Un presidente que “no entiende que no entiende” su propia corrupción

MEXICO CITY, MEXICO - FEBRUARY 11: Enrique Pe?a Nieto President of Mexico carries the FIFA World Cup Trophy during a presentation as part of the FIFA World Cup Trophy Tour on February 11, 2014 in Mexico City, Mexico. (Photo by Miguel Tovar/LatinContent/Getty Images)
Enrique Peña Nieto President of Mexico carries the FIFA World Cup Trophy during a presentation as part of the FIFA World Cup Trophy Tour on February 11, 2014 in Mexico City. (Photo by Miguel Tovar/LatinContent/Getty Images)
Ricardo V. Santes Álvarez
No one is going to tell me that it was a simple coincidence, this American attack two days before the elections of Fifa. It doesn’t smell good […] Why would I step down? That would mean I recognise that I did wrong. I fought for the last three or four years against all the corruption.
(Re-elected FIFA president Sepp Blatter, The Guardian, May 30, 2015)
Muchos lo advirtieron. Algunos llegaron, incluso, a cuestionar directamente al presidente de sobre el grave problema de corrupción que había permeado todas las áreas de su gobierno. Personalidades influyentes sugirieron que su renuncia era lo mínimo esperable; porque el problema crecía y le envolvía. Y su permanencia en el cargo, más que alternativa de solución, significaba un obstáculo para sanear las cosas que se han hecho mal a lo largo de su gestión.
En todo momento, él rechazó cualquier posibilidad de ponerse al margen. Por el contrario, propuso que un órgano supuestamente independiente realizara una profunda investigación del asunto, llegando hasta sus últimas consecuencias. Topara donde topara.
Pese a cualquier intentona de matizar la crisis, el daño estaba hecho; la credibilidad del presidente y la de su gabinete quedaron en el suelo. En el extremo, el escepticismo incontenible trascendió naturalmente las fronteras. Con el paso del tiempo, ha quedado evidenciado que medios y figuras internacionales han mantenido la mirada en los eventos suscitados, y que el cuerpo ejecutivo se ha revuelto como gato boca arriba, tratando de evadir críticas y desaprobaciones.
El meollo del asunto radica en que los puestos de relevancia han sido ocupados por personajes cuyo mayor mérito es ser afines al presidente. Cercanísimos de muchos años, compañeros de parrandas y tropelías, quienes por supuesto han sido cobijados por el jefe, el amigo. De esa manera, la gran familia en el trono acrecentó fortuna, en la justa medida que las inconformidades por sus prácticas sucias también crecían.
Analistas preocupados tratan de explicar cómo es que el conocido personaje y su grupo pueden permanecer ahí, incólumes, con un poder que pinta indisputable. Concluyen que el secreto es la existencia de un sector numerosísimo de pequeños apoyadores que les mantienen. Es una chiquillada que levanta el dedo con total entusiasmo cuando el jefe requiere ayuda. A cambio, recibe dádivas y guarda silencio. Es así que, si bien hay actores influyentes que se resisten a continuar con el estado de cosas, al momento de votar, la chiquillada útil los arrasa cuantitativamente; porque en el proceso se aplica al pie de la letra la premisa de “un miembro, un voto”.
Aunque, recientemente, algo se ha empezado a quebrar. El pasado miércoles 27 de mayo, Sepp Blatter, presidente de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA), vivió uno de los episodios más negros de su carrera al mando de la organización, cuando autoridades suizas desvelaron investigaciones en curso respecto a una serie de actos de corrupción que involucran a sus miembros más encumbrados, y que pueden llegar a él directamente.
Las investigaciones iniciaron en Estados Unidos, donde se dice que los acusados gestaron transacciones delictuosas a través de bancos de ese país. A petición del Departamento de Justicia, se realizaron aprehensiones, y sobre los detenidos pesa la amenaza de extradición, con cargos de fraude, lavado de dinero y extorsión. Las autoridades a cargo aseguran que lo revelado es apenas la punta del iceberg.
El escándalo se conoció a sólo 48 horas de realizarse la elección para renovar o reelegir titular en la presidencia de la FIFA. El ex-futbolista Luis Figo, quien pretendía contender por el puesto, anunció el retiro de su candidatura tan pronto supo del desbarajuste en el organismo rector del fútbol mundial. Michel Platini, directivo de la poderosa sección europea, la UEFA, exigió la renuncia del máximo jerarca con la finalidad de facilitar las investigaciones.
No obstante, en la FIFA también hay un presidente que no entiende que no entiende su propia corrupción. Blatter dijo que no renunciaría; que nada tenía que ver con los hechos bajo investigación; que no podía conocer todas las acciones de los miembros de la organización; y que lo mejor que podía ocurrir es que continuara al frente para así garantizar que los actos ilegales fueran aclarados y el buen nombre de la institución fuera recuperado. Ajá.
En las elecciones del viernes siguiente, Blatter fue reelegido por un período de cuatro años más. Su único oponente, el príncipe Ali bin al-Hussein, de Jordania, declinó en su favor luego de una primera ronda. Sí, el cuasi octogenario mandamás sigue al frente, con su chiquillada de países cómplices: africanos, asiáticos y de la Confederación Norte, Centroamericana y del Caribe (Concacaf), de la que México es parte. La corrupción ha resistido y ha salido triunfante.
Un crítico afirmó que, si Blatter concluye o no su período, tal vez no sea por cuestiones mundanas, como una investigación por corrupción, sino por decisión del altísimo. Como siempre, las incapacidades humanas para lograr justicia y una mejor convivencia se dejan a los designios de alguien superior.
Cualquier semejanza que los anteriores párrafos pudieran tener con la circunstancia mexicana es una desafortunada coincidencia. Con lo descrito, aquella afirmación del clásico, que la corrupción es un asunto cultural, adquiere candidatura de verdad absoluta. Qué decepcionante; porque seguramente será un buen pretexto para que el clásico agregue: “Ya ven, se los dije, sólo los necios no quieren ver que en México vamos bien”.
http://www.ricardosantes.com
@RicSantes

One thought on “Un presidente que “no entiende que no entiende” su propia corrupción

  1. La Revolución de la Conciencia.
    Miguel Hernández Ramírez · ESE
    Festín de lobos

    Eso son las elecciones dentro de nuestra falsa democracia, ¡¡¡por dios!!! ¿Quién cree en esta gran mentira? ¿Quién en sus cinco sentidos y con 2 dedos de cerebro se traga esta farsa?
    Este es el fin de promover el no voto; para no ser parte pasiva de este festín de lobos y de buitres.

    ¿Quiénes se postulan?
    Diputados como lobos, quienes ya fueron diputados, hijos de políticos, la nueva camada de rateros, esposas y putas de políticos que siguen mamando del erario, “oyes Beltrones”, artistas que han servido de papel higiénico de políticos, parientes de ojetees en el gobierno que no se cansan de mamar de la ubre.

    ¿Qué partidos participan?
    El PRI, la mera cuna de lobos y de buitres, de este partido ya ni hablar todo lo malo y podrido que es de conocimiento público y que es el que nutre a los demás Institutos Políticos.
    El PAN, partido de hipócritas, de mochos pero rateros y pendejos, ejemplo las nenas de Madero por todo el mundo a costa del erario, que poca madre no, mientras en las escuelas públicas apenas hay para pagar a los maestros, y con muchas necesidades materiales. Otro espécimen panista lo es, Javier Lozano dando negocios de Pemex a su hermano ¿no es verdad estas ratas aparte de ratas son hipócritas y mochos?
    El PRD, pandilla de tranzas, corrientes, vulgares, rateros de poca monta, una muestra, el tipejo que dirige Iztaparratas; vendía en el tianguis, ahora tiene casa en las Lomas del Pedregal y esta postulado para diputado plurinominal, y su joyita el alcalde Abarca de Iguala ahora preso.
    El PVerde, clan de una familia iniciada por Jorge Emilio González padre y ahora su hijo, el llamado “niño verde” muestra clara del nepotismo en México, Jorge Emilio González el hijo, un asesino encubierto, ejemplo sería que si el mentado partido promueve la cadena perpetua esta sea para tal sátrapa, quien por su gran aporte y colusión con el régimen priista jamás ha sido llamado a declarar por el asesinato de la edecán Búlgara, en sus departamentos de Cancún.
    El o la Morena, una nueva sucursal de exiliados del PRI, del PRD del PT y demás, esta es la gente de que se rodea esta antítesis de partido, el cual solo sirve para dorarnos la píldora de que hay democracia, Obrador nada más se hizo de un partido para seguir mamando del presupuesto.

    ¡¡¡MEXICANOS!!! ¡¡¡MEXICANOS!!! ¡¡¡MEXICANOS!!! ¡¡¡MEXICANOS!!! ¡¡¡MEXICANOS!!! Al grito de guerra.

    No nos engañemos más; la democracia y sus elecciones son un maldito festín de lobos para ver quién se queda con más riquezas de manera ilícita, pensamiento emanado de los caudillos revolucionarios, quienes al ganar la revolución, no pensaron en fundar un País, sino en enriquecerse a costa de lo que sea, y así ha sido desde Obregón hasta Peña Nieto este último versión corregida y aumentada.
    Con las elecciones todos ellos ganan, nosotros no; somos más que alcahuetes si votamos y dejamos seguir la farsa, PROMOVAMOS EL NO VOTO, el sistema lo debemos y lo podemos cambiar todos; necesitamos amalgamar desde las escuelas, la familia, nuestros vecinos, en los trabajos, las redes, en fin amalgamar una sola convicción obligar a los políticos a que dejen el poder y el pueblo asuma las instituciones, si, si es sedición lo que promovemos, por que el estado como tal es una maldita farsa que solo se sirve del pueblo.
    ¡¡¡No votemos¡¡¡ no votos¡¡¡ ya no más ilusiones y vivir de la mentira, desmantelemos esta bazofia ya.
    MHR
    FAH

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *