Presos enfermos del penal de Atlacholoaya sufren abandono de autoridades penitenciarias

La interna del Centro de Readaptación Social (Cereso) de Atlacholoaya, en Morelos, Rosaura Rebolledo Ocampo, que solicitó un amparo para recibir atención médica, sufrió complicaciones por el pie diabético que padece, aunado a que otros reos tampoco han sido atendidos y han fallecido.

Por medio de una carta, la interna solicitó un amparo para pedir protección por la falta de tratamiento médico, pues padece pie diabético y denunció que incluso cambió el color del mismo y no hay médicos en el interior del penal, ni tampoco ha sido canalizada con especialistas médicos.

La mujer también reveló que ha padecido complicaciones en la mano por el suero que le inyectaron fuera de la vena, razón por la que ha reclamado la ausencia de tratamiento por parte de especialistas que la apoyen, pues teme que sufra alguna amputación o incluso sea mortal.

De acuerdo con familiares de los internos del penal de Atlacholoaya, el también interno Francisco Andraca falleció por falta de atención médica en el centro de reclusión, por lo que también se registró una riña y se han contabilizado 10 muertos en el interior del Cereso.

Ante la falta de atención médica de los internos con problemas de salud, los familiares de los presos han demandado la intervención de las autoridades penitenciarias para que los atiendan y con ello evitar nuevos decesos.

Los Ángeles Press ha documentado las irregularidades que se han presentado en el penal de Atlacholoaya, en donde ha persistido la falta de tratamiento médico, así como las constantes violaciones de derechos humanos por la falta de higiene y respeto a la salud de los mismos.

Ignacio García
Últimas entradas de Ignacio García (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *