Respuesta familiares de las víctimas del falso caso Wallace que me piden callar

Guadalupe Lizárraga

A los familiares de las víctimas del falso caso Wallace:

Respondo su misiva de manera pública, porque antes de que me la enviaran a mí, ya la había difundido Ricardo Raphael. Lo cual demuestra que ustedes han tomado una posición en su favor con respecto a lo que han llamado “pugna entre periodistas”, sacrificando incluso la verdad de los hechos.

Seré breve y lo más precisa posible:

1.      La intervención de nuevos periodistas, en referencia directa a Ricardo Raphael, en el caso Wallace, no ha avanzado la investigación; por el contrario, la ha obstaculizado, al fabricar testigos para sostener sus inexactitudes. Más aún, manipuló información respecto a la prueba fabricada de la gota de sangre y denostó al Dr. Carlos León Miranda, víctima y testigo clave en la investigación sobre la fabricación de pruebas. Todo esto es público y se encuentra en la Fiscalía General de la República.

2.      Si todos los periodistas que mencionan en su carta, hemos hecho un trabajo excelente, ¿por qué siguen en prisión sus hijos y las autoridades dilatan la justicia?

Anabel Hernández abandonó la investigación en mayo de 2014, incriminó en sus libros Los señores del narco y México en llamas a César Freyre Morales, a George Khoury Layón, a Jacobo Tagle Dobín y a Juana Hilda González Lomelí, sin tener elementos de prueba. En el caso de George Khoury fue despiadada, acusándolo de hasta 40 secuestros y 100 millones de dólares, y además de secuestrador le dice narcotraficante. Lo único que tenía Hernández para hacer esas acusaciones era una copia de un expediente fabricado en el Ministerio Público de Matamoros, Tamaulipas.

José Reveles no publicó ninguna investigación respecto a la falsedad del caso Wallace. El registro de su intervención en este tema es un video en la presentación del libro de Anabel Hernández, en 2012, en las instalaciones de Buzón Ciudadano. Su siguiente intervención fue en diciembre de 2018, en la conferencia de prensa en Cencos, cuando nos acompañó con el padre Solalinde, y cuando presentó mi libro El falso caso Wallace

Ricardo Raphael decidió montarse en mi investigación, a partir de abril de este año. ¿Por qué mentir? ¿Por qué fabricar testigos? ¿Por qué adjudicarse el papel de “investigador” que no tiene y omitir el crédito a mi trabajo, incrementando el riesgo a mi vida, al invisibilizarme? Un periodista que manipula víctimas, que manipula información y apoya al PAN, partido que creó el monstruo Wallace, es parte del mismo problema por el cual sus hijos están en prisión.  

3.      Quienes han puesto “en riesgo el destino de seres inocentes” y “obstaculizado la impartición de justicia” son ustedes mismos, los familiares de las víctimas, al apoyar mentiras y fabricaciones de periodistas oportunistas que hace un año, ni siquiera se daban por enterados de la verdad sobre el caso Wallace. La investigación había avanzado hasta que intervino Ricardo Raphael, un periodista que ha apoyado a Isabel Miranda, desde su creación, que los han ignorado a ustedes, durante 13 años, y ahora utiliza la tragedia de sus hijos para controlar los costos políticos del PAN, montándose en trabajos ajenos.

Por último, me llama la atención que después de cinco años de estar codo a codo, día a día, batalla tras batalla, con ustedes, me pidan a mí que “no pierda de vista lo importante”, en vez de pedirle a Ricardo Raphael que no obstaculice las investigaciones con información inexacta. Llama la atención, que pese a haber puesto en riesgo mi vida por revelar la verdad cuando todos la callaban, ustedes como familiares de las víctimas no se hayan puesto de acuerdo para firmar una carta al fiscal o al presidente, en petición de garantías de seguridad a mi vida, pero sí lo hagan para que yo no defienda mi trabajo frente al plagio y la manipulación de Ricardo Raphael, y a eso llamen “dignidad”.

Más aún, llama la atención que no consideren con el mismo valor la vida de todos y cada uno de los inculpados, directa e indirectamente, que cada familiar solo piense en su hijo o en su hija, sin importarles los derechos y libertades, de otras personas en riesgo. Que piensen que aún con mentiras o verdades a medias, lo más importante es obtener la libertad de sus hijos, a toda costa, cuando esta lucha es por la verdad, porque sólo la verdad hará posible la justicia.

Lamentable.

* * *

Guadalupe Lizárraga

Periodista independiente. Fundadora de Los Ángeles Press, servicio digital de noticias en español en Estados Unidos sobre derechos humanos, género, política y democracia. Autora de las investigaciones en formato de libro Desaparecidas de la morgue (Editorial Casa Fuerte, 2017) y El falso caso Wallace (Casa Fuerte, 2018) ambos distribuidos por Amazon.com

3 thoughts on “Respuesta familiares de las víctimas del falso caso Wallace que me piden callar

    1. Braulia:
      Los he ayudado durante cinco años consecutivos de manera absolutamente voluntaria. Lo único que estoy haciendo es defender mi trabajo y con ello la verdad. Merezco respeto, mi trabajo merece respeto, y lo esperaría de las personas que he apoyado cuando todos les dieron espalda. Incluso tu propia voz hoy es escuchada por este trabajo que yo he hecho. Un detalle más: ¿Por qué Ricardo Raphael ha denostado al testigo clave de la única “prueba” que sostenía a Isabel Miranda? El circo, precisamente, lo están haciendo los panistas, utilizando a los periodistas afines a ellos, para desviar información y controlar daños políticos al PAN que creó este monstruo.

  1. Este caso es emblemático de la impunidad y corrupción imperantes; la justicia sigue de vacaciones, como en el pasado, aun con todo y 4ta. transformación. Quienes de los “grandes” han caído…? Solo toman segundones y operadores para mostrar que se está avanzando. Yo voté por el cambio pero me estoy desilusionando.

Responder a Guadalupe Lizárraga Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *