamiento.

Todos ellos tienen un historial delictivo como distribución de estupefacientes‚ relación con sicarios‚ robo y secuestro, entre otros. A su vez, utilizan los programas sociales para pagarles salario a diario y se han dedicado a engañar y acarrear a gente de comunidades, incluso no pertenecientes a este municipio para que vengan agredirnos. En el transcurso de la tarde de ayer, estuvieron llegando camionetas con civiles armados con rifles de alto poder. Los informes que nos han hecho llegar diferentes personas de que están contratando sicarios para atacarnos bajo el auspicio de los grupos de la Marina y ejército, ya que curiosamente en los retenes que ambos grupos mantienen no han detenido a nadie‚ en el ayuntamiento y en casas particulares están concentrando a dichos individuos con la consigna de atacarnos y posteriormente decir que fue un enfrentamiento entre los mismos pueblos, ante lo cual los hacemos responsables a las autoridades de los tres niveles de gobierno de todo lo que pueda suceder.

Ayer a las 00:00 horas, dos camiones del Ejército federal se apostaron enfrente de la casa de nuestra compañera Nestora Salgado, quien a su vez funciona como nuestra oficina, realizando labores intimidatorias como golpear paredes ordenando subir la tropa a la azotea de la casa y utilizando palabras altisonantes tan característicos en ellos. También se dedicaron a estar circulando con sus vehículos de manera permanente en nuestra calle y se metieron en los privados apuntando con sus rifles a todas direcciones. Se retiraron a las 02:15 horas de la mañana, pero dejaron a un grupo de ellos vestidos de civiles que se dedicaron hacer escándalo toda noche para desquiciar a los pobladores.

Con semejantes hechos, alertamos a que volteen los ojos a este milenario pueblo de Olinalá que lo acompaña una historia de lucha y de dignidad en la época Mexica. A todos los organismos defensoras de los Derechos Humanos‚ a las organizaciones sociales‚ a los pueblos‚ que un fantasma se prepara en Olinalá, es el fantasma de una masacre que este sistema corrupto e insaciable no le basta la sangre de los campesinos de Aguas Blancas‚ no le basta la sangre de los Indígenas de Acteal‚ de los Indígenas de El Charco‚ la sangre de los más de cien mil muertes en el régimen Calderonista.

Hacemos un llamado a todas las organizaciones de diferente índole para que hagan acto de presencia‚ denuncien y se solidaricen para evitar otra masacre como ha sucedido en varios lugares del país y del estado a lo largo de la historia.

También les decimos aquellos pueblos que no se dejen utilizar y menos engañar ya que la Policía Comunitaria no agrede a nadie. Su labor es proteger al pueblo y esta del lado de ustedes‚ no son nuestras enemigas las autoridades. Los utilizan sólo para enriquecerse y mañana ni quien se acuerde de ustedes, no les hagan caso.

Pero los poderosos los que siempre nos han humillado, hoy sienten que su mundo de inmundicia e impunidad se les resquebraja, porque tratan de defenderse a toda costa con tal de seguir en la impunidad y seguir haciendo de las suyas como están acostumbrados.

Así mismo informamos por este medio que el presidente municipal de Olinalá fue personalmente a las comunidades a invitar para armarse a toda la ciudadanía y quitar a la Policía comunitaria. Estas armas fueron guardadas en casa de su hermano Enrique González Rodríguez del presidente y se apoyó del Comité que preside Juan Rendón. Por todo esto ponemos en alerta al público en general, para que reflexione sobre los hechos del ayuntamiento llamando a incitar un enfrentamiento con la ciudadanía de los pueblos, y el ejército y la Marina contra la Policía comunitaria CRAC-PC de Olinalá.

El respeto a nuestros derechos ¡será justicia!

Comisión de Prensa de La Casa de Justicia El Paraíso

Municipio de Ayutla de Los Libres, Guerrero

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *