Revolución y narcopoder en México

Composición gráfica del perfil FB / Juan Ramon Narvaez Otero

Por Alberto Buitre

Para que las cosas cambien en México hace falta una nueva Revolución, se dice mucho. El ex dirigente de la Grupo Popular Guerrillero y baluarte comunista, Arturo Gámiz, quien dirigiera el frustrado asalto al Cuartel Madera, Chihuahua el 23 de septiembre de 1965, decía que la cuestión revolucionaria en México no se contaría por años, sino por décadas. La guerra prolongada de Lenin. De tal modo, podría considerarse al proceso revolucionario de 1910 como una etapa valiosa por demás, pero que en el curso del año 2012, éste aún no termina. Pero existen variantes. Quienes hoy quieran la revolución se enfrentan a condiciones que Zapata, Villa o Gámiz mismo, no se enfrentaron en la primera mitad del siglo XX: el viejo estado burgués, hoy convertido en narcopoder.

El sistema dominante en México es el capitalismo. En su fase de participación mundial, el país aporta sus propias experiencias de capital concentrado a través de los monopolios. Así, cuando se piensa en imperialismo, no sólo se trata de Estados Unidos, sino también de México. Como estado burgués, este país exporta sus propios monopolios, los cuales explotan a trabajadores de otros países, principalmente en América Latina y hasta en Estados Unidos mismo.

Enrique Peña Nieto, Roberto Madrazo, Manlio Fabio Beltrones, con denuncias de vínculos con narcotráfico desde 1994 y Peña en 2012 Foto: red

Cemex, Grupo Carso, Maseca, Bimbo, y por supuesto Televisa, son algunos ejemplos. La supervivencia de estos grupos sostenida en el sistema de explotación mediante el trabajo asalariado que es precarizado mediante la liquidación de derechos laborales, necesita de aparatos de represión que sostengan el modelo y protejan la plusvalía. En el gobierno, los monopolios han encontrado a su coartada perfecta. Ellos son quienes auspician el sistema político y, por tanto, dominan el quehacer del poder público.

La injerencia de este poder prevalece en los tres poderes constitucionales y en los cuerpos armados. Sin embargo, las contradicciones entre sobreproducción y poder adquisitivo que generan las crisis, obligan al capitalismo a buscar nuevos mercados. Por supuesto, uno de ellos es la guerra. El otro, el narcotráfico. Y la combinación de ambos.

El narcotráfico es entonces un mercado más. La guerra, aunque inherente a él, también es un mercado más. En abril de este 2012, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y la Cámara de Diputados estimaron ganancias por 10 mil millones de dólares derivados de “actividades ilícitas”. Suponiendo que no todas tienen que ver con el trasiego ilegal de drogas, la inmensa mayoría de ellas sí son organizadas por los grupos llamados cárteles.

Estos Cárteles se disputan el mercado del narcotráfico y la guerra. Son, en esencia, un monopolio más. Con una virtud aparte: su poder de fuego, su violencia. Éste es un elemento que los empata con los otros monopolios, los cuales obtienen su poder mediante el dinero. Ello es advertido por éstos últimos. Al menos así lo evidencian diversos reportes periodísticos que cuentan que en los años recientes ambos mercados han tejido alianzas de operación.

El último ejemplo de esta alianza se encuentra en la detención en Nicaragua de 18 supuestos trabajadores de Televisa por el ingreso ilegal de 9.2 millones de dólares. Estas personas, entre quienes se encuentra una prima del conductor estelar de noticias de Tv Azteca, Javier Alatorre, serán procesadas por “lavado de dinero y crimen organizado”, según reveló el vocero de la policía nicaragüense, Fernando Borge. Dinero y violencia: la combinación perfecta para la preservación del modelo capitalista. Así en 1910, como en nuestros días. Con la diferencia que el aparato represor basado en las armas que enfrentaron Villa y Zapata no está dedicado a proteger al Estado, sino a los monopolios; y es el régimen, un protector más, sumado a los propios aparatos armados que el narcotráfico, como un monopolio más que se alía y coopta a otros, ha construido con igual o mayor poder que los constitucionales.

Hay quienes desde una perspectiva capitalista, apuestan a la legalización de las drogas. Dicen que así se eliminaría su costo-beneficio, que se arruinando el negocio, se arruina el problema. Pero el problema es más hondo. La elaboración, comercialización y consumo de drogas son producto de la devaluación laboral, cultural y política del pueblo a consecuencia de la imposición del capitalismo como modelo de Gobierno y administración de los recursos nacionales. Del dominio del dinero sobre lo humano.

Y por más que se insista en legalizar, por ejemplo, la marihuana, eso no sucederá pues la legalización de algunas drogas delimitaría un mercado que es inherente al narcotráfico: el de las armas; un negocio aún más redituable que el de las drogas y que apunta a los más alto del poder en Estados Unidos. Ahí está el operativo Rápido y Furioso como ejemplo. Por tanto, la legalización de algunas substancias significaría menos dinero. Claro, los monopolios jamás se arriesgarían a eso.

Por otro lado, la ONU recomienda atacar “el poder financiero” de los Cárteles de la droga, sin considerar –ingenua o perversamente-, que otros monopolios, esos que dominan sobre el aparato público mexicano, invierten en dicho poder financiero. Es “la imposición de los poderes fácticos”, como eufemísticamente describen quienes no se atreven a criticar el modelo capitalista que los impone. Y si son fácticos, es porque el régimen político los protege y, en algunos, casos, hasta los administra.

El capitalismo es el sistema que soporta el estado de cosas en México desde finales del siglo XIX. La inclusión del narcotráfico como nuevo mercado, no significa que el modelo haya cambiado. Escalado su fase imperialista, las drogas y las armas son productos exportados cuyas corporaciones, sin diferencia esencial con las del cemento o las telecomunicaciones, generan miedo, miseria y explotación tanto en México como en otros países. Pedir que las cosas cambien sin querer cambiar el modelo es como pedirle clemencia al verdugo. Esto lo entendieron bien Zapata y Villa en 1910 y Gámiz en 1965. La Revolución, para quien en verdad lo quiera, sigue apuntando al origen de la crisis. Revolución es liquidar el capitalismo.

@albertobuitre

*El autor es Premio Nacional de Periodismo en México y director de la agencia informativa Desde Abajo

 

Guadalupe Lizárraga

Periodista independiente. Fundadora de Los Ángeles Press, servicio digital de noticias en español en Estados Unidos sobre derechos humanos, género, política y democracia. Autora de las investigaciones en formato de libro Desaparecidas de la morgue (Editorial Casa Fuerte, 2017) y El falso caso Wallace (Casa Fuerte, 2018) ambos distribuidos por Amazon.com

13 thoughts on “Revolución y narcopoder en México

    1. PERO HOY PARA MANANA SERA TARDE PILOTOS DE AVION Y MECANICOS INGENIEROS DE AERONAUTICA ES TIEMPO YA LES TOCA HACER PATRIA Y ACAVAR CON LOS POLITICOS CORRUPTOS VIVA MEXICO POR LA LIBERTAD Y JUSTICIA.

  1. Muy de acuerdo con lo expuesto, mientras el Sr Don Dinero sea el que rija nuestras vidas a diario, poco es lo que se puede hacer ya que, aun cuando parezca una utopia, un mundo sin dinero generaria mucha mas riqueza que el actual sistema capitalista, solo que toda la genta, aun los mas pobres, sienten tal dependencia del dinero que la mayoria cree que sin él, practicamente no se puede hacer nada. El dinero y su gran derivado, LA CODICIA y el egoismo son muros que tenemos que derribar para hacer de esta una sociedad justa, pero creo que no hay poder humano existente para cambiar voluntades, en fin, parece que la humanidad esta perdida, ya que, el modelo economico actual esta haciendo quebrar nuestro planeta, y sin él, no hay ser alguno capaz de sobrevivir…triste futuro nos espera.

  2. La farsa 2012.

    Imposición del primer gobierno-narcoestado del siglo XXI en México.

    Ernesto Mckencie.

    ________________________________________________________________________

    La imposición espuria, el asalto a México desde cuatro bandas delincuenciales del poder: Judicial, Legislativo, Ejecutivo y fácticos poderes coludidos está a punto de culminar.

    Nunca en la historia de los comicios presidenciales en México (y en el mundo) se ha hecho tan evidente la corrupta y corruptora acción de compra de millones de sufragios con recursos de procedencia ilícita, delincuencial, pero también de recursos públicos de entidades cuya opacidad en el ejercicio público de esos recursos es una norma consuetudinaria, no menos corrupta, delictiva e impune.

    También, nunca en la historia de los fraudulentos comicios presidenciales en México (1988-2006 y 2012) y en el mundo, un presunto “ganador” ha sido tan despreciado, evidenciado, impugnado, desnudado, ridiculizado por la sociedad organizada a lo largo de cientos de manifestaciones en las principales ciudades de México y del mundo por sus jóvenes, principalmente, y sus redes de comunicación alternativa; y ya depreciado y devaluado mediática, económica, política y socialmente, Las Penas de Montiel, EPN, quienes ya no saben qué hacer con el maniquí prefabricado son sus propios titiriteros y bandas delincuenciales que lo insuflaron; porque el títere está bañado, teñido de rojo y mugre en pleno escenario con los hilos que le impiden simular que avanza: su monólogo nadie, nadie lo cree aunque repita como máquina parlante de un telepromter: la democracia bla, bla, bla, bla.

    Lo evidente. El maniquí ha puesto los reflectores del público en lo que hay tras las bambalinas comiciales: los negocios turbios de lavado de dinero ¿procedente del tráfico de drogas, la trata de migrantes, mujeres y niños, la prostitución, loterías clandestinas, emporios ilícitos? Negocios que administrados desde las entidades donde gobierna el PRI han servido para la compra de sufragios comiciales presidenciales precisamente en aquellas localidades súper, híper marginales; donde no hay acceso a escuelas, universidades, hospitales, trabajo, alimentación digna… prácticamente todas las ciudades del interior del país.

    Otra de las “cosas” que hay tras bambalinas y que al títere se le han enredado entre sus patas son los medios masivos de (des) comunicación social: TARAVIZA Y AZCOLANDIA el emporio duopólico cumbre de la mendacidad, corrupción, engaño y manipulación de conciencias a costa del Patrimonio Nacional: la explotación con fines privados del espacio aéreo mexicano.

    I. Del Lavado de dineros, la Suprema Corte de Justicia de la Nación al IFE-FEPADE-TEPJF.

    Juan Carlos de la Barrera Vite, exsecretario de Estudio y Cuenta del ministro de la SCJN, Sergio Valls, fue consignado el pasado 1 de agosto por estar vinculado a la delincuencia organizada tras recibir recursos procedentes del lavado de dinero suministrando documentos y declaraciones de testigos protegidos a bandas del crimen organizado desde la Subprocuraduría en Investigación Especializada en Delincuencia Organizada. Podría ser consignado hasta por 25 años.

    Pues bien, este antecedente jurisprudencial, si el estado de derecho rigiera parejo, debía aplicarse para aquellos funcionarios de entidades públicas y del propio PRI que: a) utilizaron entidades federativas (Zacatecas, Estado de México, Aguascalientes, Veracruz, Tamaulipas, Michoacán, etcétera) para “lavar” recursos de procedencia ilícita en la corrupta y corruptora compra de votos presidenciales. Caso MONEX-GATE I, II, y III. b) a los miembros del comité de campaña de Peña Nieto, Videgaray, et. al., quienes desde una institución pública, el PRI, adquirieron, compraron, lavaron y distribuyeron por diversos medios financieros, bancarios y de diversa índole mercantil más de ¡¡ 4 mil millones de pesos!! para la compra corrupta y corruptora del sufragio efectivo, en cuentas paralelas, retrianguladoras, (Caso Aquino) a través de Monex, Soriana, HSBC, BANAMEX, BBV, SCOTIA BANK, Banco de México, entre otros bancos y casas de cambio, empresas fantasmas, inexistentes o francamente fraudulentas. Superando los 384 millones de pesos, tope, para gastos de campaña presidencial autorizados por el IFE. O los tres millones, sí, tres millones de boletas comiciales halladas en Arizona, EUA, por el FBI, cruzadas todas para el maniquí candidato, entre muchísimas otras acciones corruptoras, ilícitas tanto constitucionalmente como penadas y sancionadas por la ley electoral.

    Constitucionalmente (ART. 41) tanto el IFE, LA FEPADE, como el TEPJF tienen suficientes pruebas públicas nacional e internacionalmente de diverso carácter en las que se ha estimado que mucha parte de las regaderas que bañaron corruptoramente la compra del sufragio efectivo provino de la narcodelincuencia…y de las administraciones públicas PRI-cámbricas; las elecciones fueron inequitativas, no libres, fueron cooptadas-compradas por una serie de mecanismos corruptores del sufragio efectivo. He ahí el meollo por el cual, al menos, ya nadie, ni sus émulos insufladores de este Maniquí saben qué hacer con él: regaron el sucio tepache de sus dineros por todo el territorio nacional.

    El Interinato presidencial, en un estado de derecho sería, IN-E-VI-TA-BLE

    Pese a que los PRI-cámbricos están despareciendo a sus lavadores financieros y talladores, Videgaray et.al. ya siente (n) el vértigo de sus enjuagues, tallados, percudidos y mugrosos trastes de sus lavanderías: el helicópterazo en que perdió la vida J.A Hinojosa García, el 28 de julio tras despedirse en casa de EPN; o el asesinato que padeció otro metido en el negocio de compra de votos, el secretario de Finanzas del PRI en Puebla; o el que apañaron en Madrid con un familiar del Chapo, del que inmediatamente intentaron negar su militancia, Rafael Celaya Valenzuela, entre una pléyade de exgobernadores (Villanueva, Yarrington, etcétera), hay tantas, tantísimas pruebas documentales, periodísticas, notariales que estos hamponcetes pretenden borrar.
    Así que si la Suprema Corte de Justicia se atreve a consignar a ese delincuente de tercera, Juan Carlos de la Barrera Vite ¿Por qué el IFE, la FEPADE y ahora el TEPJF no aplica esa jurisprudencia e irrestricta aplicación del derecho constitucional y electoral a los cabezas, atracadores del sufragio efectivo que desde la administración pública, los gobiernos de los estados, y todo tipo de lavanderías empresariales, de cambio, fantasmas, bancarias, etc. ejercieron la delincuencia en los comicios presidenciales impugnados por la sociedad mexicana organizada?

    Esa es la pregunta. Esa es la verdad.

    La devaluación, la depreciación, el des-pre-cio, la pérdida de SU VALOR AGREGADO (mediocracia, híper delincuencia organizada arriba) la “mala fama” el desprestigio, la chatarrería, la mendacidad del Maniquí ya es vox populi, también, entre los titiriteros…que ya ni ellos quieren, necesitan, desean ni, lo más grave: ¿lo quieren vivo?

    !!Esa es otra pregunta y otra verdad!!

    ¿Quién y bajo qué condiciones alguien le podrá presumir, aplaudir, si no es bajo un riguroso sistema de complicidad y de contubernio? ¿Qué gente, técnico altamente calificado, profesional destacado, empresario honesto, artista no vendible, científico brillante, ciudadano común, no sentirá todos los temores cuando algunos de sus enviados llamen a su puerta?

    Diría que ya ni los delincuentes de mala fama quieren estar entre sus “amistades”, en la FOTO; firmando y suscribiendo demagógicos, corruptos y corruptores “compromisos notariales”.

    ¿Llegará -y con qué cara, con qué representatividad, con qué dignidad, con qué moral, con qué integridad (si no la de una máscara de la delincuencia organizada)- a ser el representante, el ejecutivo, de los tres poderes de la Nación?
    Entre ellos el de la tremenda corte: La Suprema Corte de Justicia de la Nación.
    Ésa, ésa, es la en-cru-ci-ja-da, señores del otro poder: el Judicial.

    II. La mediocracia caquistócrata.

    Peña Nieto es un delincuente. Consumado desde que absolvió de toda responsabilidad al exgobernador Arturo Montiel en la gigantesca corrupción durante su administración en el gobierno del Estado de México.

    Firmó y pagó convenios de “entrevistas a modo” con “periodistitas” de venta al mejor postor (Joaquín López Dóriga, Mario Ramón Beteta, José Cárdenas, Ciro Gómez, etc.) en Radio Fórmula y TARAVIZA; también hizo un uso indiscriminado de los tiempos y espacios de radiotelevisión Mexiquense, donde era dueño y señor de toda la programación. Abrió llaves, muchas regaderas de dinero mugroso para COMPRAR el sufragio efectivo desde que inició su periodo como gobernador en aquella entidad en todo tipo de revistas de “amor telenovelero”. Encuestadoras a modo, teleopinadores ensobretados por encargo, pagados por adela o con crédito abierto y sin límite, tanto en TARAVIZA como en AZCOLANDIA y sus repetidoras por toda la república.

    Pese a que toda la sociedad mexicana (o casi) está enterada de algún modo de este HÍPER MEGA FRAUDE, el IFE, la FEPADE, o el TEPJF, ignoran que este señor y su equipo gastaba dinero a manos llenas en una radiotelevisión cooptada por la oligarquía más antimexicana, corrupta, analfabeta, caquistócrata que se ha erigido como la gran manipuladora de la opinión pública en México (hasta la SEP les pide asesoría pedagógica). Una censura que sólo permite la uniformidad leguleya; la telenovela como pedagogía de las masas miserablemente empobrecidas de todo el territorio; una olinarquía que suele pasearse de Miami a Santa Fé, de las Lomas de Chapultepec a Disneyworld o Las Vegas; de Can Cún a las Islas Caíman, de Monterrey, Guadalajara a Las Azores o a cuanto paraíso para el lavado de dinero se les cruce en su horizonte sin que se les moleste siquiera con la revisión de maletas en aduanas aeroportuarias administradas por compinches y contlapaches; volando en aviones privados de un sitio a otro y en plena campaña del derroche cinematográfico que funcionarillos como Valdés Zurita el del IFE, la FEPADE, viajaban nomás para bolear zapatos y tomar “aire”.

    La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (no una ley secundaria, la Electoral) fue flagrantemente violada por esas prácticas también híper corruptas y corruptoras. (Art. 41) Si IFE, FEPADE, TEPJF avalan las violaciones en espíritu, en derecho y de hecho de este proceso comicial estarán legitimando a un mercenario delincuencial como representante, también de ustedes: un ejecutivo ungido por la inmundicia procesal y la delincuencia organizada.

    Las Penas de Montiel son ya, el más oprobioso, corrupto, maniquí devaluado de que se tenga memoria en la historia de los fraudes comiciales en México y probablemente ya en el mundo: una vergüenza nacional e internacional.

    Peña Nieto es ya un mercenario cuyas acciones están ya devaluadísimas y que atrae sólo a las ratas de cuello blanco que apostaron con la mugre de sus dineros y…. perderán.

    Peña Nieto y pri-cámbricos que le adocenan insuflándolo, ya tampoco saben cómo deshacerse de él: es un peligro, incluso, para estos apostadores del fraude. Cada día se deprecia aún más (en términos políticos, económicos, y ya devaluado por si en términos sociales y éticos) y no garantiza un mínimo futuro promisorio para el país al pretender ungírsele ahogado en la escoria de oscuros, ilícitos y mugrosos intereses fraudulentos. Los propios ungidores de este maniquí ya desinflado por sus propia ignorancia mendaz (mediocracia duopólica que miente todas las horas de todos los días de todos los años, banqueros que lo abastecen de billetes con sangre o con mugre, empresarios-narcos, políticos iguales pero piiiiioores) ya no saben ni qué hacer con esta pésima inversión que hicieron y que se ha despeñado como un camión de redilas con todos los bueyes a la barranca. Despeñadero que inició un presunto lector de la Biblia no leída y menos profesada en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara y que culminó desenmascarado en su ya histórica visita a la Universidad Iberoamericana, ya en plena campaña: el #yosoy132. Los movimientos sociales le han quitado la máscara: es un delincuente profesional, es un político delincuente que seguramente delinquirá como se ha demostrado de todas las formas y medios de la sociedad civil organizada, y que trágicamente lo seguirá haciendo desde el poder ejecutivo.

    Fue fabricado por una mediocracia cuya cumbre de su creación es la chabacanería, la ladinez de sus protagonistas de pacotilla; cuyo único fin es enriquecer a patrocinadores sin escrúpulos, analfabetas funcionales que medran de modo cínico con las carencias de la gente: venden mierda como si fuera algo comprable; sus noticieros atomizados, mendaces, manipulados hasta el vómito, amedrentadores de la verdad y la realidad compleja en que vive la humanidad en este siglo XXI, bombardeada indiscriminadamente por intereses mercantiles antes que humanos; sus gringas series policiacas dónde los crímenes son las estrellas que estallan a todos en todos los horarios salpicando en el desayuno, la comida o cena de los infantes sorprendidos de tanta escoria e irracional desmadre todos los días a todas horas. Una programación carente de humanidad, de talento, de autocrítica, de mínimo raciocinio, de mesura, de ciencias, de tecnologías que se cultivan en las pocas universidades y centros de estudio de este país donde la educación de calidad es prohibitiva para mujeres y hombres jóvenes, pero también maduros. Una televisión que siempre entretiene, luego entretiene y finalmente sólo entretiene con burradas comicidades del peor gusto y peores parlamentos que sirven solo para envilecer aún más la triste realidad de la sociedad a la que se le niegan derechos básicos en un estado presuntamente democrático, como la educación de calidad (no con grupos en primaria de 50 alumnos por profesor), la alimentación, la salud, la vivienda y el trabajo con salarios dignos. Mientras hasta el delirio son enriquecidos empresarios, comercializadoras, actorcillos y actorcillas, productores de bisutería, despilfarro, engaño y mil veces de veces mendacidad, basura, escoria.

    La sociedad mexicana no merece, ni permitirá el ungimiento de un bisutero ya depreciado, despreciado, evidenciado y cada día más incapaz de tomar las riendas históricas de una nación sumida en el peor de sus momentos.

    La tragedia que se cierne sobre la sociedad mexicana para los próximos años no tendrá márgenes ni abismos dónde pararse si el TEPJF avala, legítima a este delincuente de cuello no tan pulquérrimo y de antecedentes que se remontan a los más oscuros horrores perpetrados desde ese su partido contra la natural evolución histórica del pueblo de México (1968, 1971, 1985, Acteal, Aguas Blancas, el Bosque, Atenco, y un largo etcétera y los más de cien mil crímenes, huérfanos, sin nombre, viudas y desamparados durante el infame y aún impune gobierno PRI-Pánico, el de FOX y FECAL, con su inconmensurable y detallado etcétera).

    ¡¡Ya nadie (ni sus mercenarios comprados, cómplices del aquelarre comicial, PRI-cámbricos impostores) quiere a LAS PENAS DE MONTIEL!!

    ¡¡Yo tampoco!!

    México, desde mi todavía México, agosto de 2012.

  3. Al diablo la ley que proteje a os gobernantes, y les da impunidad, se tiene que castigar, enjuiciar a lis malos goberbantes, uno, a uno, solo asi podremos, tener mas control, ante sus robos, estafas, abusos y demas…

  4. COCINEROS Y GUARDAESPALDAS PILOTOS INGENIEROS MECANICOS DE AERONAUTICA DE PENASALINAS Y DE POLITICOS CORRUPTOS LA HORA A LLEGADO DE VENGAR ALA PATRIA MEXICANA Y HACER JUSTICIA POR NUESTRAS PROPIAS MANOS.

  5. We. donde esta el ejercito? la policia?.. segun el deber de estos es defender al pueblo.. ellos mismos vienen del pueblo… somos hermanos todos estamos del mismo lado. Aqui hay 2 facciones, El Pueblo (nosotros) vs Gobierno(empresarios, narcos y expoliticos). Pero que jodidos hace el ejercito?, la policia?, todos nacimos en el pueblo, somos gente del pueblo, gente que tiene que trabajar a diario para lograr sobrevivir, pero la policia nos ataca.. ataca a su propia sangre, ala gente que debe de defender es al pueblo , para eso estan, por ese ideal entraron ala policia, y mucho mas el ejercito.. estan para defender ala nacion, ala gente de esta nacion, pero no se han dado cuenta de que la invasion es ya fue y es desde las entrañas dela nacion.. que ellos mismos piensen en sus familias.. Un dia, gracias a su cobardia, falta de honor, veran que la desgracia tambien los alcanzara y se arrepentiran de cuando el pueblo podia hacer algo, y ellos unidos con todos nosotros podiamos haber hecho algo para salvar al pais..
    No se dejen manipular.. el himno nacional lo dice..todos somos hijos de esta nacion, y nuestro deber es defendernos.. pero no dejen que ellos los manipulen, ellos estan encantados, viendo como la policia (gente que viene del pueblo) se pelea con mas gente del pueblo. Y ellos en sus casas, seguros porque sus obejas se pelean entre ellas y se nulifican, y ellos con sus planes en viento en popa..esto es un llamado a que todos se unan, somos mas!. ellos tendran dinero, y poder, pero nosotros somo 90 millones, vs 500mil personas que tienen el poder.. Por dios! que estamos esperando seamos un ejemplo para el mundo que incluso en el peor de los casos, el mexicano se levanta se quita su zarape, se pone bien las botas, se ajusta su sombrero y lucha cuando es debido..

  6. Wonderful submit, very informative. I wonder why the other experts of this sector don’t notice this. You must continue your writing. I am sure, you’ve a huge readers’ base already!|What’s Taking place i am new to this, I stumbled upon this I’ve found It absolutely helpful and it has aided me out loads. I’m hoping to give a contribution & assist different customers like its helped me. Great job.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *