Solidaridad con las presas políticas de Pussy Riot

Yekaterina Samutsevich, Maria Alekhina and Nadezhda Tolokonnikova esperando en cuarto de la Corte. Foto: AP Photo/Sergey Ponomarev)

Ser feminista no es ser criminal

 La unidad es necesaria, no sólo en las redes sociales, también en la energía que se mueve en el mundo, en el sentimiento, si hemos de estar de acuerdo con la búsqueda de la evolución humana no robotizada. (Sergio Ferrer)

Después de emitir una protesta feminista a través de una canción a manera de reclamo ‘Punk’ en una catedral a cargo de la iglesia ortodoxa en Rusia en contra de las políticas sexistas de Vladimir Putin y tras una lista de presentaciones incómodas en lugares públicos en las cuales critican un régimen autoritario, tres integrantes de la banda activista PUSSY RIOT fueron detenidas y encarceladas desde febrero pasado.

Ahora, aunque fue liberada Yekaterina Samutsévich, continúan presas Nadezhda “Nadya” Tolokonnikova y Maria “Masha” Alekhina, jóvenes que igualmente retratan en sus canciones su visión sobre la situación de las mujeres en Rusia. Ambas han sido condenadas a dos años de cárcel en prisiones distintas y en regiones apartadas de sus hijos e hijas.

Los cargos que les imputó el estado ruso son por “vandalismo e incitación al odio religioso”, mientras que las acusadas han declarado que estaban expresándose en contra lo que no les parece correcto.

Durante sus presentaciones Pussy Riot se cubre el rostro con pasamontañas. Uno de los lazos de la resistencia mexicana que no nos dejan caer. Ya hace años que la comandanta Ramona lo usaba, las mujeres zapatistas lo siguen usando, y más recientemente en comunidades del estado de Guerrero, la gente se tuvo que cubrir el rostro para evitar ser reconocida por criminales a los que habían expulsado de sus pueblos, hartos de la delincuencia organizada.

Quizá para algunos sea una coincidencia trivial, sin embargo, la mano dura del estado es para callar las voces creativas y valientes que se alzan para exigir un alto a la depredación de los poderosos a los más vulnerables. En México, está viva la lucha, y con ésta la reacción represora no se hace esperar como parte de las actividades cotidianas del viejo régimen con máscara de tiempo nuevo.

Basta recordar el 1 de diciembre durante las manifestaciones de repudio al actual presidente impuesto de México, Enrique Peña Nieto, cuando más de 70 personas fueron arbitrariamente detenidas con violencia e incluso sufrieron lesiones permanentes, incluida la pérdida de un ojo y otra con lesiones cerebrales.

Además, existe en este país la severa represión contra periodistas que ejercen libertad de exprsión al hacer su trabajo y contra activistas que reclaman respeto por los derechos humanos de quienes han sido vulnerados. Sus vidas están en permanente riesgo.

Parte de esta realidad vivimos los machismos mundiales, como la represión a la mujer en Medio Oriente, las violaciones tumultuarias en la India, las desapariciones de mujeres en Juárez, la violencia contra la mujer aquí en La Montaña, Guerrero, las inmolaciones de jóvenes tibetanas ante la represión China, las mutilaciones genitales a las mujeres de África… la lista podría seguir indefinidamente por todas las niñas explotadas y las mujeres que ya no alcanzaron a alzar la voz.

Es por eso que a la distancia y con el valor que otorga la vida humana dependiente de la Tierra, del sol, de los seres vivos y los elementos para existir decimos:

!Libertad a las presas políticas!

!Libre María, Libre Nadezdha!

!Libre Mumia Abu Jamal!

!Libre Pathistán, y todos los presos injustamente por ejercer su libertad de expresión!

¡Solidaridad y amor hermanas! Desde nuestro lugar y pasando por casos de represión e intimidación en mayor o menor medida, queda constancia de nuestra búsqueda de justicia.

Kukulkan Sonido Antisistema: De Tlapa con amor.

Los Ángeles Press

Sergio Ferrer (Guerrero), Guadalupe Lizárraga (Los Angeles), Michelle Gastélum (Baja California), Carlos Rubalcaba (Chihuahua), Vinicio Chaparro (Chihuahua), Rebeca Murray (New York), Rubén Marchan (Orange County), Francisco Ramírez (New York), Gustavo Daniel Pescetta (Argentina), Antonio Hermosa Andújar (Andalucía), Javier Juárez (Alcalá de Henares), Kavhita  S. Bender (Basel, France), Francisco Belmont -Juanito Guanabacoa (Japón).

Guadalupe Lizárraga

Periodista independiente. Fundadora de Los Ángeles Press, servicio digital de noticias en español en Estados Unidos sobre derechos humanos, género, política y democracia. Autora de las investigaciones en formato de libro Desaparecidas de la morgue (Editorial Casa Fuerte, 2017) y El falso caso Wallace (Casa Fuerte, 2018) ambos distribuidos por Amazon.com

2 thoughts on “Solidaridad con las presas políticas de Pussy Riot

  1. mmm me encantaria que pussy y otros colectivos como FEMEN que se revindican feministas ,protestaran contra el gobierno enemigo de las mujeres con mas asesinatos de mujeres en el mundo ,en donde el feminicidio tiene la colaboracion de las autoridades ,me refiero a la kakocracia que depreda Mexico,mientras ellas protesten contra los gobiernos de rusia o iran para mi seran solo satelites de la otan y los nazionistas. he dicho ¡¡¡

  2. La fuerza epistolar se ha ergido en solidaridad… y avanza a medida que este espacio alternativo alcanza nuevos horizontes.
    Hoy en Japón iniciamos una campaña de información y se sumarán todos aquellos que tienen la convicción de que la Resistencia es la respuesta global de los mundos desplazados… es la INTERPELACION que llegará a ser pronto un PODER CONSTITUYENTE, en tanto se refuerzan las bases de una cultura propositiva, incluyente crítica y desde todos los frentes en que haya defensores de la vida con dignidad alrededor del planeta.
    Juanito Guanabacoa. Enero 2013 desde Japón, el NIHON-koku del sol naciente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *