Trata sexual a manos de autoridades, práctica común en México

Encuentro Nacional de Autodefensas en Ciudad de México. Foto: Círculos de estudios Centro Histórico
Encuentro Nacional de Autodefensas en Ciudad de México. Foto: Círculos de estudios Centro Histórico

Por Sergio Ferrer

CIUDAD DE MÉXICO.- Ocurrió en el barrio de La Merced, allí un joven rescató a una niña de ocho años de su tratante, un ex policía que rentaba a la menor de edad a otros policías para ser violada. Al llevarla a un refugio la niña se resistía a quitarse la blusa para bañarse. La razón, tenía la espalda llena de marcas hechas por su explotador que también a mordidas le arrancó el clitoris. ¿Qué se hace con esas historias? Pregunta secamente la periodista San Juana Martínez.

La periodista participó en el Primer Encuentro Nacional de Autodefensas Ciudadanas realizado en el Polyforum Siqueiros el martes 28 de mayo, al cual acudieron representantes de las autodefensas de Michoacán, defensores de derechos humanos, religiosos como el padre Solalinde de Hermanos en el Camino que atiende a migrantes, políticos y activistas que se consideran autodefensa ciudadana.

Martínez planteó la situación de la trata de personas, apuntó que hay vínculos que ligan este mal con diputados y senadores, asimismo señaló que son cuatro cárteles los que principalmente practican esta acción criminal: los Zetas, el Cartel del Golfo, Nuevo Milenio y los Caballeros Templarios.

Los criminales lucran con los cuerpos de las mujeres, se calculan alrededor de 12 millones de víctimas en el país, es el negocio más redituable después de las drogas, la trata incluye niñas que son prostituidas -haciendo la aclaración que la prostitución es cuando mujeres ejercen el trabajo sexual sin proxeneta, es decir sin tratante- acotó Martínez.

Mujeres, adolescentes o niñas son víctimas de secuestro o de engaños, en la trata de personas el 79 por ciento es para explotación sexual, 3 por ciento para el tráfico de órganos y el restante 18 para explotación laboral.

Esta situación va de la mano con las desaparecidas y los feminicidios que se han incrementado hasta en un 680 por ciento en lugares como Nuevo León y el noreste del país. De la trata sexual 40 por ciento son mujeres migrantes principalmente de Honduras, en Veracruz hay seis mil desaparecidas sin embargo no se ha declarado la Alerta de Género, ante esto, Sanjuana Martínez se declara autodefensa en la búsqueda de justicia para todas las mujeres que diariamente son víctimas de trata y los abusos a sus derechos humanos que esto conlleva, una lucha social civil.

Otra de las ponencias del encuentro fue la del obispo José Raúl Vera López, quien tras recordar que ra bueno leer la biblia dijo que aunque no se coloca un letrero de defensor de derehcos humanos sí de una persona que ejerce su fe cristiana que defiende a los esclavos, a quienes les arrebatan la paz y su derecho a progresar, a vivir una vida de paz.

Vera López considera que está en una búsqueda para que “las víctimas se conviertan en sujetos que transformen la sociedad”, la construcción de un solo sujeto social. Por otra parte dejó claro que la violencia viene del Estado y teniendo de fondo aplausos de los asistentes, recordó el artículo 39 de la Constitución ante los intentos y ataques para despojar al país de su soberanía y llenarlo de pobreza y narcotráfico.

El obispo atajó que se está autodefendiendo del gobierno porque son pillos que a su lado, el Chapo Guzmán parece una hermana de la caridad. El clérigo señaló que ha recorrido estados como Chiapas donde vivió un tiempo o Guerrero, en cuya caravana escuchó el clamor de familiares de víctimas en Ayutla de los Libres o en Acapulco cuando la familia de Rocío Mesino, líder campesina asesinada, le entregaron el archivo con los antecedentes de la mujer victimada el año pasado.

“Todas las mujeres somos autodefensas”

La maestra, activista Talía del Carmen Vázquez Alatorre sufrió una violación tumultuaria en 2011, tres sujetos del círculo cercano de Felipe Calderón Hinojosa la vejaron durante ocho horas, solo fueron detenidos dos, uno de ellos, Juan Iván Pérez Lever apenas alcanzó una pena de dos años.

La mujer relató en el encuentro nacional que han interpuesto un amparo ante la SCJN porque la justicia ha dicho que no se puede probar la violación aunque se cuenta con un expediente de miles de fojas, por lo cual acudira a los tratados y protocolos internacionales que ha firmado México en la búsqueda de justicia.

Vázquez Alatorre reprochó que mientras Roberto Gil, presidente de la Comisión de Justicia del Senado debate leyes a favor de las mujeres a ella la acusa de daño moral. Al ser la violación sexual una herida abierta, la activista afirmó que se declara autodefensa de las mujeres violentadas.

En el país 80 por ciento de las mujeres han sufrido algún tipo de violencia, cada 4.6 minutos una mujer es violada en México, del registro de 112 mil casos solo 2.3 por ciento es investigado, los demás permanecen en la impunidad, apuntó.

México es de nosotros, no al desarme, aseguró al término de su participación.

A la mesa también subió a petición del periodista Javier Solórzano, Bruno Plácido Valerio, cofundador de la Policía Comunitaria de la Costa-Montaña de Guerrero y actualmente líder de policías ciudadanas de la UPOEG. En el público se encontraban integrantes de la Policía Comunitaria de Olinalá que llevaban una carta la cual finalmente no pudo ser leída a los asistentes, acerca del caso de la presa política Nestora Salgado y otros 12 comunitarios que permanecen encarcelados.

Uno de los testimonios de políticos corrió a cargo de Jaime Rodríguez, “El Bronco”, ex alcalde de García Nuevo León que sobrevivió al ataque a su camioneta que recibió 2 mil 800 impactos de bala.

Rodríguez recordó que su hija de dos años fue secuestrada en su primer día de campaña, uno de sus hijos fue asesinado pero decidió combatir a los zetas con su “programa Águila” con el cual ciudadanos denunciaban a los criminales, teníamos 7 mil 600 ciudadanos policías, dijo, promoviendo un gobierno en el cual exista la participación activa de la ciudadanía.

Por otra parte, el general José Francisco Gallardo Rodríguez, retomó varios ejemplos de ciudadanos que han emprendido esfuerzos de seguridad como el caso de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC) Policía Comunitaria de la cual indicó que tiene una ley estatal que lo sustenta, un reglamento interno y sustento legal internacional, reiteró que logró abatir el crimen en un 90 por ciento pero, “esto no le conviene al gobierno, a las trasnacionales que quieren llevarse los minerales, los bosques, hablando específicamente de Guerrero”, aseveró.

El general Gallardos propone la creación de una Guardia Nacional, hace 20 años lo propuso pero fue encarcelado nuevo, dicha guardia agruparía a las autodefensas y permitiría un ejercicio civil de justicia, antes de entrega dicho proyecto a Mireles e Hipólito Mora, recriminó que aunque el gasto en el Ejército se incrementó en un 800 por ciento, tiene 18 mil quejas por violaciones a derechos humanos.

También destacó que el Ejército no debe intervenir en el ejercicio del poder civil, por ejemplo, no deben hacer campañas de vacunación, ni aplicar el Plan DN3, porque eso hace que el Ejército inhiba los avances en la democracia de Estado al no ejecutar las funciones para las que fue creado.

la foto 4 (1)
Miembros de la Policía comunitaria de Olinalá Guerrero. Foto: Sergio Ferrer

Hipólito, Goyo, Mireles

Las últimas participaciones fueron para líderes de las autodefensas en Michoacán, el primero fue Hipólito Mora quien fuera exonerado de la acusación de participación en un doble asesinato.

Mora de sombrero y vigilado por su guardia personal, contó que en su pueblo no dejaban cortar limón, los Caballeros Templarios tenían dominada la zona y con tristeza vio que su hijo mayor se tiraba diario a la hamaca sin esperanza porque en la empacadora le decían que no necesitaban el cítrico. Fue así que un día decidió acudir para dar la cara a los criminales con un reducido grupo en La Ruana.

Después de la anécdota, Mora señaló que lo que más le preocupaba eran los jóvenes autodefensas encarcelados por lo cual le pidió humildemente al presidente Enrique Peña Nieto dejar libres a los presos que diario ganaban de 100 a 200 pesos al día y ahora pesa sobre ellos cargos de delincuencia organizada.

Tras reiterar la petición de la liberación de los integrantes de las autodefensas, el líder que inició el 24 de febrero un movimiento de autodefensa que abarca ahora 34 comunidades de Michoacán aseguró que no se rajarán y combatirán al crimen en Michoacán e incluso en todo el país.

En la penúltima intervención Gregorio López sacerdote de Apatzingán, afirmó que no están por partidos políticos, por religión, por logíao por conveniencia sino por la honorabilidad, indicó que se forma parte de una organización comunitaria en la cual no se están levantando en armas sino procurando que alla tranquilidad en los pueblos.

Del caso de los jóvenes autodefensas que están presos adelantó que están juntando cartas de antecedentes no penales porque le consta que son inocentes.

La última participación corrió a cargo de José Manuel Mireles Valverde, que destaca por su estatura y clásico sombrero negro. El médico cirujano se quitó su camisa y se colocó una playera con el lema de respaldo al movimiento nacional de autodefensas y el mapa de la República Mexicana con los colores y escudo de la bandera nacional.

Mireles Valverde contrastó que cuando el comisionado de seguridad anunciaba que todo estaba bajo control fueron encontradas varias personas ejecutadas. En un intermedio dedicado a la prensa les pidió a los periodistas no publicar lo que dicen desde la oficina sino acudir a las comunidades, aunque después agradeció a quienes si fueron y les tocaron emboscadas como la del 26 de octubre en Apatzingán o la del 29.

El líder michoacano desmintió que haya sido destituído y aseguró que permanecen 34 comunidades organizadas en las autodefensas, calificó de teatro el decir que ya se pacificó Michoacán cuando el día anterior hubo siete ejecutados en municipios donde ellos no tienen el control.

“Me quité la máscara para hablar por los muchachos que combatían con pocos cartuchos, con diez, en tanto que los criminales traían chalecos repletos de cargas”, aún así destacó la anécdota del niño de 14 años que con una chispeta logro derrotar a seis camionetas pegándole al chofer de la primera.

Mireles Valverde reconoció la labor de los que llamó compañeros de la meseta Purépecha, -en referencia a Cherán municipio autónomo indígena que plantó guardias comunitarias en contra de talamontes- que ganaron la controversia constitucional con la que se respetan sus derechos indígenas, reconociendo su representatividad ante el estado de Michoacán.

El líder de la autodefensa de Tepalcatepec, reiteró que fue Hipólito Mora quien prendió la mecha de una lucha social, porque no somos guerrilleros, dijo, no tenemos capacitación y tras señalar el trabajo de sus escoltas a quien llamó hermanos que dan la vida por él y el por ellos, apuntó que el padre Goyo no dijo que diario tiene que ver como alimentar a los 4 mil 800 huerfanos de Apatzingán, ni las 2 mil 500 viudas, ni Mora habló de las familias que necesitan un sustento y alimento mientras que sus esposos están encarcelados.

“Nuestra lucha no es contra el Estado Mexicano ni el Gobierno Federal es contra el crimen organizado y la falta de segurida pública”, replicó Mireles Valverde respecto al movimiento y explicó que el Frente Nacional de Autodefensas no quiere guerra sino despertar la conciencia mexicana.

Mireles Valverde criticó que los quieran desarmar y atajó ¿porqué no primero desarman a los criminales? Para después evidenciar al gobernador Fausto Vallejo que le respondió cuando le pidió ayuda ante el secuestro de su hermana que era un simple ciudadano en un puesto de gobierno.

Luego de replicar que ellos avisaron que Chucho Reina era templario leyó un documento en el cual aseguran que su movimiento es por las mujeres, por los migrantes, los militares, contra la trata de personas, los secuestros, por los derechos humanos, la seguridad personal la no tortura e incluso citó a Nelson Mandela para después aclarar que “no queremos insurrección armada nacional, queremos insurrección de concienca porque sabemos lo que pasa en el Estado de México, Tamaulipas, Chiapas, Guerrero…”

Mireles Valverde afirmó que buscan la seguridad pública y el acceso a la impartición de justicia, también legalizarse en una Guardia Nacional como una fuerza civil democrática, federal y republicana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *